Publicidad

La chaise longue

La chaise longue
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si sois aficionados al cómic Astérix y Obélix, será fácil explicaros que la idea de la chaise longue viene de lejos. Los romanos eran muy aficionados a esta cama de día en la que hacían el vago o asistían a bacanales. Lo que no sé es cómo les gustaba organizar sus comidas también medio tumbados ... ¡vaya digestiones!

Desde las más sencillas camas de día como las halladas en las tumbas de los antiguos reyes egipcios, o la triplaza romana llamada accubatio (que formaba el triclinio romano) hasta la moderna chaise longue la idea es la misma: mueble de interior de buen gusto, motivo de reunión o momentos de relax en el salón (algo que debiéramos recuperar en nuestra actividad cotidiana). ¡Sin tele, por favor!

Madame Recamier.Jacques-Louis David, 1800

Claro que sólo la idea de cama de día nos da el cliché de status social que podía permitirse estar tumbado de día sin trabajar. Antonia Fraser cuenta en su libro Marie Antoinette: the journey que la reina de Versalles tenía una decena de chaise longues. Me pregunto cómo mantenía la linea entre tanta fiesta gastronómica, pasteles y chaise-longues...

Chaise longue Le Corbusier

Y saltamos en la historia de este elemento de mobiliario de lujo hasta 1928. Charles Édouard Jeanneret-Gris, aka Le Corbusier, junto a dos colegas arquitectos, Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand revolucionaron la imagen clásica de la cama de día para reconvertirla en la chaise-longue moderna, verdadero objeto de deseo y pincelada de buen gusto en cualquier espacio de salón o biblioteca del hogar actual.

chaise longue Mies Van Der Rohe 1931

Otro nombre imbatible en diseño, lujo y sobretodo elegancia minimalista de chaise longue es Mies Van Der Rohe que en 1931 hizo un trabajo magistral. Una pieza original firmada Mies Van Der Rohe es de las más buscadas por coleccionistas de diseño contemporáneo en el mundo entero, y puede costar alrededor de 75.000 dólares.

Vía | Estilo Fotos | Classic Design.it En Embelezzia | Manolo Blahnik y sus exquisitos zapatos de lujo (III): María Antonieta En Embelezzia | Sujetalibros de Cartier: la belleza negra de la pantera en tu biblioteca En Decoesfera | Silla larga, silla corta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir