Compartir
Publicidad

Youth Surge de Clinique, el paso del tiempo a prueba

Youth Surge de Clinique, el paso del tiempo a prueba
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Youth Surge es mi primera crema antiarrugas, o mejor dicho, mi primera crema desaceleradora del paso del tiempo en mi piel. Creo que así suena bastante mejor, ¿no?

Así, con ese término de “desaceleración” es como Clinique presenta este nuevo producto antienvejecimiento, que llevo utilizando ya cerca de dos meses. La imagen de la tortuga (que, por cierto, se llama Maxine) potencia esa falta de prisa por envejecer.

Llevo tiempo queriendo contaros mi experiencia con esta crema, pero he ido alargando el momento de hacerlo hasta tener unos resultados concretos y una opinión formada en base a un periodo de utilización más o menos coherente.

¿Qué lleva esta crema?

Youth Surge se basa en siete pilares que frenan la acumulación de daños en la piel. De momento. me baso en los dos más importantes. El primero de ellos potenciar el funcionamiento de las sirtuínas (os recomiendo el artículo de Isabel sobre el tema) a través de una cadena de moléculas de Isonicotinamida. Esto quiere decir que esta molécula ayuda a la producción de colágeno y preserva el que ya hay en nuestra piel.

El segundo pilar que más me llamó la atenciónes la anti-glicación. La glicación significa que hay azúcares que se metabolizan incorrectamente y se adhieren a la elastina y el colágeno de la piel, provocando arrugas y flacidez. Por medio de otra molécula, la Carnosita Descarboxilada (sin comentarios a este curioso nombre…) se impide esta metabolización incorrecta.

Estas dos características son las que más me han llamado la atención, pero hay otras cinco, mas conocidas, como son la inclusión en la fórmula del producto de antioxidantes (Vitamina C y E), protección contra los rayos ultravioleta (UVA y UVB), agentes hidratantes, agentes estimuladores del colágeno y la elastina, y protectores contra las agresiones ambientales.

Como todos los productos de tratamiento de Clinique, hay varias fórmulas para adaptarse al tipo de piel, en este caso son tres (seca mixta y grasa) y no cuatro como en el Sistema de Tres Pasos.

Mi experiencia

Después del comentario técnico sobre lo que lleva esta crema (nunca está de más saber estas cosillas), paso a detallaros mi percepción sobre este producto. Lo comencé a usar al mismo tiempo que el Sistema de Tres Pasos. La versión que me recomendaron fue la de pieles mixtas.

No es que tenga arrugas, pero tengo veintimuchos años ya, y sí noto en mi piel líneas de expresión que no me gustan nada. Están en el entrecejo (de enfadarme), un poco en el contorno de ojos (de reírme) y un poco también alrededor de los labios (de fumar).

El caso es que era el momento de pensar, en serio, en un producto de tratamiento para estas cosas. Lo he probado durante dos meses, día y noche, y el primero de ellos no noté absolutamente nada en cuanto a las líneas de expresión. Vale, es una crema estupenda, de absorción muy rápida, muy ligera, no engrasa, no contiene perfumes e hidrata bastante y te deja la piel con una elasticidad reconfortante. Todo esto no es poco, pero mis líneas de expresión seguían ahí.

Ya en el segundo mes, paulatinamente, sí que he notado una reducción visible en las líneas más finas que eran las de los ojos y la boca. Y un poco también en las del entrecejo. No sé si esta progresión seguirá en el tercer mes, ojala.

Supongo que mi inexperiencia ante este tipo de cremas me ha hecho pensar que esto funcionaría rapidísimo, pero está claro que lleva su tiempo. Hace un mes no estaba contenta con la crema y ahora sí, pero creo que hay cosas que le faltan, como por ejemplo algo más de factor de protección solar, sólo lleva un 15 y me parece muy poco.

Otra cosa que no me termina de convencer es el funcionamiento de esta crema con arrugas de verdad, más severas y marcadas. Puede que esta crema ayude a retardar la aparición de las arrugas, pero quizá no sea verdaderamente eficaz si ya las tienes.

Quizá por esa razón no hay un tratamiento de noche más específico para combatir esas arrugas, y simplemente se utiliza el mismo producto para mañana y noche.

La conclusión a la que llego es un poco ambigua. Por un lado me he acostumbrado a aplicarme una crema de tratamiento mañana y noche, veo mi piel mejor, algo más lisa y con esas líneas suavizadas, pero no sé si tendría que esperar algo más de una “fuente de juventud” que promete todo lo citado anteriormente y que cuesta 57 euros. ¿Qué pensáis vosotr@s?

En Embelezzia | Sesión de trabajo en Clinique, cita de lujo
En Arrebatadora | Los tres pasos de Clinique, con lupa (I) y (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio