Publicidad

Customizar los Birkin, ¿lo último para ser etiquetado cool?

Customizar los Birkin, ¿lo último para ser etiquetado cool?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Personalizar los Birkin parece estarse convirtiendo en la última manía entre las celebrities. El Birkin de Hermès es uno de los bolsos más deseados y más caros del mundo. Según cuenta la leyenda urbana, la cantante y sex symbol Jake Birkin camino de un rodaje compartió vuelo con Jean Louis Dumas, presidente de Hermès. A este le llamó mucho la atención que una estrella como ella llevase todas sus pertenencias en un bolso de paja; y le propuso que juntos diseñasen un bolso a la medida de sus necesidades. Así nació el Birbin.

Hace tres semanas, el empresario Jett Kain, regaló a su mujer, la diseñadora de joyas Lynn Ban, un birkin para celebrar que cumplía cuarenta y un años, pero como quería regalarle algo que fuese absolutamente único, encargó a la empresa Mint & Serf de Nueva York que lo cubriesen con pintura en spray a la manera de los graffiti.

Todavía no se me ha borrado de la memoria el Birkin customizado por un artista llamado George Condo - cuyas obras figuran en la colección permanente del MoMa y del Guggenheim de Nueva York -, y que Kanye West regaló a Kim Kardashian en Navidad.

Birkin-Kim

Condo que también es el autor de las cinco portadas del disco My dark twisted fantasy de Kanye West realizó una reinterpetación de la obra de Las señoritas de Aviñón de Picasso. A mi lo de acercar el arte a la calle siempre me ha parecido muy interesante. Pero no se si el resultado ha sido demasiado afortunado. ¡Igual es que no entiendo demasiado bien la estética del pop!

Collage

Lady Gaga adora su Birkin customizado con tachas y púas para un look Lady Punk Retro. Pero también los hemos visto personalizado con piedras, o manchado con betún. Kelly Osbourne es la última en sumarse a la nueva tendencia. Recientemente se la pudo ver en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, luciendo un Birkin de color negro completamente cubierto por aplicaciones en forma de insignias, banderines y bordados que me recordaron mucho los parches que solían cosernos nuestras madres cuando agujereábamos las rodillas de nuestros vaqueros o los codos de los jerséis.

De poder, ¿os apuntaríais también a la nueva tendencia o preferiríais el Birkin sin artificios?

Más información | Hermès En Embelezzia | La guerra particular entre Marc Jacobs y el graffitero Kidult

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios