Publicidad

Todo acerca de la micropigmentación de labios, el maquillaje semipermanente que permite lucir unos labios con volumen naturales

Todo acerca de la micropigmentación de labios, el maquillaje semipermanente  que permite lucir unos labios con volumen naturales
Sin comentarios

En materia de labios, cada vez está más de moda la naturalidad. Los rellenos de ácido hialurónico ya no buscan dar volumen, sino hidratar y revitalizar la zona para conseguir un mejor perfil y un aumento de labios natural. Además de para eliminar las comisuras y arrugas, así como otras imperfecciones. Y esta búsqueda de la mejora natural ha popularizado otro retoque estético: la micropigmentación de labios. Un tratamiento que lleva la técnica de microblanding y micropigmentación de cejas a los labios y no es más que un maquillaje semipermanente aplicado a estos.

Se realiza con la misma herramienta que el microblanding: un tebori o pluma y agrega pigmentación a nivel epidérmico a los labios, lo que resulta en un mayor perfilado, más volumen y luminosidad. Hace que no sea necesario maquillarse los labios y además, sirve para corregir asimetrías e imperfecciones.

Como sucede con el microblanding de cejas, los resultados dependen de la técnica con la que se haga, por lo que el mejor consejo es fijarse en el estilo de la persona que lo aplica antes de decidir realizarlo. Según explican los expertos, existen tres tipos de piel distintos en los labios: la mucosa labial, el borde o perfilado y la piel del contorno labial.

Valentina de Tebori Brows, fiel a su estilo natural, lo realiza "con efecto muy suave, para revitalizar el color natural del labio y neutralizar esas áreas más pálidas u oscuras (labios morados)". Ella lo denomina "revitalización labial" y explica que es como si fuera un lip tint o bronceado del labio. Su técnica consiste en "dar color a aquellas áreas que son demasiado pálidas y así crear una sensación óptica de labio con mayor relleno, más dibujado, con color saludable y pequeñas asimetrías disimuladas". Así asegura conseguir "un efecto óptico de labio hidratado, con un color rosado natural, más grueso y carnoso." 

 

Ella no se centra en el perfilado, sino que añade "una fina capa de pigmento para tonalizar o neutralizar el labio y darle un aspecto jugoso, natural y con efecto volumen sin que parezca siempre maquillado".

Por eso, "es perfecto para mujeres que les gustaría resaltar el color de sus labios, disimular labios demasiado pálidos o que no tienen un color tan bonito de forma natural", asegura. Además, "se puede hacer si llevas rellenos de hialurónico para complementarlo".

 

Pero el resultado no solo depende de la zona en la que se realice. El tipo de piel y su color también influye. Cuanto más similar al color de la mucosa, más natural será el efecto.

Eso si, la dueña de Tebori Brows cuenta que, "inmediatamente después de la sesión el labio tiende a inflamarse, pero el procedimiento es indoloro, cicatriza en apenas 5 días y pierde en torno a un 40% del color tras cicatrizar". Con respecto a la duración del tratamiento en cabina, se tarda una hora y media aproximadamente.

 


Antes de realizar un tratamiento de microblanding de labios es aconsejable que te sometas a una prueba de alergia y no tomes vasos dilatadores para permitir que el pigmento fije correctamente. No se recomienda realizar esta técnica a personas que se estén aplicando quimioterapia, que padezcan diabetes, enfermedades relacionadas con la piel así como a mujeres embarazadas. Su efecto dura un año y, al igual que el microblanding de cejas, este tratamiento necesita de sesiones de retoque.

¿Su precio? 300 euros.

Fotos @sara_fructuoso_

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios