Publicidad

Cuida tus manos en la cocina mientras lavas platos

Cuida tus manos en la cocina mientras lavas platos
Sin comentarios

Publicidad

Hoy día quien tenga las manos estropeadas es porque quiere. Dejando aparte el paso del tiempo y excepciones, las que llevamos una vida considerada normal no tenemos excusa para no lucir unas manos suaves, sin durícias y bien nutridas. En la cocina también puedes hacer algo más por ellas: con el jabón y con los guantes.

Muchas veces nos lavamos las manos en la cocina porque vamos a empezar a preparar comida y manipular alimentos. Si no tenéis la paciencia de pasar primero por el cuarto de baño y lavaros las manos con el jabón (sea líquido o en pastilla), ya os veo dándole al lavavajillas. ¡Eso me horroriza!. Claro que lava: demasiado.

El lavavajillas es demasiado fuerte para la piel de las manos: no necesita tanto para estar limpia y estas fórmulas agreder el manto lipídico de la piel. La solución es fácil: poned al lado del lavavajillas un jabón líquido neutro para las manos. Así seguro que os acordáis de evitar el Mistol o el Fairy.

En la segunda parte del plan Manos Fantásticas Lavando Platos intervienen los guantes. No me vengáis con la tontería de que os molestan: escogedlos gruesos o finos como los de los cirujanos, pero poned guantes a las manos para evitar también el lavavajillas. Os diré más.

Aplicad vuestra crema de manos y poneos los guantes. Cuando terminéis de lavar los cacharros, el agua caliente y el calor que proporciona el plástico os va a dejar una manos de hada. Le hemos dado la vuelta a la tortilla.

En Arrebatadora | Manos cuidadas = manos más jóvenes cada día, Cada crema de manos con sus guantes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir