Publicidad

Tal vez después de este experimento cambies de idea sobre el regalo que harás a tus seres queridos. Y no es un anuncio

Tal vez después de este experimento cambies de idea sobre el regalo que harás a tus seres queridos. Y no es un anuncio
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En esta época del año, miles de anuncios y marcas nos bombardean con información para sacar nuestro lado más consumista. Para ello intentan despertar nuestro lado más sensible, y algunas hasta lo consiguen. Lo difícil es que llegue alguien, nos haga olvidarnos de los regalos y nos haga pensar en valores más humanos, más intangibles y más necesarios. Difícil, pero no imposible. Con este experimento social, estos jóvenes lo han conseguido.

El vídeo #YoCambioMiRegalo presenta a 27 jóvenes que, en un principio, hablan de deseos materiales: discos de la Pantoja, videojuegos, películas o tecnología. Cuando se elimina el presupuesto y se deja volar la imaginación, el consumismo se multiplica: casas, coches y experiencias. La mente va directa a las cosas más caras, más aspiracionales y más inaccesibles.

Pero, ¿y si fuera tu última Navidad? ¿O la de tu persona favorita? Entonces la cosa cambia, y mucho. Dejamos a un lado caprichos y nos centramos en lo importante: la compañía, el amor, los recuerdos. Una pregunta en apariencia sencilla que mueve algo dentro de nosotros y despierta nuestro lado más humano. Porque lo que todos deseamos, en el fondo, es el tiempo de nuestros seres queridos para poder disfrutar de su compañía.

navidad humanidad experimento

Este proyecto ha sido realizado por la fundación G2015, un grupo millennial que busca concienciar y cambiar la sociedad. Su motto es hacer del mundo un lugar más abierto, más profundo y, en definitiva, mejor. Para ello realizan vídeos virales como este, valiéndose de las redes sociales para impactar y plantar la semilla del cambio. Al fin y al cabo, son las nuevas generaciones. ¿Y tú? ¿Qué pedirías en tu última Navidad?

Fotos | Youtube.

En Trendencias | Algo más que espíritu navideño: la propina que servirá para que un camarero vuelva a casa por Navidad.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir