Publicidad

Cómo hacer pan en el horno sin panificadora: 13 recetas fáciles de todo tipo para hacer en casa

Cómo hacer pan en el horno sin panificadora: 13 recetas fáciles de todo tipo para hacer en casa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hacer pan en casa es una tarea laboriosa pero no necesariamente difícil. Todo depende del tipo de pan que queramos elaborar pero lo cierto es que la mayoría de recetas que hemos reunido en este recopilatorio no entrañan mayor dificultad que el tiempo que requiere su elaboración. Además, no es necesario tener panificadora en casa para poder hornear nuestro propio pan, solo necesitamos un horno. A continuación encontraréis desde panes básicos como la hogaza, las barras o el pan de molde, a panes más elaborados con especias y semilla o con masa madre con su impresionante sabor rústico.

Pan de pueblo

Pan de pueblo

Pocas delicatessen más sencillas hay que una rebanada de pan de payés untada con tomate y regada con un chorrito de aceite de oliva. La receta del pan de pueblo es algo laboriosa pero no difícil y vale la pena invertir un poco de tiempo en seguirla. Además de los ingredientes: harina de fuerza y de repostería, agua, levadura prensada fresca, sal y aceite; solo necesitaremos un horno. También es importante tener en cuenta que la masa madre ha de prepararse la noche anterior.

Pan blanco de molde

Pan de molde

Para unos sándwiches a la hora de la cena o una tostada con mermelada y mantequilla a la hora del desayuno, el pan de molde es el rey. Aunque lo asociamos a un producto ultraprocesado porque estamos acostumbrados a comprarlo envuelto en plástico en el supermercado, también es posible hacerlo en casa. Con esta receta de pan de molde casero, damos esquinazo a los aditivos y solo necesitamos agua, levadura fresca, leche, mantequilla, sal y harina

Hogaza casera de masa madre con doble fermentación

Hogaza casera de masa madre con doble fermentación

Esta receta para hacer en casa una hogaza casera de masa madre resulta en un pan de pueblo clásico con sabor intenso. Se trata de un pan con la corteza bien crujiente y tostada y un interior blanco y lleno de orificios alveolados. Además, es fácil de preparar y solo necesitamos masa madre, harina de trigo, agua, sal y levadura fresca de panadería.

Pan mediterráneo de sésamo y orégano

Pan mediterráneo de sésamo y orégano

Esta receta bautizada como pan mediterráneo de sésamo y orégano se inspira en el pan turco y sus ingredientes recuerdan a los de la foccacia. Es sencillo de hacer y se prepara en muy poco tiempo porque apenas necesita reposo. Con tan solo 30 minutos de cocción, obtendréis un pan suave y esponjoso, ideal para acompañar embutidos y quesos. Aunque en algunas zonas del Mediterráneo este pan se toma abriéndolo por la mitad y añadiendo mantequilla dentro.

Baguette o pan francés

baguette

La baguette es uno de los panes más famosos del mundo: una barra crujiente con una corteza dorada y apetecible. Con esta receta de baguette o pan francés, para que la masa quede crujiente y elástica, se elabora una masa de pan básico que luego extendemos y enrollamos antes de la última fermentación. Para potenciar el dorado de la corteza se ha de pintar la superficie con clara batida dos veces, una antes del horneado y otra vez hacia al final.

Pan de trigo y centeno

pan de centeno

Con la harina de centeno obtenemos panes más pesados, de miga densa, algo ácida y de aspecto rústico. Aunque con esta receta de pan de centeno solo añadimos una parte de este cereal a la masa, por lo que queda más suave, obteniendo un pan más equilibrado y más fácil de trabajar. Además es muy fácil de preparar e ideal para iniciarse en el mundo del pan casero.

Pan de cerveza

pan de cerveza

El pan y la cerveza son alimentos que se consumen desde la antigüedad y tienen raíces comunes. Ambos alimentos tienen como base a los cereales y en los dos se produce una fermentación como consecuencia de la intervención de las levaduras. Esta receta de pan de cerveza utiliza cerveza roja tostada, casi negra, tipo stout, pero se puede seguir con una cerveza tipo Ale o Lager sin ningún problema, la única diferencia será el color interior del pan.


Panecillos de trigo y pasas al curry

Panecillos de trigo y pasas al curry

Los panecillos de trigo y pasas al curry son unos panes, con un bonito color amarillo en su interior, en los que afloran multitud de sabores a cada bocado. Esto se debe al leve ácido del pan de masa madre, el dulzor de las pasas y el especiado de la mezcla del curry. Esta receta usa pasas de arándano pero también se puede hacer con uvas pasas o con trocitos de ciruelas o de orejones. Eso sí, la dificultad de este pan tan especial sube un poco con respecto a los demás presentes en esta selección.

Pan de quinoa

Pan de quinoa

Esta receta de pan de quinoa está pensada para que el amasado se realice en amasadora pero si no tenemos, lo podemos hacer a mano. Eso sí, teniendo cuidado de dejarlo levar dos veces. La quinoa es un pseudocereal que se cultiva en America del Sur desde hace 5000 años. Al tener los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano, es un alimento muy completo y de fácil digestión. El único cuidado que debemos tener antes de hervirla es lavarla bien con agua para evitar la saponina.

Pan casero sin amasado

Pan sin amasado

La técnica de hacer pan sin amasar recibe el nombre de no knead bread. Al llevarla a cabo se debe tener cuidado de reducir la cantidad de levadura según la temperatura ambiente que se tenga en el momento de hacer la receta y procurar que la masa tenga una hidratación de un 60-65%. Es por todo ello que su nivel de dificultad es medio. A pesar de ello, esta receta de pan casero sin amasado es muy básica. No lleva añadidos como grasa o huevos por eso, si no disponéis de harina de fuerza, se puede elaborar con harina normal. La olla para su cocción tampoco tiene por qué ser de hierro fundido.

Pan casero de masa madre y lenta fermentación

Pan casero de masa madre y larga fermentación

Esta receta de pan casero de masa madre y lenta fermentación deja fermentar el pan en frío durante muchas horas. Se trata de un pan muy crujiente y con mucho sabor, muy diferente a los panes que encontramos habitualmente en los comercios. Aunque cuesta resistir la tentación de comerlo caliente, es preferible dejar que su interior termine de cocinarse  mientras se enfría para que los alveolos se formen y la miga quede bien hecha.

Receta tradicional de pan de soda irlandés

Pan de soda tradicional

El pan de soda irlandés es un pan rápido muy sencillo de elaborar. Se elabora gracias a la reacción química que resulta de combinar el ácido láctico del suero de mantequilla (buttermilk) con el bicarbonato sódico, generando el dióxido de carbono que hace crecer la miga de este curioso pan. Podemos darle un toque diferente añadiendo semillas de comino o alcaravea, hierbas aromáticas o incluso pasas a la masa.

Pan de soda con trigo sarraceno y pipas de calabaza

Pan de soda con trigo sarraceno y pipas de calabaza

Como ya hemos visto en la receta anterior, este tipo de pan utiliza bicarbonato sódico en lugar de levadura. A la receta de pan de soda con trigo sarraceno y pipas de calabaza le da un toque especial las semillas y la combinación de harinas. Aunque normalmente se hace con buttermilk, se puede emplear yogur en su lugar. Un cereal integral consistente como es el alforfón le añade el punto rústico que tan bien le va a estas masas. Una receta para tener siempre a mano cuando queremos tener pan casero en menos de una hora.

Fotos | Directo al paladar y Julie & Julia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios