La laca está de cumpleaños, ¡felices 50!

La laca está de cumpleaños, ¡felices 50!
Sin comentarios


Hay determinados productos que asociamos a imágenes determinadas. En el caso de
la laca, siempre la he asociado a mi abuela. Me encantaba de pequeña verla peinarse y de repente decir, “tráeme el bote dorado y ahora cierra los ojos“. Supongo que nos pasará a muchas.

Hoy toca felicitar a un producto básico en el mundo cosmético, la laca está de cumpleaños, ¡50 nada menos! En la imagen os enseño un cartel de 1964, me encantan estas imágenes antiguas.

Historia de la laca


La laca Elnett de L’Oréal Paris nació en los años ’50. Dicen que el auge del cine fue su principal impulsor. Sino, cómo era posible que peinados, melenas y recogidos estuviesen perfectos tanto tiempo.

En 1957 la firma francesa sacó al mercado L’Oréal Net, la primera laca con aerosol. Se aplicaba como un producto frío, rápida y sin agua; el el spray se convirtió en el mejor amigo de los peluqueros y en una extensión de su mano casi.

En los años ’60 los recogidos iban dejando paso a otros peinados, y así llego una laca más suave y con mayor brillo. Eran Elnett Souple y Elnett Satin. En los ’70, con el movimiento hippie y todo más relejado apareció una de las lacas fijadoras que seguimos usando hoy en día, Elnett Micro-Difusión.

Es la famosa laca con multipartículas repartiéndose mejor por el pelo. En 1975 los profesionales de los salones de belleza demandan más y la firma aprovechó ese tirón, “la laca de los profesionales más exigentes”. En 1976 llegó una fórmula más ligera, Allure Elnett: se creaba una película invisible que fijaba el peinado sin apelmazarlo.

La consolidación de la laca


Creo que todas tenemos un bote de laca en casa, aunque no lo usemos a menudo, es como algo fundamental. ¿Sabes cuántos botes de laca se habían vendido hasta 1987? Un billón de lacas.

Hace diez años, en los años ’90 la laca parecía que tenía sus días contados, pero fuimos nosotras, las más jóvenes, quiénes nos convertimos en sus clientas. Nació Elnett Flexible, de tacto sedoso mediante el uso de polímeros.

Desconocía que era la única laca del mercado que no contiene agua, parte de su éxito en fijación. Dado que estamos de aniversario, y en plena pasarela Cibeles, Miguel Palacio, ganador del Premio L’Oréal Paris a la Mejor Colección de Pasarela Cibeles febrero 2010, ha diseñado, una edición especial .

Lo dicho, todo tiene truco, y las melenas que no se mueven o los mechones perfectamente libres, llevan trampa. Venga, toca confesad, que levanten la mano las usuarias de la laca.

Por cierto, un pequeño truco: un pequeño toque de laca en los dedos, y podemos fijar las cejas de manera natural simplemente pasando por encima la yema de los dedos.

Más Información | L’oreal
En Trendencias | Pasarela Cibeles
En Arrebatadora | ¡No sé aplicarme bien la laca!, Los cosméticos más vendidos de la historia (y III)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio