Compartir
Publicidad

La felicidad se puede aprender: estás son sus claves en Harvard y otras escuelas

La felicidad se puede aprender: estás son sus claves en Harvard y otras escuelas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La búsqueda de la felicidad ha sido y es uno de los objetivos más perseguidos por el ser humano pero, ¿se puede aprender a ser feliz? Según la ciencia que estudia la felicidad (la psicología positiva) la respuesta es un fuerte y claro "sí, se puede".

Actualmente Universidades como Harvard o Yale ofrecen clases de felicidad y ya son varios los países que han decidido incorporarla como asignatura a impartir en los colegios. La rigurosidad académica va un paso más allá de los libros de autoayuda.

"Psicología y buena vida" es la clase más popular en Yale, quién registró un número de casi 1.200 estudiantes matriculados el año de su lanzamiento. La materia, impartida por Laurie Santos, profesora de Psicología, consta de dos conferencias semanales y enseña cómo vivir una vida más satisfactoria.

La alta demanda de la asignatura que prometía una mejoría en la calidad de vida parece dejar claro una cosa, alcanzar el estado de felicidad plena es algo que se puede aprender. Y el hecho de que salga a la luz un proceso científico para ello, hace que veamos el acceso a ella como algo al alcance de nuestros dedos.

aprender felicidad

La asignatura de Felicidad alrededor del mundo

La felicidad no sólo se enseña en Yale. Allá por 2006 Harvard inauguró un curso similar al de Yale, pero sin la parte práctica. En Colombia existen colegios con modelos pedagógicos cuyas bases se encuentran en la formación del ser integral y no se enfocan solo en el intelecto. Y el propio Dalái Lama incluyó en India el "Currículum de la felicidad", una una asignatura para los colegios de Nueva Delhi que busca llevar la enseñanza de la alegría a las aulas y desarrollar la capacidad empática y la conciencia en uno mismo en los alumnos.

Además, la felicidad como asignatura escolar sirve para fortalecer la personalidad y 40 colegios en Alemania y 140 en Austria apuestan por ella. Los colegios británicos cuentan desde 2006 con una hora semanal de "Clase de felicidad" en la que debaten sobre emociones, fijan objetivos vitales positivos y enseñan a los alumnos a sobrellevar el día a día.

De momento, en España no tienen la suerte de tener a su disposición este tipo de clases en educación primaria, ni en secundaria ni en los estudios universitarios.

Eso sí, lo que ya tenemos a nuestro alcance son una versión de estos cursos en forma de seminarios. The Happy Seminar empezó a impartirlos en la IE University y ahora los ofrecen también a empresas. ¿Sus bases? Enseñar los distintos tipos de felicidad, los impedimentos para ser feliz, las herramientas necesarias y la importancia del agradecimiento.

El que los diversos niveles de enseñanza decidan añadir los estudios de felicidad dentro de sus planes de estudio deja claro que aprender a ser felices es posible.

El éxito de los estudios de felicidad como respuesta al éxito de los libros de autoayuda

Ya durante estos últimos años ha sido innegable el éxito de los libros de autoayuda, cuyas ventas mueven cientos de millones de euros en España. Gurús que enseñan el arte del mindfulness (algo que se puso muy de moda durante el año pasado) y prometen "la salvación personal". Según los datos registrados por el Comercio Interior del Libro, se han llegado a vender 9.937.000 de ejemplares registrados en la temática de autoayuda y desarrollo personal. Y la Agencia del ISBN ha registrado un crecimiento del 2,6% anual desde 2012 a 2017.

El ámbito académico ha tomado (muy acertadamente) nota del creciente interés y su incorporación está siendo progresiva. La búsqueda de la felicidad ha dejado de estar ligada a la psicología popular y se profesionaliza. Su secreto** unir la psicología de los libros de autoayuda populares con la ciencia**. En palabras de Tal Ben Shahar, algo entre "el rigor de la academia y la diversión del movimiento de autoayuda".

¿Qué se estudia en clase de Felicidad?

La ciencia ha demostrado que para ser feliz se requiere un esfuerzo intencional y, como no podía ser de otra forma, los estudios de felicidad se componen en su mayoría de un alto componente práctico. Son cursos que ofrecen herramientas para solucionar conflictos que contribuyen a alcanzar la felicidad, el éxito.

Llegados a este punto es importante recordar que no para todo el mundo la felicidad se trata de lo mismo. Cada uno tenemos un concepto personal de felicidad y el secreto está en lograr el crecimiento personal que necesitamos para sentirnos satisfechos, a gusto con nosotros mismos.

Advice Advise Advisor 7096

Lo más importante de estas enseñanzas es el cambio de comportamiento. Para conseguirlo algunos de los ejercicios que usan consisten en crear listas de cosas por las que estamos agradecidos, dormir más, pasar más tiempo con las personas que nos quieren, desconectar de las redes sociales y dedicar un tiempo al día a prestar atención a un mismo.

Para el aprendizaje de la felicidad también son muy importante las enseñanzas sobre como afrontar las derrotas, que se deben ver como desafíos futuros.

¿Te has quedado con ganas de asistir a uno de estos cursos? La Dra.Santos y la Universidad de Yale ofrecen uno online disponible en Youtube gratis. Eso sí, está en inglés.

Imágenes | Unsplash.com, Pexels.com

En Trendencias | El concepto Japonés de Ikigai: por qué el propósito puede ser un mejor objetivo que la felicidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio