iF DESIGN AWARD: detrás de un diseño bonito está la historia del mundo en el que vivimos

iF DESIGN AWARD: detrás de un diseño bonito está la historia del mundo en el que vivimos
Sin comentarios

Se dice que el valor de lo artístico está en lo intangible. Sin embargo, no son pocas las ocasiones en las que el diseño ha sabido demostrar que también hay belleza en lo funcional. ¿Por qué, si no, somos tan aficionadas a adquirir siempre la versión más estética de nuestros objetos cotidianos?

Es más, nos pasamos la vida buscando cómo hacer que los espacios de nuestro hogar sean prácticos, pero también bonitos y agradables a través de muebles y acabados exquisitos. Lo mismo ocurre con el resto de aspectos de nuestra vida: desde las prendas que usamos para vestir, hasta los gadgets tecnológicos que nos hacen más fácil el día a día o los utensilios de la cocina, la oficina, el baño y tantas otras estancias.

Porque, en el fondo, el diseño es el reflejo de nuestra historia y nuestros gustos, pero también es un testigo que cuenta cómo ha evolucionado nuestra sociedad a lo largo del tiempo, con una conexión única entre el objeto cotidiano y el arte. Algo que conoce muy bien la organización responsable de los iF DESIGN AWARD, iF eV, que desde el año 1953 no ha cesado en su empeño por apoyar y promover el buen diseño.

Más de 60 años de diseño al servicio de la sociedad

Aunque la búsqueda de lo estético en lo cotidiano ha sido una constante desde que el mundo es mundo, su profesionalización no llega hasta mediados del siglo XX. Es la razón por la que hoy somos capaces de relacionar ciertos objetos con épocas determinadas del tiempo.

Es el caso de los electrodomésticos con formas redondeadas de los años 50, los estampados en el papel pintado de los 70, el boom tecnológico que se impuso en todos los rincones con la llegada de los 2000 o el compromiso medioambiental de la última edición de 2021, con un buen número de diseños en envases y otras categorías elaborados con materiales reciclados y/o reciclables o biodegradables.

Botellero Cacho

A lo largo de 67 años de historia, iF eV ha experimentado en el seno de su organización la evolución del diseño al servicio de la sociedad. Lo ha hecho con su labor de apoyo al sector, pero sobre todo a través de sus premios anuales que hoy conforman todo un catálogo de genialidades que facilitan nuestra vida y rodean nuestra realidad de arte.

Hacer un repaso a través de sus diseños premiados es todo un viaje por medio de las inquietudes que nos han hecho ser como somos. En él, se perciben grandes hitos, como la búsqueda de opciones de decoración atemporales, la consolidación de la estética en el mundo tecnológico o el regreso de los materiales nobles y naturales, a los que se les da hoy más importancia que nunca.

Un pasatiempo perfecto para amantes de las tendencias en interiorismo, tecnología y accesorios de moda, pero también para inspirarse y suspirar por algunos de los objetos de deseo que han sido premiados en 2021.

La iluminación de toda una era

Lampara
A la izquierda, lámpara Stehleuchte S 110 (1964) y, a la derecha, lámpara And-on (2021).

Sin duda alguna, uno de los ejemplos que mejor representan la evolución del diseño de interiores son los métodos de iluminación. No solo ejemplifican el cambio hacia opciones más tecnológicas e inteligentes, sino también la reinvención de los orígenes en una clave más sostenible.

En 1964, una lámpara de pie alemana llamada Stehleuchte S 110 conquistaría al mundo con un estilo que aún se sigue emulando en las tiendas de decoración. Reinventada hasta la saciedad, podría considerarse todo un preludio de la propuesta japonesa and-on, ganadora en 2021, y responsable de unir la tradición nipona de iluminar usando papel washi con la armonía espacial que buscaban sus antecesores.

Iluminacion
A la izquierda, la iluminación Polyester-Lichtband (1964) y, a la derecha, la iluminación Lámina (2021).

También se percibe esta misma evolución entre uno de los grandes triunfadores de la última edición de los premios, la colección de lámparas colgantes Lámina, que logró alzarse con el oro y que podría considerarse una adaptación de otra pieza sesentera como la Polyester-Lichtband.

Tecnología en constante cambio

No todo son reinvenciones del pasado. De hecho, si hay algo fascinante en comprobar cómo evoluciona nuestra relación con la tecnología es descubrir también las grandes diferencias entre gadgets de antaño y de ahora. Por ejemplo, ¿quién hubiera pensado que el teléfono de siempre podría prescindir de cables? De hecho, ni siquiera los diseños pioneros de telefonía móvil guardan mucha relación con los smartphones y sus infinitos accesorios actuales.

Telefonia
A la izquierda, teléfono Motorola StarTAC (1997); arriba a la derecha, teléfono Fernsprechapparat (1964) y, a bajo a la derecha, cargador wireless Zendure USA Inc. (2021).

Del mítico teléfono Fernsprechapparat, que en los 60 llenaba los hogares con el tintineo de su rueda, pasamos a la invasión de la telefonía móvil en los 80 y 90, con la que los yuppies marcaban tendencia. Hoy, la telefonía se extiende por modelos de smartphones que hacen lo impensable, pero también se complementan con objetos como auriculares y smartwatches, que pueden recargar sus baterías sin un solo cable con el cargador inalámbrico Zendure USA Inc.

Instax
Cámara Instax SQUARE SQ1 (2021).

En el caso de la fotografía, territorio de objetos inimaginables, sorprende ver cómo todavía hoy nos dejamos conquistar con lo analógico y con el diseño que emula a prototipos de antes, como la Kodamatik 930 o la Kodak Disc Camera 6000, que sustituía el carrete por un curioso disco de imágenes. No es de extrañar que el diseño de la nueva Instax SQUARE SQ1 se haya llevado en 2021 el reconocimiento del jurado del iF DESIGN, porque es la clase de objeto capaz de vestir estanterías con un acabado único y de hacernos vivir grandes momentos a golpe de foto instantánea.

De la oficina al trabajo en casa

Oficina
A la izquierda, silla Sekretärinnendrehstuhl (1976); ariba a la derecha, escritorio Schreibtisch Mobil-Büro (1976) y, abajo a la derecha, sillón Dunas Lounge (2021).

La oficina ejerce también un papel importantísimo en la historia del diseño y de los iF DESIGN AWARD. Al fin y al cabo, durante mucho tiempo ha sido el laboratorio de pruebas de avances tecnológicos, de nuevos tipos de empleo y de cambios en la forma de entender las jornadas laborales. Si bien en los 70 y 80 se llega a conformar el mobiliario clásico de oficina, con modelos como la silla Sekretärinnendrehstuhl o el escritorio Schreibtisch Mobil-Büro, el panorama cambia con la llegada de despachos más abiertos, luminosos y minimalistas en los años 2000.

En este sentido, el paso de las máquinas de escribir y ordenadores de sobremesa a portátiles y tablets nos permitiría también concebir los espacios de una forma diferente, con modelos de sillón como el Dunas Lounge, aptos para entornos laborales, pero también para estancias en el hogar. De hecho, podría considerarse toda una referencia de nuestro tiempo y de los cambios en nuestras propias viviendas, que ya no son solo entornos donde crear una vida, sino que también son el escenario para el teletrabajo.

Sofisticación en clave de cocina

Cocina 60
Lavavajillas Geschirrspüler (1967) y cafetera Filterkaffeemaschine "Wigomat" (1964).

Hacer vida en torno a la cocina es muy habitual. Es lo que explica por qué muchas abuelas reciben a las visitas en este espacio y por qué las conversaciones espontáneas en reuniones con amigos se generan casi siempre dentro de ellas. También en su seno se han desarrollado algunos de los diseños más recordados del siglo XX, esos que a muchas nos llevan a la infancia o , simplemente, son dignos de colección. Un lavavajillas como el Geschirrspüler o una cafetera como la Filterkaffeemaschine "Wigomat", premiados por iF DESIGN en los años 60, hoy podrían estar perfectamente en las estancias de un museo.

Cocina
Botellero Cacho (2021) y grifo de cocina Magnet Kitchen (2021).

La cocina, hoy, es también un lugar donde podemos dar rienda suelta a nuestro lado más sofisticado, con acabados en sus muebles y utensilios que podrían tener cabida en un moderno restaurante. También son el complemento ideal para esas recetas que solo preparamos para momentos especiales. Porque, sí, ahora que es tan fácil hacerse con comida a través de los servicios de delivery, parece que solo nos ponemos el delantal y sacamos los cuchillos cuando hay una excusa de por medio.

En la edición 2021 de los iF DESIGN AWARDS, el botellero Cacho, por su integración con el entorno y su funcionalidad, logró hacerse con uno de los premios de oro. También aparece en el listado de galardonados el grifo de cocina Magnet Kitchen –firmado por el español Ramón Soler–, que está inspirado en la estética industrial y cuenta con una solución magnética de lo más inteligente, que nos permite limpiar platos y ollas de forma rápida y eficaz.

Y es que, tras 67 años de vanguardia, los iF DESIGN AWARD continúan más en sintonía que nunca con las necesidades de nuestro tiempo, apostando por la funcionalidad y la belleza en un contexto cada vez más centrado en las personas y más respetuoso con la naturaleza y el medioambiente. Todo un pretexto para admirar aún más la labor de esta prestigiosa organización y de esperar con ansias lo que deparará a la edición de 2022, que tiene abierta la convocatoria para la recepción de piezas hasta el próximo 19 de noviembre.

Imágenes | iF DESIGN AWARD

Inicio