Publicidad

El vestuario de 'La Bella y la Bestia' es así de fascinante. Todas queremos ser Emma Watson y llevar el vestido amarillo
Ocio

El vestuario de 'La Bella y la Bestia' es así de fascinante. Todas queremos ser Emma Watson y llevar el vestido amarillo

La historia y los personajes que todos conocemos vuelven a la gran pantalla en versión real con La Bella y la Bestia, la adaptación del clásico de Disney. Es una de las películas más esperadas del año, no sólo porque estamos deseando ver a Emma Watson como Bella, sino porque su decorado, vestuario y música son fascinantes. Una impresionante producción dirigida por Bill Condon, que celebra uno de los cuentos más queridos.

Junto a Emma Watson, completan el reparto: Gastón en la piel de Luke Evans, Dan Stevens como la Bestia, Ewan McGregor (Lumiere), Ian McKellen (Din Don), Kevin Kline (Maurice, el padre de Bella), Emma Thompson (la señora Potts) o Nathan Mack (Chip).

El vestuario

La Bella Y La Bestia

La oscarizada diseñadora de vestuario Jacqueline Durran, responsable de títulos como Macbeth o Anna Karenina, es la responsable del fascinante vestuario de esta súper producción.

Diseñar los trajes propios de un mundo de cuentos de hadas es una tarea prodigiosa, pero Jacqueline Durran supo tomárselo con calma. Su departamento, que está compuesto de encajeras, modistas, joyeros, pintores y artistas textiles, comenzó a trabajar tres meses antes del rodaje. Esto se debió, en parte, al desafío que asumieron al diseñar y crear trajes éticos y sostenibles a base de telas de comercio justo (uso de materiales orgánicos de proveedores que pagan a sus empleados un salario justo y que cuidan el medio ambiente), y lo lograron. En colaboración con Eco Edad y The Green Carpet Challenge, el departamento utilizó colorantes naturales y de impacto reducido (eliminando cuidadosamente todas las aguas residuales) que se imprimió con bloques de madera tradicionales.

La Bella Y La Bestia 6

Durran lo diseñó todo, desde los trajes de campesinos y aldeanos a los sofisticados vestidos de baile que llevan las 35 debutantes en el baile del Príncipe. Pero su mayor dificultad fue crear el vestido que lleva Bella cuando baila con la Bestia en el salón de baile del castillo, el famoso vestido amarillo. Debido a la asociación icónica de dicho vestido con el personaje, el proceso de diseño fue largo y necesitó de muchas reuniones para decidir el aspecto, el color y los materiales utilizados.

La Bella Y La Bestia 2

“Siempre quisimos que el vestido de nuestra película fuera amarillo como homenaje a la de animación. Lo que hicimos fue reinterpretarlo y darle más cuerpo añadiendo textura para que pareciera un vestido de verdad”, explica la diseñadora. Al final, el vestido se creó con múltiples capas de organza de raso muy ligero y teñida de color amarillo (55 metros en total), que se cortó de forma circular y necesitó 914 metros de hilo.

La Bella Y La Bestia Vestido Amarillo

Las dos capas superiores se imprimieron con filigranas de pan de oro, con un motivo a juego con el suelo rococó del salón de baile, y se adornó con 2.160 cristales de Swarovski. En la historia, el armario ropero coge el dorado del techo del dormitorio de Bella y lo rocía sobre el vestido. El vestido, que necesitó 12.000 horas para su confección y del que se hicieron múltiples copias, no llevaba corsé para facilitar los movimientos de Emma Watson, ya que esta Bella es más activa que la Bella de la película animada.

La Bella Y La Bestia

“Fue un reto muy interesante. El vestido en sí es tan icónico porque forma parte de esa escena romántica de la historia. Sufrió muchos cambios pero al final decidimos que lo más importante era que el vestido bailara maravillosamente bien. Queríamos que pareciera que flotaba, que volaba”, dice Watson.

Logramos hacer unos vestidos preciosos que hacen referencia a la película animada pero que son totalmente originales

Durran está de acuerdo y afirma: "Tuvimos esto en cuenta cuando diseñamos todos los vestidos de Bella. No queríamos que fuera una princesa delicada sino una heroína activa, por lo que el vestido azul y el delantal que lleva al principio de la película se diseñaron con bolsillos en los podía meter un libro y que podía con bombachos y un corpiño”.

La Bella Y La Bestia1

En determinadas escenas vemos a Bella trabajando y montando a su caballo, y en esas escenas lleva looks con botas en oposición a zapatos más delicados. “Queríamos potenciar la figura de Bella en la película y asegurarnos que se convertía en una auténtica jinete ecuestre. Así que tenía que llevar un calzado adecuado y que la falda no me impidiera montar”, nos explica Emma.

La Bella Y La Bestia 5

El diseño del vestido que lleva Bella al final de la película (no hay imagen disponible), cuando ya ha desaparecido el hechizo, es un estampado inspirado en un delantal del siglo XVIII que Durran compró cuando era estudiante. El diseño se pintó a mano en un lienzo, se amplió y después se imprimió digitalmente. “Las expectativas depositadas en todos los vestidos de Bella eran muy altas, pero al final logramos hacer unos vestidos preciosos que hacen referencia a la película animada pero que son totalmente originales”, explica Durran.

La Bella Y La Bestia 8

La actriz nos cuenta que una de las cosas maravillosas de trabajar con Jacqueline es que siempre está dispuesta a colaborar: "Me impresionó que me pidiera mi opinión en todo momento. Quería comprender cómo percibía yo el personaje por dentro y por fuera. Ha sido una experiencia muy especial para mí como actriz, y una forma fantástica de construir y comprender un personaje a través de ese proceso”.

Emma Watson

El vestuario de el Príncipe también fue complicado. Para el traje del Príncipe que lleva en la secuencia inicial de la película, Durran creó un abrigo y un chaleco adornado con miles de cristales Swarovski, que el departamento de efectos especiales escaneó posteriormente para aplicarlo en la Bestia generada por ordenador.

La Bella Y La Bestia 4

Jacqueline Durran quería ser fiel a los personajes que llevaban los personajes animados, pero también deseaba crear algo original, así que se las arregló para conseguir un trabajo asombroso y totalmente suyo. El productor David Hoberman habla de ella como una diosa: "Tenía un trabajo muy duro, no sólo por la gran cantidad de trajes que hay en esta película, sino también por el icónico vestuario de la película animada. Es una diosa".

Emma Watson

Los decorados

La Bella Y La Bestia 9

El excelente equipo de artistas encargados de dar vida a la película de animación desde el punto de vista visual, está formado por el director de fotografía Tobias Schliessler; la diseñadora de producción Sarah Greenwood, nominada al Oscar en cuatro ocasiones (Expiación, más allá de la pasión); la montadora Virginia Katz (Dreamgirls); la oscarizada diseñadora de vestuario Jacqueline Durran; la decoradora de plató Katie Spencer, nominada al Oscar en cuatro ocasiones (Orgullo y prejuicio); Jenny Shircore la diseñadora de peluquería y maquillaje ganadora de un Oscar (Elizabeth) y la directora de casting Lucy Bevan (Cenicienta).

La Bella Y La Bestia 7

El trabajo de cada departamento se vio influenciado, en parte, por la película animada de 1991, los sets, atrezzo, vestuario, peinados y maquillaje, correspondían exactamente al siglo XVIII francés. Dado que la historia es un cuento de hadas, hubo cierta libertad para interpretar visualmente esa época para ofrecer un aspecto bastante original.

Más de 1.000 miembros del equipo trabajaron sin descanso para construir y decorar los gigantescos sets, y muchos detalles se hicieron a mano. Emma Watson está fascinada con la película y el resultado: "He trabajado en películas en las que la destreza artística era increíble, pero ésta ha sido muy especial porque han cogido algo muy conocido y muy querido y han conseguido conservar lo que queremos y conocemos, pero también ampliarlo y dotarlo de más profundidad. Todo el mundo sabía que había mucho que explorar, y afortunadamente pudimos hacerlo gracias a la tecnología actual, a la destreza artística y a los medios para contar historias de los que no disponíamos antes”.

La ciudad ficticia de Villeneuve, el pueblo donde viven Bella y su padre se construyó en el set de rodaje de Shepperton que medía 2.674 metros cuadrados, inspirado en el pueblo de Conques, en el sur de Francia. En la ciudad, que lleva el nombre de la autora de la historia original de "La Bella y la Bestia", Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, se incluye la casa de Bella, una escuela, una tienda de ropa, una taberna del pueblo, una iglesia y la plaza del pueblo.

La Bella Y La Bestia 3

El departamento de arte pasó meses investigando la arquitectura y el diseño de interiores de la época para crear la apariencia de castillo del Príncipe/Bestia. Al final, fue una combinación de diferentes estilos arquitectónicos, pero la mayoría era francés rococó, un estilo predominante en la Francia de 1740 y utilizado en el diseño de estructuras tan notables como el Palacio de Versalles.

Dudo que no lo hayáis visto pero os dejamos el tráiler para ir abriendo boca hasta el próximo 17 de marzo, fecha de estreno y que seguro que ya tenéis apuntado en la agenda:

Fotos | Disney

En Trendencias | Ryan Gosling y Emma Stone nos enamoran en 'La La Land' tanto como su vestuario y su música

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios