Compartir
Publicidad
12 inolvidables momentos feministas de la historia de los Oscar
Feminismo

12 inolvidables momentos feministas de la historia de los Oscar

Publicidad
Publicidad

Este domingo se celebra la gran noche de los Oscar 2018. Y nos caben pocas dudas de que el feminismo estará presente, muy presente, como ya ha ocurrido en los Globos de Oro y en todas las alfombras rojas que hemos vivido en los últimos meses, especialmente después de que estallara el escándalo de Harvey Weinstein. Pero ni el feminismo ni las reivindicaciones en las grandes galas se han inventado en 2018. Por eso, hemos recopilado los once momentazos girl power de la historia de los Oscar. Desde los años 40 hasta hoy.

Patricia Arquette reclamando el fin de la brecha salarial

En 2015, Patricia Arquette ganó el Oscar a la mejor actriz secundaria por su papel en Boyhood. En el discurso de aceptación, reclamó una de las tradicionales reivindicaciones de las actrices de Hollywood: el pago igualitario. Fueron sus palabras las que dieron lugar a la reacción eufórica de Meryl Streep que tantas veces hemos visto convertida en gif.

«A todas las mujeres que han dado a luz, a todas las que pagan impuestos y son ciudadanas de esta nación, que hemos luchado para que todo el mundo tenga los mismos derechos. Es el momento de tener igualdad de salarios para todos e igualdad de derechos para las mujeres en los Estados Unidos de América».

Lupita Nyong'o inspirando a las niñas del mundo

En 2014, Lupita Nyong'o se hizo con la estatuilla como mejor actriz secundaria por Doce años de esclavitud y su discurso fue tan inspirador que despertó lágrimas entre la audiencia. Nacida en México y criada en Kenia, Lupita habló de cómo son válidos todos los sueños, sin importar de quién provengan:

«Cuando mire a esta estatuilla dorada, me recordaré a mí misma y recordaré a cada niña pequeña, no importa de dónde sea, que sus sueños son válidos».

Sacheen Littlefeather tomando todo el protagonismo en nombre de los indios americanos

En 1973, Marlon Brando ganó el Oscar al mejor actor por su papel en El padrino. No acudió a la ceremonia, sino que envió en su lugar a la activista por los derechos civiles Sacheen Littlefeather. Apareció en el escenario vestida a la manera de los indios americanos para protestar por el tratamiento que se daba a su etnia en el cine y la televisión. Una mujer dando voz a las minorías mientras recogía el premio de un hombre hace cuarenta y cinco años.

El inolvidable discurso de Halle Berry

Halle Berry se convirtió, en 2002, en la primera mujer negra en ganar el Oscar a la mejor actriz por su papel en Monster's Ball, y aprovechó el momento para recordar a todas las mujeres, conocidas y desconocidas, para las que a partir de ese día se abrirían más puertas:

«Este momento es muchísimo más grande que yo. Este momento es para Dorothy Dandridge, Lena Horne, Diahann Carroll. Es para las mujeres que siempre están junto a mí: Jada Pinkett, Angela Bassett, Vivica Fox. Y es para todas las mujeres negras sin nombre y sin cara que ahora tienen una oportunidad, porque esta noche se ha abierto una puerta».

Hattie McDaniel reclamando su raza desde el escenario

La historia de Hattie McDaniel, la inolvidable Mammie de Lo que el viento se llevó se contará pronto en un biopic, en el que sin duda tendrá un papel relevante el día en que ganó el Oscar, en una gala en la que ni siquiera había un sitio reservado para ella, pues eran tiempos de segregación racial y no pudo sentarse junto al resto de actores. Ella fue la primera persona negra en ganar un Oscar, y no se olvidó de los suyos en el discurso:

«Espero sinceramente que esto dé para siempre crédito a mi raza dentro de la industria del cine. Mi corazón estás demasiado lleno para poder expresar cómo me siento».

Cate Blanchett y su apología de las películas sobre mujeres

Cate Blanchett ganó el Oscar a la mejor actriz en 2014 por la película Blue Jasmine y su discurso se puede situar en la luz y en la sombra del feminismo. La sombra, por su agradecimiento al director, Woody Allen, que probablemente hoy habría sido una gran polémica, por las denuncias de abusos existentes sobre él. Y la luz, por unas palabras que hacían referencia, sin mencionarlo, al famoso test de Bechdel:

«También quiero agradecer al público que haya ido a ver la película pese a que exista gente en la industria cinematográfica que tontamente se aferra a la idea de que las películas protagonizadas por mujeres son experiencias de nicho. No lo son. La gente quiere verlas. De hecho, ganan dinero. ¡El mundo es redondo, gente!».

El #AskHerMore que llegó antes que el #MeToo y el #TimesUp

La reivindicación feminista se mueve en los últimos años a ritmo de hashtag. Y, si este año escucharemos el #MeToo y el #TimesUp, en 2015 el protagonista fue el #AskHerMore (pregúntale a ella más). Estrellas como Reese Witherspoon reclamaron que la prensa preguntara a las mujeres por algo más que por su ropa.

John Irving agradeciendo el trabajo de Planned Parenthood

En el año 2000, John Irving ganó el Oscar al mejor guion adaptado por Las normas de la casa de la sidra, una película en la que subyace el tema del aborto en los años treinta del siglo pasado. El escritor (adaptó su propio libro al guion de la película) se acordó de Planned Parenthood en su discurso:

«Quiero agradecer a la Academia el honor de trabajar en una película sobre el tema del abordo y a Miramax por tener el coraje de hacer esta película, en primer lugar... Y a todo Planned Parenthood y la Liga Nacional por el derecho al aborto».

Liza Minnelli y Shirley McLaine reclamando el lugar de Barbra Streisand

En la ceremonia de 1991, El príncipe de las mareas recibió siete nominaciones a los Oscar (no se llevó finalmente ninguna estatuilla), pero Barbra Streisand, su directora, no fue candidata al premio, pese a ser una de las favoritas. Por ello, cuando Liza Minnelli y Shirley McLaine subieron al escenario, le demostraron su admiración diciendo que Barbra era «la directora con la que todas queremos trabajar».

La aparición de una heroína (oculta) real sobre el escenario

Figuras ocultas fue una de las películas que, el año pasado, dio todo el protagonismo a mujeres olvidadas por la historia, las matemáticas afroamericanas que trabajaron para la NASA en los años sesenta del siglo pasado. Durante la ceremonia, Katherine Johnson, de 98 años, una de aquellas mujeres reales, que trabajó durante más de treinta años en la NASA, apareció en el escenario para recibir una ovación del auditorio puesto en pie.

Kathryn Bigelow convirtiéndose en la primera directora premiada

En 2010 cayó uno de los últimos techos de cristal que quedaban en Hollywood. Parece difícil creer que tuvieran que pasar tantos años para que una mujer se hiciera con el Oscar a la mejor dirección. Fue Kathryn Bigelow, por la película En tierra hostil.

El «los hombres nunca nos dejan hablar» de la ceremonia del 2009

Music For Prudence ganó el Oscar al mejor corto en 2009 y este dato no habría pasado a la historia si no fuera por Elinor Burkett, quien, durante el discurso de aceptación de la estatuilla de su compañero Roger Ross Williams, interrumpió con la ya célebre frase «los hombres nunca dejan hablar a las mujeres».

Imágenes | Gtresonline.

En Trendencias | Los mejores vestidos de los Oscar de todos los tiempos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio