Compartir
Publicidad
Los hidratos de carbono no son el demonio: Nutricionistas los recomiendan
Belleza

Los hidratos de carbono no son el demonio: Nutricionistas los recomiendan

Publicidad
Publicidad

Cuando se trata el tema de cómo adelgazar o seguir una alimentación saludable, hablar de hidratos de carbono siempre genera discusiones, más o menos acaloradas. Estamos de lleno en la operación bikini mediática y abundan las propuestas para dejarlos en segundo plano o incluso descartarlos completamente de la dieta. ¿Es una buena idea?

Según informa Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de la Nutrición, parece claro que no. Los hidratos de carbono no solo deben formar parte de nuestra alimentación, además han de aportar entre el 50 y el 60% del total de la ingesta calórica diaria, si no queremos arriesgarnos a sufrir importantes problemas de salud.

¿Qué pasa si no comemos hidratos?

Partimos de la base de que eliminar de la dieta cualquier nutriente esencial nunca puede ser beneficioso. En el caso concreto de los hidratos de carbono no solo nos sirven para proporcionar energía a nuestro cuerpo, hay que tener en cuenta que son la fuente principal de la misma.

Resumiendo bastante el proceso, en nuestro organismo, una vez digeridos, los hidratos se transforman en glucosa que pasa al torrente sanguíneo y dentro de las células se transforman en glucógeno, almacenándose en el hígado y en los músculos.

De aquí sacamos la energía que necesitamos en cada instante, pero si no la gastamos, llega un momento en que el cuerpo no puede almacenar más y entonces pasa a convertirse en grasa.

Garbanzos2

Esto es lo que hace que las dietas muy bajas en hidratos nos hagan perder peso tan rápidamente. Cuando el cuerpo no dispone de esta energía, tiene que utilizar la reserva de grasa para generar glucógeno. Pero este es un proceso peligroso que no está libre de problemas.

Después de un tiempo de utilizar la grasa como combustible esta empieza a bajar y entonces comenzamos a perder músculo. Menos masa muscular equivale a un metabolismo más lento, por lo que gastamos menos energía y dejamos de perder kilos con tanta facilidad, además de perjudicar nuestro organismo.

Además podemos padecer efectos secundarios como mal aliento, orina con olor muy fuerte, mareos, dolor de cabeza, sudor excesivo, náuseas o incluso pequeñas arritmias.

El Dr. Gil además insiste en un nuevo comunicado que consumir menos del 20% de hidratos a largo plazo puede elevar el riesgo de muerte.

No son sinónimo de alimentos altamente procesados

Algo que quizá ha contribuído a la mala fama de los hidratos de carbono es que muchas veces se les asocia o directamente confunde con los alimentos procesados, compuestos de harinas refinadas y grandes cantidades de azúcar.

Pasta

Los hidratos no están solo presentes en la pizza, la bollería industrial, el azúcar o el pan blanco, hay que recordar que también están en la frutas, las verduras, las legumbres y los cereales (trigo, avena, arroz, cebada… ), que podemos consumir de forma integral,

Los primeros son carbohidratos refinados, que se absorben y transforman en grasa muy rápidamente haciéndonos ganar kilos y adquirir conductas “adictivas” respecto a la comida. En cambio en las verduras y las legumbres, por ejemplo, encontramos hidratos de carbono de absorción lenta, que nos proporcionan energía durante más tiempo, además de fibra, proteínas, vitaminas y poca grasa.

A la hora de consumir hidratos de carbono lo mejor es usar ingredientes lo menos procesados posible, además siempre podemos compensar su ingesta gastando la energía con un poco de ejercicio.

Cada cuerpo es un mundo y cada uno tiene que ver lo que le sienta mejor, pero siempre sin olvidar los riesgos que conlleva eliminar algún grupo de alimentos de nuestra alimentación diaria. Yo conseguí adelgazar (y así me mantengo desde hace años) sin renunciar a mi plato de pasta una o dos veces a la semana, ni al pan integral, ni a una buena paella de vez en cuando, por no hablar de lo beneficioso que me resulta consumir legumbres, cereales integrales, verduras y frutas todos los días.

Los hidratos de carbono no son el demonio, solo hay que saber elegir los que más nos convienen y encontrar un equilibrio. Y si no que se lo pregunten a Sofia Loren, que revelaba con esta impactante frase el secreto de su espectacular figura: "Todo lo que ves se lo debo a los espaguetis". No seré yo quien dude de su palabra.

Fotos | Migle | Rachel Hathaway

En Trendencias Belleza | Los falsos amigos en tu dieta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio