Compartir
Publicidad
Medicina femenina y sus tabúes: 9 enfermedades de las que las mujeres podemos hablar más y no lo hacemos
Salud

Medicina femenina y sus tabúes: 9 enfermedades de las que las mujeres podemos hablar más y no lo hacemos

Publicidad
Publicidad

Cada vez somos más conscientes de que los hombres y las mujeres no somos iguales en todos los sentidos y que hay determinadas enfermedades que son patrimonio exclusivo femenino.

Enfermedades que muchas veces mantenemos en secreto porque no terminamos de entender bien qué nos está pasando y nos avergüenzan. Pero que necesitan que se hable alto y bien claro de ellas, no sólo para que reparemos en su existencia, sino porque ese mayor reconocimiento puede ser vital para su diagnóstico y su tratamiento.

Candidiasis

Se trata de una de las infecciones vaginales más frecuentes provocada por alguna de las variantes de la familia candida. Sus síntomas incluyen escozor, irritación de la zona, picazón, inflamación y enrojecimiento de la vulva y vagina, flujo vaginal abundante (blanco y espeso) y dolor en las relaciones sexuales o al orinar. Estos síntomas se convierten en razones por las que muchas mujeres encuentran problemas para acudir al doctor a consultarle sus dudas.

Pero otra de las razones por las que las mujeres tienen problemas para consultar con el médico es porque se tiene la idea equivocada de que se trata de una enfermedad de transmisión sexual, cuando lo cierto es que los factores que pueden provocar la aparición de estos hongos son tan variados como sufrir estrés, llevar una mala alimentación o que haya falta de higiene (este tema sí puede provocar vergüenza).

A pesar del mal rato es muy necesario acudir al ginecólogo para que haga un reconocimiento y ya de paso se puedan descartar enfermedades más graves como la clamidia o la tricomoniasis. El tratamiento de la candidiasis en cualquier caso es sencillo y se utilizan medicamentos efectivos que eliminan los hongos en unos días.

Endometriosis

Gracias a Lena Dunham la palabra endometriosis ya no nos suena a nada raro, pero se trata de una enfermedad desconocida incluso para el colectivo médico y todavía hay una gran necesidad de investigar tanto sus causas como maneras para paliar sus síntomas.

Girls Season Six Lena Dunham 1108x0 C Default

Se trata de una alteración anatómica de las trompas de Falopio y los ovarios que afecta hasta un 15% de la población femenina en edad fértil. Según el doctor Javier de Santiago, jefe del Servicio de Ginecología de MD Anderson Cancer Center Madrid necesitamos investigar el origen y las causas de esta enfermedad, por qué algunas mujeres la padecen y otras no, cuáles son las razones de que se produzca, etc.

No podemos considerar que el dolor de la regla sea normal y que esté normalizado, porque muchas veces está asociado a una enfermedad incapacitante que genera mucha incomprensión en los demás y que se atribuye al histerismo de la paciente.

Moluscos infecciosos

Estamos hablando de una enfermedad dermatológica, cutánea y mucosa, provocada por el poxvirus que puede afectar a cualquier parte de la piel del cuerpo y que no tiene gravedad ninguna, pero que se contagia con facilidad y rapidez (especialmente en ambientes húmedos como las piscinas y vestuarios). Pero en el caso de los adultos se trata en la mayoría de los casos de una enfermedad de transmisión sexual, que puede dar lugar a lesiones en la zona abdominal, el pubis y área genital. En resumen, la razón por la que hay problemas para acudir a consultar al médico respecto a este tema.

Según la doctora Rodríguez, dermatóloga del Hospital Quirón, hasta un 20% de la población europea puede padecer en algún momento la infección. "La piel es un medio de relación. En el caso de los jóvenes se convierte en una patología con potencial estigmatizante dado su carácter de enfermedad de transmisión sexual y a que pueden quedar cicatrices".

Prevenir es importante en este caso, cuidando la piel, hidratándola para mantener sus defensas y mejorar la integridad de la barrera cutánea. Pero si el problema ya ha aparecido es vital informar al médico lo antes posible para evitar la propagación y el contagio a otras zonas del cuerpo. Además, el tratamiento del molusco es sencillo y se hace con diversas técnicas que son poco agresivas.

Infecciones de orina

Es una de las enfermedades más frecuentes entre las mujeres y al menos un 70% han sufrido un episodio de cistitis en su vida. La razón se debe a que la uretra en su caso está más cerca del ano y la vagina es una zona más amplia y húmeda, lo que permite que las bacterias que van a ser expulsadas con las heces y otros microorganismos accedan con mayor facilidad y proliferen. Según el doctor Daniel Ekizian, especialista en Urología del Instituto de Rehabilitación Psicofísica, "la típica cistitis inflamatoria puede darse tanto en el hombre como en la mujer, en reacción al estrés, el frío, la ingesta de picantes o fritos, o la presencia de colon irritable. Ahora, la anatomía de la mujer, como señalamos, presenta dificultades especiales, que llevan casi siempre a infecciones".

Por mucha vergüenza que se tenga a acudir al médico con este tipo de síntomas, es necesario diagnosticar la enfermedad lo antes posible. Y es que si no se trata adecuadamente las bacterias pueden llegar a infectar los riñones y provocar una condición peligrosa con fiebre y dolores llamada pielonefritis.

Enfermedad Pélvica Inflamatoria

Puede ocurrir cuando no se detecta a tiempo una enfermedad de transmisión sexual (gonorrea, mycoplasma, etc.), lo que suele ser la principal causa por la que muchas mujeres sienten vergüenza de consultar con un especialista.

Se trata de una infección de los órganos reproductores en la mujer pero también puede surgirpor otras condiciones que no son de índole sexual. Los síntomas más comunes son dolores al orinar, dolor pélvico, sangrado entre periodos, fiebre, escalofríos, etc. Pero la razón más importante por la que hay que vencer la vergüenza y consultar con el médico es que puede interferir con la capacidad para quedarse embarazada, así como mayor porcentaje de sufrir un embarazo ectópico o de sufrir dolor pélvico crónico.

Lupus

Según la Fundación Americana del Lupus el 90% de los afectados por lupus son mujeres. Además, se trata de años de incertidumbre debido a que su diagnóstico es difícil y larguísimo, pero gracias a la cantante y actriz Selena Gómez, que lo padece, hoy conocemos un poco mejor sus síntomas.

Se trata de una enfermedad de origen desconocido, crónica y de predisposición genética que evoluciona por brotes y en la que un agente exterior de tipo desconocido puede producir una alteración inmunológica.

Sus síntomas más comunes son alteraciones en la piel y en las articulaciones, cansancio, herpes, aftas y fiebres por causa desconocida y otros síntomas que pueden dañar el sistema nervioso y el riñón.

Adult 2178209 960 720

Hemorroides

Es cierto, se trata de una enfermedad que afecta a ambos géneros, pero en las mujeres es muchísimo más común durante el embarazo y después del parto debido al aumento de la presión abdominal producida por el feto durante los meses de gestación.

Se trata de un proceso patológico en el ano y en el recto en forma de venas varicosas que genera mucha vergüenza entre aquellos que las sufren debido a su localización. Un problema contra el que hay que luchar porque es de suma importancia consultar al médico y recibir el tratamiento adecuado antes de que empeore.

Depresión y trastornos mentales

Como nos cuenta la Doctora Paula Johnson en su charla TED La salud de él… y la de ella, las mujeres tienen hasta un 70% más de posibilidades que los hombres de padecer depresión. Y aún sabiendo estas cifras, los diagnósticos fallan entre un 30 y un 50% de las veces.

Depression 824998 960 720

En general, a partir de la adolescencia, las mujeres sufren más trastornos emocionales que los hombres: tienen más problemas de ansiedad, crisis de angustia, fobias y alteraciones de la conducta alimentaria. El insomnio también es más común.

Depresión post-parto

Sigue siendo un gran tabú hablar de ella, pero también uno de los trastornos más temidos por todas las mujeres y que según los últimos estudios puede llegar a afectar a un 35% de las mujeres tras el parto.

Pexels Photo 235243

El desprendimiento de la placenta tras el parto provoca que las hormonas de la mujer bajen a cero. Esto afecta directamente a sus emociones, provocando cansancio, irritabilidad, ansiedad, tristeza y en los casos más graves, que haya problemas para crear vínculos con el bebé o surja la idea de hacer daño a su hijo o a sí mismas.

Y a pesar de la gravedad de estos síntomas es una enfermedad de la que se habla muy poco, quizá porque todavía hay mucha incomprensión por parte de la sociedad en general. A priori es difícil comprender que muchas mujeres no se encuentren felices tras un parto y después de conseguir el bebé sano que estaban esperando. Pero los síntomas están ahí, muy parecidos a los de una depresión convencional y pueden llegar a empeorar si no se consulta a un médico rápidamente.

Fotos| Pixabay.com, Pexels.com, Girls

En Trendencias|

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos