Publicidad

Estimado estudiante, tus publicaciones te pueden arruinar el futuro

Estimado estudiante, tus publicaciones te pueden arruinar el futuro
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estimado/a estudiante:

Hace poco la Universidad de Harvard anuló la matriculación a varios alumnos de primer curso que habían participado en un grupo privado de Facebook donde se compartían memes ofensivos. El incidente ha provocado muchos debates: ¿Esta justificada la decisión de Harvard? ¿Qué pasa con la libertad de expresión? ¿Los adolescentes conocen los riesgos de las redes sociales?

Trabajo en una escuela de negocios como profesora, consejera universitaria y antigua seleccionadora de nuevos alumnos y he visto cómo las redes sociales se convierten en parte del perfil de un aspirante: un perfil que puede ayudarte o perjudicarte.

Tanto el personal de admisiones de una universidad, como futuros jefes e incluso potenciales parejas sentimentales son cada vez más propensas a buscar tu perfil en las redes sociales y a tomar decisiones sobre ti o incluso prejuzgarte.

Esto es lo que deberías de saber si no quieres que te pase como a los estudiantes rechazados por Harvard.

Adult Business Meeting Business People 1438072 Las admisiones rechazadas por Harvard han abierto el debate sobre la libertad de expresión.

1. Las publicaciones de las redes sociales desaparecen... ¿o no?

Vamos a dejar una cosa clara: tu reputación online la llevas construyendo desde que publicaras tu primer Snapchat: ¿Crees que las publicaciones desaparecen? ¿Piensas que los perfiles privados son privados? Deberías replantearte las cosas.

Puedes que pienses que tu vida y tus opiniones no son asunto de nadie, pero no siempre puedes controlar quién ve lo que publicas. Cada foto, video, tweet, me gusta y comentario puede ser capturado por tus amigos (o enemigos). Es posible que cometas un error con tu configuración de privacidad o que envíes un mensaje a la persona equivocada. De hecho, un rastreador online a veces puede encontrar formas de saltarse la configuración de privacidad y acceder a fotos y mensajes que pensabas que estaban bien ocultos.

2. ¿Es verdad que los futuros jefes y las universidades tienen en cuenta estas cosas?

Es muy probable que los comités de selección de las universidades y las empresas en las que quieras trabajar vayan a inspeccionar tus perfiles en las redes sociales. Según una encuesta sobre el proceso de contratación y redes sociales de CareerBuilder en 2017, el análisis de las redes sociales está por las nubes:

  • Aumento del 600 por ciento desde 2006 en el uso de las redes sociales por parte de los empresas en el proceso de contratación.
  • El 70 por ciento de las empresas utilizan redes sociales para buscar información sobre candidatos .
  • El 34 por ciento de las empresas encontraron contenidos que les hizo llamar la atención o incluso despedir a un empleado.

Es una tendencia que también se puede observar en el caso de las admisiones a la universidad. La encuesta a más de 350 comités de admisiones universitarios realizada por Kaplan Test Prep en 2017 encontró que el 35 por ciento revisaba los perfiles de los solicitantes en las redes sociales. Muchos de los que afirmaban hacerlo decían que las redes sociales habían influido en sus decisiones de admisión.

Nicole Honeywill 1237034 Unsplash

3. ¿Qué buscan los encargados de selección?

¿Qué cosas deberíamos evitar? Estos son algunos de los tipos de publicaciones que me dejaban un mal sabor de boca cuando trabajaba en procesos de selección:

  • Referencias a drogas ilegales y publicaciones de contenido sexual
  • Fotos o vídeos incriminatorios o bochornosos
  • Comentarios profanos, difamatorios o racistas
  • Ataques con carga política
  • Faltas de ortotipografía
  • Quejas y palabrotas: todas esas cosas que no le dirías a un profesor de universidad o a un nuevo jefe.

4. ¿Qué puedo hacer para formarme una reputación en línea positiva?

Recuerda que no todas las redes sociales tienen por qué ser malas y en muchos casos pueden ayudar a los reclutadores a tener una buena idea de tu personalidad y de tu potencial de adaptación. La encuesta de CareerBuilder determinó que un 44 por ciento de las empresas que seleccionaban a candidatos a través de las redes sociales encontraron información positiva que les llevó a contratar a un candidato.

Según mi experiencia, la siguiente información puede ayudar al currículum de un candidato:

  • Tus estudios y experiencias coinciden con los requisitos que busca la empresa
  • Tu foto de perfil y tu descripción son profesionales
  • Tu personalidad y tus intereses se corresponden con los valores de la empresa o de la universidad
  • Tu compromiso con la comunidad o con las organizaciones sociales te definen
  • Comentarios, respuestas o testimonios positivos y alentadores

5. ¿Cómo puedo hacer limpieza?

Documéntate. Tanto la universidad de tus sueños como tu futuro jefe podría buscarte en Google y tú deberías hacer lo propio. También revisa los perfiles de tus redes sociales (también los que hace tiempo que no usas) y elimina cualquier cosa que pueda ser malinterpretada. Recuerda que una vez que se ha visto algo ya es demasiado tarde para borrarlo.

Conclusión: ¿Te gustaría que un futuro jefe, personal de admisión o incluso posible cita lo leyera o lo viera? Si no es así, no lo publiques. Si ya lo has publicado, elimínalo.

Atentamente, tu consejero universitario

Autor: Thao Nelson, Indiana University

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí

Traducido por Silvestre Urbón.

Fotos| Unsplash.com, Pexels.com

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir