Publicidad

Especial Yves Saint Laurent

Especial Yves Saint Laurent
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace ya unos meses que el mundo de la moda se vistió de luto para decir el último adiós a uno de los grandes del lujo, Ives Saint Laurent. Desde Embelezzia hemos esperado el tiempo suficiente para rendir nuestro pequeño homenaje al diseñador, al creador, al hombre que nos devolvió la cintura, los corsés y un estilo que parecía olvidado.

Coincidiendo con este impass, he tenido noticias gracias a nuestro especial Vacaciones de Lujo, que Vogue Italia ha dedicado el número de agosto a Saint Laurent bajo el título Silent. Y justo nuestra compañera Cristina acaba de reseñar el último bolso de Yves, como una carta de correo dirigida a él. Es por eso que tantas coincidencias no podían caer en balde.

Por eso vamos a repasar, desde la distancia, lo que ha supuesto Saint Laurent para la moda, los complementos y el lujo.

Yves Saint Laurent fallecía a los 71 años en París a causa de un cáncer. La noticia la comunicó su eterna pareja en la sombra, Pierre Bergé. Y aunque ese día dejó de existir, su relación con a la moda se rompió en 2002, cuando anunció que dejaba las pasarelas. Todas las grandes desfilaron en ese último desfile con diseños suyos.

Llegó a París con 17 años (nació en Argelia en 1936), y rápidamente entró a trabajar en la revista Vogue, tras dejar impresionado con sus bocetos al editor Michel de Brunhoff. En 1954 se convirtió en la mano derecha de Christian Dior llegando a ocupar la dirección creativa de la firme. Su colección Ligne Trapéze le llevó a ganar su primer ‘Neiman Marcus Oscar’. Y de ahí, al estrellato.

En los '60 llegó su época dorada: creó su firma, su colección y el éxito de le smoking sigue tan vigente como otras piezas claves de la moda del siglo XX: la sahariana (1962), la blusa transparente (1966), el ‘jumpsuit’ (1968).

En los '70 su débil carácter e inseguridad le llevaron a aislarse del mundo de la moda, sufriendo depresiones, pero 'resucitando' con las constantes exposiciones de los grandes museos a su obra. Ya no había duda, había nacido un mito.

La compra del Grupo Pinault de su firma y la llegada de Tom Ford a la casa, supuso la ruptura definitiva y el divorcio completo. Se desengañó definitivamente, pese a su consolidada trayectoria.

Su última colección pret-a-porter, el ideólogo de la moda para todos, llegaría en 1998. Y desde entonces, el silencio, aunque su legado, temporada a temporada haya permanecido.

Imágenes | Vogue Italia, Hola, Agencia EFE En Embelezzia | Yves Saint Laurent En Trendencias | Yves Saint Laurent

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir