Publicidad

¿Cuánto pesa tu bolso? Consejos para no dañarte la espalda
Belleza

¿Cuánto pesa tu bolso? Consejos para no dañarte la espalda

Publicidad

Publicidad

Llevo desde hace unos días aguantando una contractura (leve) bajo el hombro derecho, la soporto lo mejor que puedo pero al ir a coger el bolso igual que lo hago siempre, ¡ay! Duele más de lo esperado. Lo cambio al lado izquierdo y entonces me doy cuenta de la poca costumbre que tengo de colocarlo así, ¿estaré cargando siempre el mismo hombro? ¿Pesará demasiado?

Estas son algunas de las cuestiones que vamos a resolver a continuación. Así podremos disfrutar de nuestro complemento más deseado sin tener que sufrir daños colaterales.

El tamaño importa

Bolso1

Los bolsos grandes nos encantan, pero a mayor capacidad, lógicamente, aumentan las posibilidades de que los llenemos de cosas. El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, aconseja que el peso del bolso no exceda el 8% del nuestro, siendo lo ideal que se mantenga entre un 5% de nuestro peso o menos.

Es decir, si pesamos por ejemplo 60 kilos, nuestro bolso no debe superar los 4,8 kilos (esto durante muchas horas te deja K.O. seguro) y lo adecuado sería ajustarse a una carga de 3 kilos o menos, cuanto más rebajemos mejor. En cualquier caso, recomiendan mantener los objetos más pesados en el fondo del bolso y aligerarlo todo lo que podamos, por lo que reducir su tamaño también ayuda.

Para descargar: libros de bolsillo o electrónicos en lugar del formato “escaparate”, muestras o frascos rellenables para sustituir los botes enteros, no acumular muchas monedas (al final todo suma) y, en serio, ¿de verdad tienes que llevar la plancha contigo a todas partes? si no hay más remedio decántante por la versión más mini que encuentres.

Muy cerca de ti

Bolsopegado2

Es importante llevar el bolso bien pegado al cuerpo para evitar balanceos, algo fácil de lograr con un bolso bandolera. En su defecto, la segunda opción más conveniente es un bolso que podamos llevar al hombro, pero teniendo en cuenta que es necesario cambiarlo de lado varias veces al día. No hacerlo provoca problemas en cuello, hombros y brazos.

Además esta posición nos acostumbra a elevar el hombro de forma inconsciente, incluso cuando no está cargado y eso nos hace adoptar malas posturas (sí, estoy mirando de reojo mi hombro derecho y está bastante elevado ahora mismo).

Antebrazo

También está de moda llevar el bolso en el antebrazo, pero es la alternativa menos recomendable, ya que la sobrecarga puede provocarnos acortamiento de la musculatura del brazo y epicondilitis, también llamada codo de tenista. Así que mejor evitar esta colocación, o por lo menos llevar bolsos con muy poco peso y cambiar de brazo de forma frecuente.

No tener en cuenta estos consejos puede ocasionarnos patologías cervicales, problemas de movilidad en los hombros (¡presente!), contracturas de trapecio y complicaciones en codos y muñecas, así que vale la pena tomarlos en serio.

Seguro que hay por lo menos un par de cosas que llevas ahora mismo en el bolso que no son necesarias, ¿hacemos revisión? Yo, por lo menos, seguro que sí.

Fotos | The Blonde Salade
En Trendencias Belleza | Si pasas muchas horas sentada tienes que ver este vídeo de 5 minutos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir