Sostenibles y dejan el pelo suave e hidratado: descubre este verano los champús sólidos de mango y avena de Klorane

Sostenibles y dejan el pelo suave e hidratado: descubre este verano los champús sólidos de mango y avena de Klorane
Sin comentarios

Hace tiempo que tu amiga beauty freak, esa que prueba todas las tendencias antes que nadie, te habló de las bondades de los champús sólidos. Que si son perfectos para viajar, que miman el pelo a la par que lo limpian en profundidad, que son más sostenibles…

Y estaba en lo cierto con sus argumentos: los champús sólidos son más respetuosos con el medio ambiente y resultan de lo más prácticos para llevar en la maleta —adiós a las preocupaciones por el tamaño de los botes que puedes incluir en el equipaje de mano del avión—o en el neceser (ciao a ese incómodo momento en el que descubres que tu champú se ha desparramado porque no habías cerrado bien el frasco).

Los champús en formato sólido son una tendencia al alza en el cuidado capilar. Y hay firmas que llevan un paso más allá la sostenibilidad intrínseca a este producto. Es el caso de Klorane, que este verano incluye en su catálogo dos opciones de champús sólidos: uno de mango, especial para cabellos secos, y otro de avena, apto para todos los tipos de melena.

Pero vayamos por partes. ¿Por qué son más sostenibles estos champús?

Menos agua, menos plástico y biodegradables

Ch Solido Mango Hoja

Los champús sólidos de Klorane son la versión minimalista de este producto básico para la higiene capilar. Dado su formato, no incluyen en su fórmula estabilizantes ni conservantes, son biodegradables y para su fabricación se emplea un 77 % menos de agua que en el caso del champú líquido.

Si, además, has hecho del #noplastic, #plasticfree o #vidasinplastico tus hashtags de cabecera, este producto encaja a la perfección con ese estilo de vida: los champús sólidos de Klorane reducen el plástico totalmente con una simple lámina de papel 100% reciclable.

¿Más razones para apostar por este formato? Son claves para el ahorro: cada pastilla de champú Klorane de 80 gramos equivale a dos botes líquidos de 200ml y, se ahorra hasta un 90% de agua en su producción.

Más sostenibilidad, misma sensorialidad

Pasarse a los champús sólidos significa renunciar a envases más grandes y con plástico o a productos que necesitan más agua para su elaboración. Pero no supone decir adiós a la sensorialidad de los champús de Klorane (de aroma embriagador que nos teletransporta a una playa paradisíaca) ni a sus beneficios para nuestra melena.

Este formato, apto a partir de los tres años, nutre, mima y desenreda el cabello como el resto de las fórmulas de la firma francesa.

¿Qué hay de la experiencia de uso de este tipo de champús? Pese a lo que hayas oído, tienen la misma sensorialidad que los champús líquidos de la marca, con una textura jabonosa (y espumosa), y en ambos casos no incorporan sulfatos ni siliconas. Al cabo de dos usos te habrás acostumbrado a esa nueva forma de lavarte el pelo: pasando la pastilla por tu melena y convirtiendo ese instante aromático en un momento de mimos para ti y tu pelo.

¿Mango o avena? Dos opciones para dos tipos de pelazo

Kl Ch Solido Mango

Los recién lanzados champús sólidos de Klorane se presentan en dos versiones: de mango, de espíritu tropical, y de avena, para dar un extra de suavidad a cualquier cabello.

La línea de mango, una de las más populares de la firma, se amplía este verano con este champú sólido, que nutre en profundidad desde el primer uso y protege el cabello. Su fórmula biodegradable tiene la manteca de mango como principal activo natural: es nutriente, fundente y rica en ácidos grasos altamente nutritivos para el pelo.

Y, detrás de este producto, hay todo un proceso botánico: la variedad de mango empleada es la especie Mangifera indica L., cuyos frutos se recolectan a mano antes de que maduren. Ese es el momento de mayor concentración de principios activos, que se extraen a través de un proceso de presión en frío para preservar todo su poder nutritivo.

También en esto, Klorane da un paso más y, con el fin de reducir los desechos que genera, utiliza los huesos del mango para obtener su manteca. La etiqueta #zerowaste, también en tu rutina capilar.

Si tu cabello no es seco, sino que es graso o normal, encontrará en el champú sólido de avena de Klorane su perfecto compañero de batallas. Esta gama, otro de los must de la marca francesa, aprovecha al máximo las propiedades suavizantes, hidratantes y protectoras de la Avena Sativa L., rica en glúcidos, lípidos y vitaminas.

¿También has abrazado la tendencia de apostar por productos de proximidad en tu camino hacia una vida más sostenible? La avena con la que se elabora este champú sólido se cultiva en el sudoeste de Francia y respetando el ecosistema circundante, como aseguran desde Klorane.

Trucos para utilizar y conservar tu champú sólido

Todo en el universo de la belleza tiene su truco, desde aplicar el corrector de ojeras hasta emplear un champú sólido. Antes de usarlo, empapa bien tu melena. Si tienes el pelo corto, genera espuma entre tus manos y aplícala después sobre tu cabello, para limpiarlo en profundidad. Si lo tuyo es un pelazo largo, frota la pastilla por la melena, con movimientos de arriba abajo. Masajea con suavidad antes de aclarar y voilà: lavado listo.

Para alargar al máximo la vida de tu champú sólido, es importante conservarlo correctamente: sobre una jabonera (no sobre los bordes de la bañera o la ducha) y alejado del grifo, para evitar que el agua lo erosione cuando no lo utilices. Para transportarlo, bastará con que lo dejes secar por completo antes de introducirlo en el neceser.

Imagen | Facebook de Klorane

Inicio