Publicidad

Decir un taco cada dos por tres es síntoma de ser bien hablado (lo dice un estudio)

Decir un taco cada dos por tres es síntoma de ser bien hablado (lo dice un estudio)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Siempre te han dicho que decir palabrotas no era de señoritas, que parecías un estibador recién arribado a puerto, que te ensuciaban la boca… Pero un estudio del Marist College y del Massachussetts College of Liberal Arts demuestra que los que dicen más palabrotas tienen la capacidad del lenguaje más desarrollada. Joder, qué buena noticia.

¿Cuántas veces te has comido una palabrota? ¿Te has aguantado las ganas de soltar un exabrupto de grandes dimensiones, de los que provocan una explosión y dejan a tu oponente K.O. y quedarte más ancha que larga? Cada vez que se te ha escapado algún taco, todos los que estaban a tu alrededor te han mirado con desaprobación. Y si tienes niños la cosa se complica mucho más. Vas por la vida como si el suelo estuviera lleno de cristales rotos, mordiéndote la lengua todo el tiempo y soltando insulsos “jopés” y absurdos “sapristí”, cuando no un “mecachis” que ni te alivia ni te quita las ganas de sacar el dedo de la palabrota (a escondidas, claro, porque eso también está muy mal visto). Porque lo tienes grabado en la cabeza: decir palabrotas está mal, puñeteramente mal, y sólo lo hacen los que están maleducados. Tú, no.

La buena noticia es que ya no tienes que reprimirte porque una investigación publicada en Language Sciences confirma lo que todos los hartos de reprimirnos estábamos esperando: decir palabrotas a porrillo es un síntoma de inteligencia verbal.

16507727 No podemos asegurar que las palabrotas soltadas con "lenguaje no verbal" también sean síntoma de inteligencia.

El estudio, realizado por el Marist College y el Massachussetts College of Liberal Arts, viene a derribar el mito de que los que usan muchas palabrotas lo hacen porque tienen un gran desconocimiento del idioma y que al carecer de vocabulario suficiente sustituyen sus lagunas mentales con palabras malsonantes. Usan palabras "comodín" en vez de las que deberían. Pero las conclusiones de este indican justo lo contrario: su capacidad de lenguaje es superior.

Para demostrarlo, los investigadores retaron a los participantes en su estudio a decir tantas palabrotas como fueran capaces en sesenta segundos. Y luego repitieron el ejercicio con nombres de animales. El resultado demostró que los que eran capaces de decir más palabrotas también eran los que destacaban diciendo nombres de animales. Pero eso no es todo: también destacaban en los juegos de asociación de palabras y a la hora de interpretar la situación social para elegir la palabrota más adecuada. Porque en esto de las palabrotas también hay categorías y categorías y uno tiene que saber cuál es el taco adecuado para cada momento. A no ser que seas inglés y llegues tarde a una boda; en ese caso sólo vale usar uno:

En resumen: que su capacidad linguística estaba más desarrollada y eso, en el mundo en el que nos movemos, es fundamental si queremos llegar a ser algo (siendo algo una cosa muy determinada y que varía según las circunstancias de cada uno).

Así que la próxima vez que las circunstancias te lo pidan a gritos (y no haya menores de edad de por medio) suelta ese taco que llevas dentro. Estarás demostrando tu tremenda capacidad lingüística.

Fotos: CordonPress

En Trendencias| Corea se pelea por Miranda Kerr: ¿Vogue o Elle?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios