Sigue a

John Galliano

John Galliano parece que vuelve a sonreír dentro del mundo de la moda. No ya solo por su colaboración con Oscar de la Renta sino porque el diseñador ha ganado la primera ronda de su demanda abierta contra Christian Dior en la corte laboral francesa. En juego, su despido por parte de la casa francesa en marzo de 2011, un despido que Galliano alega como improcedente y que la corte ha fallado a su favor en esta primera entrega.

La abogada de John Galliano, Chantal Giraud-van Gaver de Coblence & Associés alega que las declaraciones antisemitas que valieron el despido de su cliente y su posterior paso por los juzgados, donde fue declarado culpable, fueron consecuencia de las numerosas adicciones que por aquel entonces sufría el diseñador gibraltareño.

Desde la casa Dior, propiedad de LVMH, con Jean Néret de Jeantet Associés como abogado, buscan que este caso se juzgue por la vía comercial, no por la vía laboral, puesto que consideran a Galliano un contratista independiente más que un empleado a sueldo, un empleado común más.

Según el propio Néret:

John Galliano no era un empleado común. De hecho, diría más, el ni siquiera era un empleado de Dior. La complejidad de sus diversos contratos se opone con la imagen de un pobre empleado indefenso que la parte de la defensa está intentando proyectar.

Las cláusulas de exclusividad de Galliano para Dior son el argumento de la defensa para evitar la defensa de Néret, además de argumentar que el 91 % de la firma Christian Dior Alta Costura pertenecía a John Galliano, contando con varias ventajas a su favor que no tendría un contratista externo.

Al final de esta primera parte, Giraud-van Gaver declaraba a WWD: “Por el momento, estamos ganando“.

La cuantía de la demanda aún no se ha dado a conocer pero podría estar en torno a los 6 ó 7,7 millones de dólares. En el juicio también conocimos el salario fijo en bruto de John Galliano, el cual ascendía a un millón de euros por parte de Christian Dior Alta Costura, a los que había que sumar 906.400 dólares en variables, más un presupuesto para el ropero de 30.000 euros, además de otro para cuidado personal por 77.7000 dólares.

A esto hay que añadir su propia marca: John Galliano, por la cual percibía un salario fijo bruto de 2 millones de euros, más un presupuesto para ropa de 70.000 euros. Además, de cobrar como consultor para la firma de Alta Costura de Dior y la firma de perfumes de dicha marca. De ahí la complejidad que alega la defensa.

En este momento la pelota está en el tejado de Dior. La firma francesa tiene 15 días para recurrir a la sentencia. Si fuese así el caso irá a la corte de apelaciones en un plazo de siete a nueve meses.

Sentémonos, que acaba de comenzar uno de los juicios más sonados en la moda de 2013.

Vía | WWD, Fashionista
En Trendencias | Galliano contraataca: Napoleón no se rinde, pide $15 millones a Dior
En Trendencias | El ocaso de los dioses… Galliano despojado de la Legión de Honor de Francia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios