Compartir
Publicidad

Chiara Ferragni aprovecha el "10 year challenge" para contar cómo se convirtió en una de las influencers de moda más importantes

Chiara Ferragni aprovecha el "10 year challenge" para contar cómo se convirtió en una de las influencers de moda más importantes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Chiara Ferragni se ha unido al "10 year challenge", el último reto viral de las redes en el que famosos y anónimos están subiendo fotos suyas de 2009 para comparar su aspecto con el que tienen en la actualidad.

La influencer ha querido aprovechar la oportunidad para contar en Instagram la historia del año que le cambió la vida para siempre.

En 2009 Ferragni tenía 21 años. Estudiaba la carrera de derecho internacional en la universidad, vivía en un estudio de 40 metros cuadrados en el centro de Milán y trabajaba a media jornada como modelo.

Por entonces, tal y como se puede apreciar en las fotos, Chiara tenía un especial gusto por el eyeliner y los bolsos de Balenciaga.

Chiara Ferragni

Aunque Instagram todavía no había llegado a nuestras vidas, compartía la suya con sus seguidores en Flickr. Invertía en su sueño de poder convertirse en alguien inspirador gastando todo su dinero en bolsos de diseñador y viajes.

Ya entonces tenía trolls y haters que la insultaban y hablaban mal de ella. Sin embargo, no la disuadieron de comprarse su primera cámara buena en octubre de ese mismo año y empezar su blog: The Blonde Salad.

Chiara Ferragni

Menos de dos años después de su apertura, The Blonde Salad tenía 110.000 visitas al día, llegando a ser nombrada por Forbes como la influencer de moda más poderosa del mundo. Por no hablar de su boda de cuento de hadas que el año pasado tuvo un impacto de 36 millones de dólares.

Ferragni ha querido concluir su repaso dándole unos consejos a su yo del pasado que, en realidad, nos sirven a todos.

En primer lugar se ha pedido relajarse un poco porque no pasa nada por no tenerlo todo planeado y entender cada aspecto de la vida.

Chiara Ferragni

Aceptar también los malos momentos del proceso es importante porque forman parte del mismo y no hay que estar siempre bien. Lo esencial es disfrutar ese camino, te lleve a donde te lleve.

También se ha acordado de aquellos que no confiaron en ella y le dijeron cosas como "en 6 meses nadie recordará tu nombre" porque una de las mayores satisfacciones, diez años después, es poder sonreírles y demostrarles con su sola presencia lo equivocados que estaban. De hecho, se nota que la influencer todavía tiene una espinita clavada con ellos por el énfasis que ha puesto al decirlo con un "fucking wrong" en inglés.

Fotos: Instagram Chiara Ferragni.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio