LVMH y el respeto a la creación

LVMH y el respeto a la creación
Sin comentarios

Tras la sentencia contra eBay por la falsificación de artículos de lujo del grupo Moët Hennessy Louis Vuitton, he de decir que no puedo estar más de acuerdo. Estamos asistiendo cada día a más normas, decretos, leyes que quieren proteger los derechos de autor, de creación, etc... ¿y las casas de moda, de lujo? ¿No tienen los mismos derechos?

¿Por qué vender un CD pirata está penado y la falsificación y venta, a sabiendas por supuesto, de un bolso de Dior (por ejemplo) falso no es un delito? Tema a parte merecería la mitificación de las marcas de lujo y su copia indiscriminada, pero la causa que ahora analizo es otra.

No sé si vosotros estaréis de acuerdo con la sentencia del tribunal de comercio de París por la que eBay tendrá que pagar 39 millones de euros a LVMH, pero supongo que con lo que sí estaréis de acuerdo es con el respeto a la creación. Y, por supuesto, con la venta de productos auténticos, ni falsos, ni copias.

Además, no deja de ser curioso que los jueces hayan prohibido a eBay anunciar productos de perfumería y de cosmética de marcas o artículos de Dior, Givenchy, etc., que antes presentaba como auténticos, bajo la amenaza de una multa de 50.000 euros diarios.

No todos podemos tener un bolso de 12.000 euros, ni una crema de 300, ni una fragancia de 150. Pero eso no es óbice para copiar indiscriminadamente y engañar a los ususarios primero, y a las autoridades después. La falsificación es un delito. Y como tal, debe estar penado. Por ello me pongo del lado de la creación. Tom Ford gana lo que gana por crear un mundo de ensueño. John Galliano es único por diseñar modelos imposibles. Karl Lagerferld lidera Chanel porque el mito de mademoiselle Coco no ha muerto y las leyendas se mantienen. ¿No tienen derecho estos artistas al respeto a su trabajo? Yo creo que sí.

Os dejo una imagen de la campaña de Mijail Gorbachov para LV. No sé si habréis visto la promo, pero ver al ex líder soviético paseando en limusina por resto del Muro de Berlín es, cuanto menos, sorprendente. (Los beneficios de esa campaña el ex presidente de la URSS los donó a su Fundación).

Temas
Comentarios cerrados
Inicio