Publicidad

Tous rompe en dos su icónico osito en una campaña muy simbólica con la que defiende la calidad de sus joyas

Tous rompe en dos su icónico osito en una campaña muy simbólica con la que defiende la calidad de sus joyas
Sin comentarios

Después de que, hace unas semanas, saltara la noticia de que la Audiencia Nacional estaba investigando a Tous por vender joyas rellenas de material no metálico y publicitarlas como si fueran de oro o plata, la firma catalana, que en todo momento ha defendido que sus joyas "cumplen expresamente con la legislación de metales preciosos", ha reaccionado con una campaña llena de simbolismo con la que busca reivindicar su compromiso con el oficio joyero y sus clientes.

Aunque la denuncia ya ha sido archivada, la firma quiere limpiar su imagen y, según han explicado sus responsables a través de un comunicado, "reivindicar su trayectoria y su pasión por la artesanía" con un eslogan: unbreakable (irrompible), y una imagen: la del icónico osito de Tous partido por la mitad.

El concepto es obra de la agencia LOLA Mullenlowe y se trata de "una metáfora que ejemplifica que, por muchas situaciones adversas que puedan acontecer, el compromiso de la marca se mantiene irrompible y fiel a las necesidades de sus clientes".

La propia Rosa Tous, vicepresidenta corporativa, ha destacado que, con esta reivindicación quieren transmitir que son "una empresa cuyos valores son capaces de superar las dificultades para seguir realizando piezas de joyería que acompañen a las personas en los momentos más relevantes de su vida desde el amor por la profesión”.

Asimismo, se ha hecho público un manifiesto en el que se subrayan los tres principios básicos de la filosofía de Tous: "No romper con lo que eres, no romper con lo que crees y no romper con lo que haces". Es, de hecho, en esta importancia de no romper con los orígenes donde la marca confía la credibilidad de su calidad y donde sitúa la causa de su éxito:

"Hace 100 años, una familia dedicada al negocio de la joyería se propuso algo: que todo el mundo pudiera tener una joya", puede leerse en el manifiesto. Un propósito en el que señalan clave de su éxito "el rigor y la calidad con la que elaboramos cada pieza".

Por supuesto, con una identidad tan marcadamente familiar, tampoco faltan menciones a sus sus talleres ubicados en Sabadell, donde combinan la tradición artesana con los últimos avances tecnológicos, explican, "para poder abastecer sus puntos de venta ubicados por todo el mundo".

Además, no han evitado aludir directamente a la técnica de la polémica, el "electroforming" que, como ellos mismos describen "permite elaborar piezas de extraordinaria calidad, obteniendo reducción en su peso, gran volumen y apenas soldaduras" y en cuyo uso se consideran "visionarios y pioneros".

Para Tous, el hecho de que, como señalan, "hoy millones de personas disfrutan de esas joyas", es la prueba fehaciente de su buen hacer. Y lo cierto es que parece que, a pesar de la sombra de la polémica, la marca sigue disfrutando del beneplácito de sus clientes. En Facebook cuentan con más de dos millones de seguidores y un millón y medio en el caso de Instagram. Además, de haber generado cientos de comentarios positivos de apoyo a la marca.

De este modo, la firma se reafirma en las decisiones tomadas a lo largo de su historia, como la de introducir el electroforming en los años 90, y deja claro que seguirá apostando por transitar el mismo camino que la ha llevado a ser tan popular en todo el mundo.

Fotos | Tous.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios