Publicidad

Propósito para el 2010, me voy a cuidar el pecho

Propósito para el 2010, me voy a cuidar el pecho
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Bueno como ya os conté en el anterior post sobre propósitos para el 2010 (este era para cuidarse el pelo), hoy os hablaré de otro propósito igual de importante, me voy a cuidar el pecho.

El pecho carece de un sostén natural que lo mantenga firme y erguido. No tiene músculos y, para contrarrestar la ley de la gravedad, solo tiene la débil sujeción de la piel. Si a esto añadimos el peso de la mama en si (aquí los genes se suelen heredar), las dietas que hayamos podido hacer a lo largo de nuestra vida o por el contrario haber cojido cogido varios kilos en poco tiempo el pecho sale seriamente perjudicado.

  • Músculos. Las glándulas mamarias se asientan en estos músculos, sin embargo no los sujetan para nada, pero si los fortaleces ayudarán a que el descolgamiento no sea tan rápido y ayudan a mejorar su firmeza. Deportes como la natación o las pesas te ayudaran en esta iniciativa.

Tienes que tener en cuenta que si te sobrepasas en estos deportes y tienes poco pecho quizás no te guste el resultado ya que el pecho queda bastante masculino después.

  • Cuidados básicos. Trabajar sentadas no puede pasar factura si no mantenemos siempre la espalda bien erguida. También hay que cuidarse cuando estamos o nos mantenemos mucho de pie ya que los hombros y la cabeza tienen que estar también en una buena postura. Es habitual descansar la espalda sacando chepa y os aseguro que no es nada bueno.

Cremas tensoras, duchas de agua fría y masajes circulares te ayudarán a tener el pecho cuidado con estas ayudas extras.

  • Gimnasia. Si todos los días realizamos en casa ejercicios podemos mejorar mucho nuestro pecho, no será deporte en sí pero están diseñados para las mas vagas a la hora de coger peso o ir a las piscinas.

Elevar los brazos hacia el frente, doblarlos sujetando con cada mano el antebrazo contrario y hacer fuerza hacia los codos. En la misma postura, juntar las manos como para rezar y empujar una palma contra la otra. Repetir cada ejercicio un mínimo de 20 veces.

Nunca hay que dejar de lado el uso del sujetador, da lo mismo si no se nota que no lo llevas cuando estás en casa o vistes chandal, tu pecho si lo nota y a la larga tendrás consecuencias. Una época de especial cuidado es cuando se está embarazada, el pecho crece considerablemente y necesitarás uno especial que te aguante el nuevo pecho de la mama.

Un fallo que solemos tener mucha de nosotras es empezar a hacer gimnasia si habernos comprado el sostén perfecto para ello, en estos casos haciendo aerobic o echarse a correr es sumamente dañino para la piel del pecho. En las tiendas de deporte hay sujetadores especiales para estos casos, con plena sujección y sin costuras para no intervenir en los ejercicios.

Imagen | helgasms! En Arrebatadora | Cuida la piel del pecho y el escote, Nadar crowl reduce el tamaño del pecho, Estrías en el pecho, evítalas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios