Compartir
Publicidad
Publicidad
Conoce 7 barrios de Nueva York a través de sus platos más icónicos
Viajes

Conoce 7 barrios de Nueva York a través de sus platos más icónicos

Publicidad
Publicidad

Si tienes la grandísima suerte de viajar a Nueva York esta próxima Semana Santa, seguro que en algún momento has consultado un mapa con los distritos más famosos de la ciudad: Upper East Side, Upper West Side, Midtown... En cada uno, en cada rincón de Nueva York, hay cientos de lugares que merece la pena conocer. Y, además, cientos de platos que merece la pena probar. Hoy os vamos a enseñar siete de los barrios más conocidos de la ciudad, ideales para visitarlos a la hora de comer.

Upper East Side | Burger Joint

Hay ciertas cosas que solo pueden ocurrir en el Upper East Side. Adolescentes llegando al colegio en limusina, al más puro estilo Gossip Girl; edificios con marquesina, alfombra roja y portero con gorra de plato; un transbordador aéreo para cruzar el East River... y la (probablemente) mejor hamburguesería de la ciudad, escondida tras la recepción de un hotel de lujo. Al sur del Upper East Side, casi pegado a la Quinta Avenida, encontraremos (con suerte) el Burger Joint.

Uppereastside

Burger Joint es la representación del típico dinner americano, con un aspecto algo cutre, y –según los entendidos– sirve las mejores hamburguesas de la ciudad, bajo un menú que no puede ser más simple: hamburguesas simples o dobles, con o sin queso y con algunos toppings extra. Patatas fritas y refrescos. Fin del menú. Pero lo que hace realmente especial al Burger Joint es el hecho de que, para acceder, se debe atravesar la recepción del lujoso Le Parker Meridien, buscar una cortina escondida, seguir el icónico cartel de neón y darse de bruces con el lugar. Las caras de confusión entre los turistas son casi tan típicas como el olor a carne a la parrilla.

Burgerjoint

¿Dónde? Burger Joint | 119 West 56th Street.

¿Y en la sobremesa? Nada mejor para bajar la hamburguesa que unas compras por la Quinta Avenida.

Upper West Side | Gray's Papaya

En el lado opuesto de Central Park, está el otro Upper Side. Más dinámico y relajado, casi hasta un poco boho. A la sombra del edificio Dakota, podemos pasear por uno de los barrios más artísticos y liberales de la ciudad, un contrapunto con su homónimo del este del que siempre presumen orgullosos sus habitantes.

Upperwestside

Y justo cuando Broadway se cruza con el barrio, nos topamos con uno de los locales más incongruentes de Manhattan. Con apenas unos metros cuadrados, decorado con flores y carteles tropicales, está el Gray's Papaya. Convertido en icono por series como Friends o Cómo conocí a vuesta madre, Gray's Papaya solo tiene dos especialidades en su menú: los hot dogs con apenas unos ingredientes extra donde elegir, y los deliciosos zumos tropicales. Una combinación extraña, sí, pero a la que es imposible resistirse.

Grayspapaya

¿Dónde? Gray's Papaya | 2090 Broadway.

¿Y en la sobremesa? Un paseíto hasta el parque, un rato de descanso cerca de Strawberry Fields y una visita al Museo de Historia Natural.

Midtown | Carnegie Deli

Cuando nos hayamos cansado del norte de Manhattan y de Central Park (si es que eso llega a ocurrir alguna vez), caminando hacia el sur, nos toparemos con Midtown, ese cajón desastre en el que caben conceptos tan dispares como Times Square, el Rockefeller Center o el MoMA.

Midtown

Y ahí, en pleno Midtown, nos encontraremos con el Carnegie Deli. No hay que hacer caso a los estresados (y algo maleducados) camareros ni a los extraños extras que hinchan la cuenta final. En cuanto probéis sus dos especialidades, el Woody Allen sandwich (¡ni lo intentéis en solitario!) y la cheesecake... todo habrá merecido la pena.

Carnegideli

¿Dónde? Carnegie Deli | 854 7th Avenue at 55th Street

¿Y en la sobremesa? Un paseo por Times Square, una visita al MoMA o un concierto en el Carnegie Hall.

Greenwich Village | Magnolia Bakery

Allá donde Manhattan pierde su cuadriculada estructura de calles y avenidas, sabemos que estamos entrando en el Village, esa especie de pueblo bohemio en medio de una de las mayores urbes del mundo. En el Village, pasearemos entre lugareños en el entorno de Washington Square, escucharemos jazz en Christopher Street y hasta puede que nos escapemos a visitar la casa de Carrie Bradshaw.

Village

Y, en medio de todos estos planes fantásticos, puede que nos entre un antojo de dulce. Si es así... no hay una respuesta mejor que Magnolia Bakery. No solo es un placer para la vista, con uno de los locales más cuquis de la ciudad, sino que, además, todo allí dentro está delicioso: cookies, muffins, cakes. Pero el banana pudding, una de las especialidades de la casa, merece un capítulo aparte.

Magnoliabakery

¿Dónde? Magnolia Bakery | 401 Bleecker Street and W. 11th Street

¿Y en la sobremesa? Un paseo hacia el sur, dejando que se diluyan los límites entre el SoHo, NoLiTa o TriBeCa.

Brooklyn | Grimaldi's Pizza

Hay un momento maravilloso por el que pasamos todos los que hemos visitado alguna vez Nueva York: cruzar el puente de Brooklyn. Aunque quizá la mejor opción sea hacerlo en sentido Manhattan, con el atardecer recortándose contra el skyline, el recorrido opuesto también tiene su encanto. Aterrizaréis en pleno Brooklyn, esa mole de casi tres millones de habitantes, en la que se puede disfrutar de cosas tan variadas como el ambiente hípster de Williamsburg o la curiosidad que provoca el barrio judío ortodoxo.

Brooklyn

Grimaldi's es un icono en Brooklyn. Con sus pizzas cocidas en horno de leña, descomunalmente grandes, su ambiente a medio camino entre lo cutre y lo excesivamente turístico, pero con el regusto de lo auténtico en el sabor de la masa, el queso y el pepperoni. Unos cannoli de postre y ya... el paraíso.

Grimaldis

¿Dónde? Grimaldi's Pizza | 1 Front Street, Brooklyn.

¿Y en la sobremesa? Recorrer el puente de vuelta, con una parada previa a tomar un cóctel en el River Café.

Coney Island | Nathan's

Hay un lugar al sur de Brooklyn que parece el escenario de una película de los años cincuenta; un lugar que parecería más congruente en California que en Nueva York. Ese lugar es la playa de Nueva York: Coney Island. Con un aire decadente que deja muy claro que sus mejores años quedaron atrás, Coney Island mantiene un encanto especial gracias a la enorme playa, el paseo marítimo de madera y el parque de atracciones presidido por la Cyclone, la montaña rusa más antigua de Estados Unidos.

Coneyisland

Y en medio de Coney Island, encontraremos un lugar que se ha hecho célebre por algo tan kitsch como el concurso anual de comer perritos calientes: Nathan's. Hay un debate eterno en Nueva York sobre si los mejores perritos calientes son los de Nathan's o los de Gray's Papaya, pero eso es mejor dejárselo a los lugareños, mientras los turistas degustamos alguna de sus especialidades, como las patatas en salsa de queso y bacon, mientras observamos boquiabiertos los grandes paneles que muestran los records anuales de ingesta masiva de salchichas.

Nathans

¿Dónde? Nathan's | 1205 Boardwalk, Brooklyn.

¿Y en la sobremesa? Si es verano, nada mejor que un día de playa. Y, si no lo es, qué mejor excusa para subir a la Cyclone (aunque quizá sería más recomendable hacerlo antes de comer).

Harlem | Sylvia's

En el polo opuesto de Coney Island (a más de 30 kilómetros, de hecho), se encuentra Harlem. Un barrio que ha cambiado en los últimos veinte años más que ningún otro lugar de Nueva York. Donde en los 80 y 90, campaban a sus anchas la droga y la delincuencia, hoy tenemos un barrio en el que la cultura afroamericana se respira en cada esquina. También gastronómicamente.

Harlem

El momento ideal para ir a Harlem es un domingo por la mañana. Entre otras cosas, por el Sunday Gospel Breakfast de Sylvia's. Lo mejor de Sylvia's no es el pollo frito, ni el té helado casero, ni la limonada, ni las costillas a la barbacoa, ni siquiera la red velvet cake... Lo mejor del Sunday Gospel Breakfast es ver que, incluso en un local tan conocido, siguen primando las familias del barrio, reunidas alrededor de un brunch después de la misa del domingo.

Sylvias

¿Dónde? Sylvia's | 328 Malcolm X Boulevard

¿Y en la sobremesa? Una misa góspel el alguna de las muchas iglesias baptistas del barrio, un concierto en el mítico Apollo Theater o unas compras en alguno de los outlets del barrio.

Hay millones de lugares donde perderse en Nueva York, no solo gastronómicamente. Algunos tan conocidos como estos, otros convertidos en secretos bien guardados. Lo que es indudable es que una visita a Nueva York siempre merece la pena y... que no es un buen lugar para ir a guardar la línea.

Fotos | Pixabay, Dale Cruse, Burger Joint, Carnegie Deli, Magnolia Bakery, Chun Yip So, Shinya Suzuki y David Jones.

En Trendencias | Ocho lugares que visitar en Londres que (casi) nadie conoce... ¡y gratis!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos