Publicidad

La belleza y bienestar a debate en la Roca Gallery

La belleza y bienestar a debate en la Roca Gallery
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Roca, empresa dedicada al diseño, producción y comercialización de productos destinados al baño, presente en más de ciento treinta y cinco países, trabaja constantemente para desarrollar tecnologías e iniciativas en el desarrollo de nuevos resultados que fomenten el ahorro del agua.

Para promover la sensibilización y la participación de la gente, ayer por la tarde, en la sede de Roca Gallery de Madrid – un espacio donde los valores de diseño, innovación y sostenibilidad laten con fuerza -, tuvo lugar una mesa redonda cuyo leit motiv era “Belleza y Bienestar”: el mundo del baño y su evolución a través de los tiempos como generador de bienestar, y lugar privilegiado para la belleza.

Mesa redonda Belleza y Bienestar Roca Gallery

La mesa redonda en torno a la cual giró todo el debate fue moderada por el sociólogo Pedro Mansilla, y en ella participaron grandes representantes del mundo de la belleza, la moda, el diseño y la historia. Todos los participantes aportaron su particular perspectiva sociológica, histórica y cultural a una interesante y amena charla, que contó con la presencia de numeroso público.

Enrique Loewe

Enrique Loewe, presidente de la Fundación Loewe, agradeció a Roca Gallery el haber abierto camino en lo relacionado con la proyección de hologramas “para ver la realidad a través de los sueños”. Una idea tan estupenda que no han dudado en adoptarla para Loewe Gallery, sólo que en esta ocasión, las imágenes que se proyecten girarán en torno a la cultura de la artesanía. Su caballo de batalla desde hace décadas.

El Sr. Loewe comentó que para él, el agua era algo mágico, fantástico, que había ayudado a modelar su carácter y personalidad. Habló del cuarto de baño como de un lugar íntimo, que animaba a reflexionar, ya que los espejos nos hacen enfrentarnos a la realidad. Un ejercicio de humildad, de dignidad y de cultura; un psicodrama personal de descubrimiento de uno mismo, porque uno sólo se da cuenta del paso del tiempo cuando se mira a un espejo. Comentó con humor que los psiquiatras deberían trabajar más el tema del baño, y de la energía que se produce en estos espacios. También dijo, entre risas, que cuando estaba en el cuarto de baño le gustaba oír a Wagner, porque “le ponía”.

Belen Moneo Feduchi

Belén Moneo Feduchi, arquitecta, colaboró con Roca diseñando – con ayuda de su padre, Rafael Moneo -, la serie “Frontalis” inspirada en la naturaleza, para ofrecer sugerentes formas basadas en el movimiento del agua. El resultado final es una colección de soluciones ingeniosas para su mejor adaptación a la arquitectura de los espacios. Las mencionadas piezas parecen una extensión orgánica de una pared dilatada, en las que, por ejemplo, las cisternas se presentan del revés. Belén comentó que el diseño de un cuarto de baño refleja su época, y lamentó que al modernizar la estética de los años sesenta, no hubiésemos sabido conservarla.

Maria Rosa Olona

María Rosa Olona, directora de comunicación de la firma L’Oréal Luxe, compartió con los numerosos asistentes al evento la importancia del ritual del baño para sentirse bien dentro de la propia piel, porque cuando nos sentimos bien por dentro, eso se ve desde fuera. Olona recordó que estos rituales han ido dando saltos a lo largo de los siglos y que, en Egipto, el baño tenía connotaciones religiosas, médicas, de placer y de lujo, por lo que las casas de las grandes familias contaban con tuberías de cobre para canalizar el agua. También comentó que, en Roma, el baño comunitario constituía un medio de relajación muy aceptado socialmente. Después contó una anécdota, en la que explicó que se habían encontrado unas trousses metálicas con capacidad para veinte recipientes cosméticos, que eran las que utilizaban las mujeres egipcias a la hora del ritual del baño (aproximadamente, el mismo número de cosméticos que utilizamos en la actualidad).

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora Anatxu Zabalbeascoa fue un maravilloso descubrimiento. Experta en arquitectura y diseño, y autora del libro “Todo sobre la casa”, cuyo primer capítulo dedicó, precisamente, al baño en el ámbito doméstico, por considerarlo un reto, algo fascinante. Explicó de forma amena y entretenida, que el tema del baño, y de la higiene no es evolutivo, que en la historia se han sucedido épocas sucias y limpias. Que el baño, en ríos y termas, empezó siendo público para luego convertirse en un ámbito privado. Hasta la civilización romana, el baño se asociaba a la salud y al placer. Luego, durante la Edad Media desaparece todo aspecto asociado a la higiene, por lo que la población se ve azotada por terribles epidemias. El concepto moderno de cuarto de baño empieza a imponerse alrededor del inodoro con cisterna en el siglo XVIII. La expansión de la porcelana sanitaria junto con las ventajas que proporciona el calentador de agua contribuyen en gran medida a que se difundan nuevos hábitos de higiene, y los cuartos de baño empiezan a generalizarse como parte de la vivienda. Anatxu mencionó que lo que hace una civilización con sus residuos es la huella que deja después. Antaño, en los pueblos, se vendían estos deshechos como abono. Invitó también a hacer una reflexión sobre las cosas que habíamos hecho mal en el pasado, para procurar hacerlas mejor en el siglo XXI.

Pedro Mansilla Viedma

Pedro Mansilla, sociólogo, periodista y crítico de moda, moderó el debate y también introdujo interesantes cuñas al tema de la belleza y bienestar, mencionando curiosas anécdotas como las del inodoro que, como su propio nombre indica, se le pedía que no desprendiese olores, funcionando con arena. Hubo que esperar a que un relojero (Alexander Cummings) consiguiese fabricar un sofisticado mecanismo de émbolo para la aparición de la cisterna de agua. También explicó que hasta la llegada del siglo XIX y de la aparición de una burguesía financiera no se generalizó el tema la ducha. El cuarto de baño se injerta dentro de las casas, pero se oculta por pudor. Las bañeras se transforman en sofás, los inodoros en tronos. Comentó que el año 1530 marcó la frontera en lo relacionado con los ruidos y los olores porque, hasta entonces, la gente compartía el baño durante la defecación, y fue a partir de esa fecha cuando la gente empezó a encerrarse en sus comedores, para que no les viesen comer.

Inodoro burgues

La gran pregunta que al final todos los asistentes nos planteábamos era qué más podía aportar el baño cuando parecía que ya cumplía todos sus objetivos y funciones. Entre todos convinimos en que lo ideal sería poder romper espacios e introducir la bañera en el dormitorio, que el cuarto de baño tuviese luz natural, ¡y vistas! Conferir al cuarto de baño toda la importancia que merece, para que pueda entrar la belleza en nuestras casas (igual que ocurrió hace unos años con las cocinas, que pasaron de ser la sala de máquinas al alma de la casa). Un reto económico y democrático que Roca está poniendo en práctica a través de su Fundación “We Are Water y de W + W, una solución sostenible para sacar el máximo partido del espacio y racionalizar el consumo de agua (un nuevo concepto que integra lavabo e inodoro en beneficio del reciclaje del agua).

Inodoro porcelana

La belleza y bienestar a debate en la Roca Gallery. Una tarde amena y entretenida, donde también nos invitaron a una exposición que era un interesante recorrido por las piezas más relevantes que han marcado la evolución del baño: desde las primera piezas de porcelana decorada que se integraban en el mobiliario doméstico hasta los diseños más actuales de la firma. Si tenéis ocasión, no dejéis de visitarla, ¡¡podréis ver hasta un bidé que perteneció al archiduque Rudol, único hijo de la emperatriz Sissi de Austria!!

Más información | Roca Gallery En Embelezzia | Roca presenta su nueva columna de hidromasaje: Essential

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir