Publicidad

Aprende de los gatos ¡Estírate!

Aprende de los gatos ¡Estírate!
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy sí ¡empieza la primavera! y quiero aprovechar nuestro especial para ponernos en forma de esta estación para hablaros de una costumbre que sienta muy bien, la de estirarnos de vez en cuando.

Si observamos un poco a nuestras mascotas, especialmente los gatos, veremos como se toman su tiempo para estirarse, primero una pata, luego la otra, después todo el cuerpo... cuando terminan parece que se han quedado otra vez como nuevos y realmente es así, si os animáis podréis comprobarlo de primera mano.

Beneficios de estirarnos con regularidad

Se suelen recomendar unos cuantos estiramientos antes de salir a correr o realizar otro tipo de deporte, pero más allá de resultar útiles como calentamiento, por sí mismos ya nos aportan beneficios, ayudando principalmente a que nuestros músculos y articulaciones mantengan su fuerza, flexibilidad y lubricación.

Hoy en día podemos pasarnos horas en la misma posición, sentadas en el trabajo, delante del ordenador o de pie, en cualquier caso es difícil evitar malas posturas y que los músculos se agarroten, por lo que al estirar por lo menos compensamos este problema y disminuimos el riesgo de sufrir contracturas o dolores de espalda.

Gato estirándose

Además conseguiremos una mayor flexibilidad en general, que después nos permitirá movernos más fácilmente y mejorar en nuestra rutina deportiva. Estirando alargamos el músculo, por lo que no solo nos sirve para prevenir lesiones, sino que con el tiempo hará que nuestro cuerpo se vea más torneado y nuestros resultados de tonificación sean mejores.

Mantenerse joven no es solo cuidar el aspecto exterior, unas articulaciones fuertes con las que poder movernos con agilidad a la larga nos van a dar también muchas más satisfacciones.

Algunas rutinas básicas para empezar

No es necesario que dediquemos mucho tiempo al día, apenas unos minutos, y la buena noticia es que algunos estiramientos incluso pueden hacerse desde la cama. Un buen momento es nada más levantarnos (eso sí, con suavidad por favor, no es cuestión de provocarnos un tirón) o para relajarnos justo antes de dormir.

Qué mejor que desentumecer músculos por la mañana para empezar bien el día y/o por la noche para un buen descanso. Una forma es respirando profundamente con las piernas estiradas, mover los pies hacia delante y hacia atrás, relajando los gemelos.

Estiramientos

Después podemos flexionar las piernas apoyándolas en la cama y extender hacía arriba primero una y después la otra, para acabar volviéndolas a relajar estiradas. En esta postura seguro que el cuerpo os pide estiraros por completo, como si estuvierais intentando crecer (¡Qué gozada!) movimiento que podéis completar con rotaciones lentas de muñecas y tobillos.

Tanto el yoga como el pilates incluyen en su rutina muchos ejercicios de estiramientos, y volviendo a los mininos, entre ellos está uno de mis favoritos, la postura del gato, que sirve para reforzar las abdominales y destensar toda la zona de la columna.

En el siguiente vídeo podéis ver bien cómo se realiza, teniendo en cuenta que al subir debemos inhalar aire y contraer la barriga, y al bajar la columna relajar y expirar. Una buena forma de arquear la espalda correctamente es intentar mirar a través de nuestras piernas al hacerlo.

Dependiendo de nuestras necesidades hay muchos tipos de estiramientos, pero siempre va bien practicar un mínimo, como los estiramientos de brazos o piernas con cierta regularidad. Notaréis la diferencia, sí es que no lo habéis hecho ya ¿Soléis estirar habitualmente? ¿Cómo lo hacéis?

Fotos | Alanant | Kaibara | Helga Weber En Vitónica | Especial estiramientos En Trendencias Belleza | Masaje para los pies

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios