Publicidad

Los secretos de maquillaje de Marilyn Monroe, contados por Allan "Whitey" Snyder
Belleza

Los secretos de maquillaje de Marilyn Monroe, contados por Allan "Whitey" Snyder

Si hay un icono de belleza inalterable al paso del tiempo, sin duda es (con el permiso de Audrey Hepburn), la guapísima y seductora Marilyn Monroe. Su maquillaje, del que era responsable Allan “Whitey” Snyder, es uno de los más especiales y reconocibles de la historia del cine, y curiosamente, aunque se ha imitado muchísimo, casi siempre se ha hecho con resultados bastante mediocres.

El creador de su look emblemático dejó anotados varios de los trucos de maquillaje que utilizaba con la artista, y en Harpers Bazaar los han publicado, para satisfacer nuestra curiosidad. Allan Snyder la acompañó durante toda su carrera, prácticamente desde su primera prueba hasta el final, y así es como también contribuyó a que se formara el mito.

Vaselina como primer e iluminador

El primer tip es sorprendente y muy económico, vaselina como primer antes del maquillaje y también después para iluminar los pómulos. Está claro que a Marilyn le encantaba brillar, pero, ¿vaselina por toda la cara? Soy muy fan de este producto para hidratar los labios, incluso como colorete o para iluminar, pero me resulta quizá demasiado "grasiento" para aplicarlo como prebase. Habrá que probar para saberlo, eso sí, un día que no tenga que salir de casa.

Marilynmonroe2

5 tonos distintos para maquillar los labios

Los labios delineados en tono oscuro y pintados en el interior con un color muchísimo más claro son una de las cosas más horrorosas que hemos podido ver, y que suelen llevar las falsas copias de la actriz. Ella lucía unos labios carnosos y brillantes, pero con un aspecto más natural que conseguía combinando 5 tonos distintos, generalmente rojizos, desde el más oscuro en el exterior, al más claro en el interior. Como toque final un poco de iluminador en el arco de cupido y en el centro del labio inferior, y la sensualidad ya estaba servida.

Unos párpados también glossy

Snyder utilizaba de nuevo vaselina, o bien unas gotas de algún aceite, como el de coco, para dar un toque extra “mojado” a los párpados de Marilyn. A ella le gustaban así y debía hacerlo de forma muy discreta, porque yo no recuerdo verla lucir brillos en exceso, sobre todo teniendo en cuenta toda la vaselina que parece que llevaba encima.

La sombra de Greta Garbo

Gretagarbo

Así denominó Monroe su estilo, el “ojo de Greta Garbo”, ya que fue la primera que puso de moda el difuminar sombra de ojos blanca por todo el párpado, extendiéndola desde el lagrimal hasta las cejas. Dos bellezas muy diferentes que compartían sombra y una forma de mirar arrebatadora, aunque cada una a su manera.

Negro, marrón, blanco y rojo para perfilar la mirada

Si algo caracterizaba la mirada de Marilyn Monroe era la línea ascendente que trazaba por encima de sus pestañas y alargaba y engrosaba al final. Para conseguirla su maquillador usaba una combinación de lápiz marrón y negro de Elizabeth Arden. Después también dibujaba un pequeño triángulo blanco en la esquina externa (ese punto exacto donde empiezan las patas de gallo) y utilizaba ese mismo lápiz para rellenar la “waterline”. Por último, con un puntito rojo en la parte interna de esa esquina, conseguía contrastar y resaltar todavía más el blanco de los ojos.

Un poco de colorete para la nariz

Todavía faltaban muchos años para que el contouring se pusiera de moda, pero Allan Snyder ya usaba el colorete para crear la ilusión de una nariz más corta y definida, aplicando unos pequeños toques justo en la punta. ¿El tono? el mismo rosado que utilizaba para las mejillas.

Pestañas postizas sí, pero a medias

Marilyn quería unas pestañas largas y con volúmen, pero sin llegar a parecer una concursante de Geordie Shore, así que su fiel maquillador se las recortó por la mitad y las aplicaba únicamente en la parte exterior de los ojos, logrando todavía más ese efecto de mirada rasgada y sensual.

Marilynmonroe3

Cejas acabadas en pico

Este truco salta a la vista, Snyder dibujaba las cejas de la actriz marcando un pico en el arco para levantar la mirada, y de esta forma minimizar la amplitud de su frente (que tampoco parece que fuera tan amplia). Este no es un consejo apto para todas las caras, ni para todas las personalidades, en cuestión de cejas siempre es mejor consultar primero con alguien con experiencia.

Y aquí terminan los secretos del maquillaje de Marilyn Monroe, que más allá del uso recurrente de la vaselina y la combinación de tonos y colores tampoco parece muy complicado, entonces, ¿por qué su rostro resulta tan difícil de imitar? Scarlett Johansson, Nicole Kidman, Madonna, Charlize Theron, Lindsay Lohan, Michelle Williams… Son todas actrices guapísimas que lo han intentado con mayor o menor éxito, pero a las que para mi gusto, en ese papel, siempre les faltaba algo.

¿Será la chispa que transmitía su mirada y su sonrisa? ¿La caída de ojos? ¿La mezcla de tristeza y alegría que se adivinaba en sus expresiones? No lo sé, quizá me parece tan maravillosa simplemente porque crecí admirándola, y si me quito los ojos de niña, es probable que encuentre una mujer más humana y parecida al resto. El caso es que aunque ya no los llevo puestos la mayor parte del día, no me los pienso quitar para contemplar a Marilyn, eso lo tengo claro, nunca.

Fotos | cordon press | Wikipedia
En Trendencias Belleza | Marilyn Monroe sigue estando presente en nuestras vidas, esta vez de la mano de Max Factor y Candice Swanepoel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios