Publicidad

Comí turrón, pero la Navidad terminó y tengo buenas intenciones para este nuevo año, ¿y tú?

Comí turrón, pero la Navidad terminó y tengo buenas intenciones para este nuevo año, ¿y tú?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A estas alturas de mi vida, creo que es imposible pasar la Navidad sin cometer algún exceso…¡alimenticio!, quiero decir. Estoy segura de que hasta la poseedora de la mas férrea voluntad ha picado algo indebido. Yo empecé bien, pero en estos últimos días me he desatado, y "probado" el turrón que no tomé en las primeras celebraciones,... pensé que al fin y al cabo una Navidad sin dulce no es tal, y que era mi última oportunidad de probarlo hasta el año que viene. Sucumbí, soy humana.

Hoy termina esto, y no puedo prometer que esta tarde no meriende roscón y chocolate, pero lo que si os soy capaz de poner por escrito es que a partir de mañana, volverán los buenos hábitos, porque comer bien me hace sentir mejor. Os voy a contar alguna de mis intenciones para este año, y así, si alguna de vosotras sentís que os encontráis en la misma situación que yo, podéis apuntar o completar vuestra propia lista, si es que la tenéis.

Mis intenciones

  • Comenzar el día de forma sana. Lo primero que voy a hacer es volver a desayunar cereales ecológicos, que no aportan nada de grasa y me dan mucha energía. Elijo copos de avena baby, algo de centeno, semillas de lino y bayas de goji. No penséis por el nombre que no es rico, para mi es adictivo. Muy bueno. Yo lo tomo con café y "leche" (en realidad bebidas) de arroz, avena o soja. Un tentempié delicioso también a media tarde o para sustituir una cena.

  • Comer de manera saludable. Incorporar, conscientemente, productos naturales y frescos a mi alimentación. Me resulta difícil tomar fruta en invierno porque me da pereza, pero una gran idea es incorporar manzana, aguacate, nueces, pimientos, zanahoria o lo que se me ocurre, a las ensaladas. Si sois frioleras, sacad de la nevera los ingredientes de éstas, un poco antes de prepararlas. Cuando está a temperatura ambiente, encuentro mas llevadero tomar fruta y verdura en invierno.
  • Caminar. A estas alturas he renunciado a ser constante en un gimnasio, pero me prometo a mi misma volver a caminar con mis auriculares y mi música. Recorrer las calles de Madrid me encanta, y supone uno de los mejores ejercicios. Practicar alguna actividad física con regularidad es la mejor fórmula para mantenerse bien física y psíquicamente.
  • Mimarme, sacar ratos para mi, para hacer lo que me apetezca, pero, ¡atención!, no para dedicarlos a hacer recados o solucionar historias pendientes. Solo para hacer lo que me apetezca: leer, escuchar música, pintar, dormir… ¿Os acordáis de vosotras o suficiente? ¿Os preguntáis que es lo que os apetece? Pues yo lo voy a llevar a la práctica este año.

  • Incorporo conscientemente estos actos de voluntad a los que ya practico, porque sin duda, el comienzo de año es un buen momento para elegir pequeñas intenciones o propósitos saludables que no requieran un gran esfuerzo y os hagan felices. Siempre midiendo vuestras fuerzas, no se trata de sacrificarse, sino de estar mejor. Vosotras, ¿tenéis alguno nuevo?

    Imágenes | Free People

    En Trendencias Belleza | Una alimentación sana. Ha llegado el momento

    Temas

    Publicidad

    Comentarios cerrados

    Publicidad

    Publicidad

    Inicio
    Compartir