Publicidad

Los mejores locales para tomar el aperitivo en Nochebuena y Nochevieja en Madrid

Los mejores locales para tomar el aperitivo en Nochebuena y Nochevieja en Madrid
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Seamos sinceras, cada vez apetece más salir de día y que surja eso de aguantar hasta más de medianoche. Pero es que hacerlo los días de Nochebuena y Nochevieja es una tendencia en alza. Estos días de preparativos y compra de regalos de última hora van de maravilla con un vermút, unos vinos o unas cañas y unas tapas. Y en Madrid hay varios sitios que se han convertido en lugares de referencia a la hora de hacer este plan.

Estos son los mejores bares y barras a los que ir antes de la cena en familia a tomar el aperitivo, comer o incluso merendar.

Casa Puebla

Calle Gutiérrez Solana, 4, 28036 Madrid.

En Bernabéu hay un restaurante que lleva varios años brillando. Casa Puebla es la estrella de la zona, pero es que en los alrededores de la calle de Marceliano Santa María se monta un verdadero fiestón pre-cenas en familia.  Montan una barra especial y la terraza y la calle se llenan de gente. Lo mejor de Casa Puebla son los precios. Tostas generosas a 3 euros y cañas a 1,50. Planazo.

 

La Daniela

Calle Gutiérrez Solana, 2, 28036 Madrid.

En pleno ambiente de la zona Bernabeu y al ladito de Casa Puebla hay un sitio al que te recomendamos ir si te gustan las croquetas. La Daniela está especializado en cocido madrileño, tortilla y croquetas. Una taberna familiar decorada con azulejería y bodega vista a la que entrar a picar una croqueta y una cerveza.

Celso y Manolo

Calle de la Libertad, 1, 28004 Madrid.

En Chueca el que triunfa es Celso y Manolo. Una tasca clásica con platos locales a precios asequibles que también nos parece un planazo para el día de Nochebuena. Su fabada es uno de sus platos más famosos, pero su solomillo wellington, sus tapas modernas y su cocina Nuevo Latino no tienen nada que envidiarla.

 

Bar Alonso

Calle de Virgen de Lluc, 20, 28027 Madrid.

Si buscas algo por la zona de Prosperidad, esta cervecería es una opción a tener en cuenta. Uno de los bares en Madrid que mejores callos prepara. Fundado hace más de 50 años, es perfecto tanto para tomar una caña rápida con amigos como para convertir el aperitivo en comida. Marisco fresco, tapas ricas y cerveza bien tirada. A parte de los callos, destacan sus patatas bravas y su ensaladilla rusa.

 


La Catapa

Calle Menorca, 14, 28009 Madrid.

Esta taberna ubicada en la calle Menorca al lado del metro Ibiza es perfecta para pasarse si tienes pensado estar por la zona y disfrutar de un tapeo de calidad. Croquetas de patata y trufa, verdinas con carabineros, berejenas en tempura, sepietas con alioli de tomate... Además, disponen de varias opciones sin gluten.

 

VivaMadrid

Calle de Manuel Fernández y González, nº 7, 28014 Madrid.

Diego Cabrera triunfa con su carta de cocteles inusuales en este histórico local madrileño. En el barrio de Las Letras, esta taberna presenta una oferta de cócteles diseñados especialmente para el momento del aperitivo y destaca por su carta con un toque inusual. Torreznos de lacón con vinagreta de pimienta negra, un mixto con chorizo ibérico de bellota y queso manchego o un pepito con filete de cadera de vaca y panceta ahumada...

 

La Sastrería

Calle Breton de los Herreros 17, 28003 Madrid.

En Ríos Rosas está la Sastrería, un local especialista en vermouth con aperitivos a medida que destaca por su encanto. El espacio era una antigua sastrería y conserva parte de la decoración original. Tienen diversas variedades de vermut y una barra llena de pinchos basados en encurtidos entre los que destacan sus gildas.

 


La Ardosa

Calle de Colón, 13, 28004 Madrid.

La Ardosa, en Malasaña, es uno de esos bares de toda la vida que no decepciona. Considerado uno de los mejores sitios de Madrid para tomar el vermú y tapear, no destaca por tener una decoración moderna pero en cambio tiene una tortilla de patatas con cebolla que recomienda todo el que la prueba. También son famosos sus carabineros al bacalao, su cecina de León y sus anchoas del Cantábrico.

 

Lambuzo

Av. de Menéndez Pelayo, 59, 28009 Madrid.

Si te gusta la comida gaditana nuestra recomendación es clara, ve a Lambuzo. Tienes uno en el centro, cerca de Opera, y otro en Retiro. Vino, pescaíto y guisos, ¿quién da más?. Nuestros favoritos son las croquetas de tortillitas de camarones y la ensaladilla rusa de atún. Esta taberna es ideal para picotear y pedir raciones. Si buscas ambiente te recomendamos que vayas al de la calle Menéndez Pelayo, una de las grandes zonas taberneras de la capital.

 

Álbora

Calle de Jorge Juan, 33, 28001 Madrid.

Su planta baja, con un concepto casual con mesas altas y bajas en torno a una barra, ha conquistado a muchos en Madrid. Con una carta apetecible, este local destaca por sus empanadillas de rabo de toro guisadas al curry, sus croquetas, su jamón Joselito y sus tacos de merluza, pero también por su ubicación. Eso sí, el precio es más alto que el de las demás propuestas de nuestra lista.

 


Carbón Negro

Calle de Juan Bravo 37, 28006 Madrid.

Cocina a la brasa y platos vascos muy ricos. Este asador tradicional de estética moderna destaca por su barra central y una carta muy amplia con un producto muy cuidado. Sus cócteles merecen un capítulo aparte y su tarta cremosa de queso es una de las favoritas de Madrid.

 

El Doble

Calle de José Abascal, 16, 28010 Madrid.

En Ponzano, una de las zonas más de moda en Madrid para ir de cañas, esta cervecería es famosa por sus cañas dobles que vienen con una tapa. Decorado con temas taurinos, la taberna es de estilo tradicional y tiene muy buenos precios. Cañas a 1,60, y dobles con tapa a 2,60.

 

La Lianta

Calle de Ponzano, 10, 28010 Madrid.

Con una decoración de lo más cuqui y a la orden del día, esta cervecería moderna de Ponzano es una de las preferidas de la zona. Una opción a tener en cuenta si quieres pasar la mañana o la tarde cambiando de bar en bar. En este local te puedes tanto tomar un vermut como comer con tus amigas. Su carta incluye raciones y tapas desde ensaladilla rusa, tortilla de patatas a platos más innovadores como la torta de Inés Rosales con salmón. Sus patatas japo con salsa kimuchi y alga wakame son famosas. Además, tienen sesiones de dj y flamenco que aumentan el ambiente festivo.

 

Makkila

Calle Núñez de Balboa, 75. Madrid

También puedes ir de tapeo por Chueca y parar en este bar tan bonito y cool de la zona. Su cocina esta basa en clásicos españoles y su tortilla de patata con cebolla caramelizada es otro rollo. Es el típico sitio en el que empiezas por un aperitivo y acabas quedándote a comer. Las cañas a 3 euros vienen con tapa incluida y su propuesta de raciones es ideal para compartir.

 


La Elisa

Calle Santa María, 42, Madrid.

Una taberna madrileña de toda la vida con una carta muy castiza para los fanáticos de "lo de siempre". Su barra, en el barrio de Las Letras, es perfecta para pasar un rato agradable con amigos o recrearse con su comida. Ofrecen una gran variedad de tapas y pinchos de autor, pero también platos más elaborados con productos frescos y recetas de toda la vida reinventadas.

 

Café Comercial

Glorieta de Bilbao, 7, 28004 Madrid.

Con una carta diferenciada para la barra, el Café Comercial adapta sus propuestas a cada momento del día y trae de vuelta sus raíces madrileñas. Reabierto en 2017, es un clásico madrileño y por eso precisamente es una apuesta que nunca falla. Ideal para tomar unas cañas o un vermut y lleno de propuestas de platos muy bien presentados. A destacar, sus verduras con huevo y trufas, su burrata con calabacín y su canelón de rabo de toro.

 

La probeta

Calle de Pérez Galdós, 2, 28004 Madrid.

Una opción diferente con la que probar algo nuevo en un día especial. Este local pertenece a los dueños de la Tita Rivera (justo al lado) y es uno de los más originales de la capital. Como si fuera un laboratorio, ofrecen bebidas originales que vienen en probetas de cristal. También opciones de picoteo frías (quesos, embutidos, patés y conservas) y propuestas culinarias gallegas.

 

La vermutería del Índigo

Calle de Silva, 6, 28013 Madrid.

Con una carta al estilo taberna madrileña, esta vermutería es un oasis para desaparecer del bullicio del centro entre compra y compra. Su carta ofrece embutidos, quesos al corte y bocadillos nombrados como los barrios madrileños en que se inspiran. El plaza Mayor, con chipirones en tempura de pimentón, ali-oli de tinta de calamar y lima es nuestro favorito. Recomendamos probar sus cócteles a base de vermut Yzaguirre.

 

Fotos | @honeydressing

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios