Publicidad

Richard Nicoll en la Semana de la Moda de Londres primavera-verano 2009

Richard Nicoll en la Semana de la Moda de Londres primavera-verano 2009
Sin comentarios

Tenía preparado un post sobre Cibeles, pero a mitad de párrafo, ya no tenía nada más que decir (aunque a ver si me animo con Laguna), así que me he ido volando a Londres a ver que se cocía por allí. Obviando del todo a Holland, del que ya le respondo yo al amigo Montag: no, no hay vida más allá de las camisetas ni de Agyness Deyn (ahora encima, le ha dado por la temática futbolística y se cree una especia de Claude Montana en versión hooligan), me he topado con Richard Nicoll. Como dijo aquel, ya queda menos para lo bueno.

Nicoll, de padres neozelandeses pero nacido en Londres, y estudió dónde estudia todo diseñador que quiera llegar a ser algo, en la Central Saint Martins de Londres, allí se especializó en moda de hombre pero le dió por hacer camisetas. Se vendían como churros en la famosa tienda Colette de París. No se si falto de imaginación o haciendo una pausa en su carrera, se metió a asistente de una conocida estilista británica, Camille Bidault-Waddington, otro día os hablo de ella, que es buenísima.

Y ahí fue cuando le picó el gusanillo de la ropa femenina. Se puso a estudiar un máster en el mismo centro dónde se graduó y Dolce & Gabbana compró su colección de final de curso. Ahí es nada.

Nicoll 2.jpg

Tras desfilar en la Semana de la moda de Japón, vuelve a Londres, y es que su estilo es cien por cien londinense; de su colección de primavera-verano 2009 lo primero que llama la atencióne es el color y el minimalismo de sus prendas, puede recordar a Jil Sander, aunque el diseñador dice que su inspiración viene de Helmut Lang, al que admiraba profundamente en sus inicios.

Nicoll 4.jpg

Sus líneas, totalmente rectas y lacias, bastante anchas y de corte ovrsize, aunque con ligeros drapeados en vestidos de doble capa; y su combinación de colores, monocromas o bicolor, nunca estampados, en tonos fúcsia, naranja, rosa palo, o mandarina, dan una sensación de limpidez total.

Nicoll 3.jpg

Me encantan sus pitillos y camisas de seda en el mismo tono.

Y me encanta que al final del desfile apueste por las formas y deje de lado la sutil androgínia para regalarnos vestidos de cóctel en color azul pastel de lo más sofisticado.

Nicoll 6.jpg
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio