Publicidad

Mi armario es pijo y cool, y todo gracias a las Thrift Shops

Mi armario es pijo y cool, y todo gracias a las Thrift Shops
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Mis días tienen una banda sonora clara y consistente. Cada mañana al despertar suenan las primeras notas de Macklemore en mi cabeza, y todo empieza a funcionar: I'm gonna pop some tags, only got twenty dollars in my pocket... Si alguien que no me conociese abriera mi armario quedaría alucinado con las prendas que llego a tener: un poco de Alexander Wang, piezas de Balenciaga, otras de Hervé Leger, algún que otro jersey de Chanel...

La última moda de Estados Unidos es deshacerte de tu armario a precios irrisorios para comprar prendas a precios igual de rídiculos

No, no es que sea la nueva integrante al elenco de Rich Kids of Beverly Hills, tan solo soy una fan absoluta de las Thrift Shops. Un concepto que en España todavía no ha terminado de cuajar pero que espero que algún día llegue el movimiento. Puedo pasarme horas enteras metida en una de esas enormes tiendas que huelen a choto (las cosas claras y el chocolate espeso) con el corazón latiendo sin parar como si se trata del baterista de Green Day. Nada por aquí, nada por allá y de repente ¡Zas! ¡Rayos y centellas! ¡Cáspitas! He aquí un precioso blazer vintage de Escada. Estilo masculino y repleto de cenefas con pompones (una delicia del mundo de la moda) una pieza de estas características puede tener un precio elevado en el mercado actual. Pero... ¿qué ven mis ojos? $4,99. Debe ser mi día de suerte y yo sin saberlo.

Os podría contar mil y una historias sobre este apasionante mundo (lo vivo muy intensamente) que está pegando fuerte en Estados Unidos. ¿Quieres vivir tu propia experiencia cuando visites USA? He aquí algunos consejos que debes seguir (y sobrevivir).

Carrie Bradshaw Manolo Blahnik Mary Jane Heels Esta es la cara que se pone al encontrar un tesoro ¡BINGO!

¡Toma nota!

  • Maleta vacía. Aunque cueste creerlo, lo mejor es ir de viaje con la maleta casi vacía con la idea de que encontraremos mucho. Y es que al final una no se puede resistir a los precios y acaba comprando más de la cuenta... ¡Pero qué precios!
  • Paciencia. Se necesitan toneladas enormes de paciencia para poder encontrar EL tesoro escondido. Debes tener la mente en blanco y tomártelo como un juego: la prenda en cuestión no vendrá a ti como por arte de magia, eres tú quien tiene que rescatarla. Aferra bien la paciencia y empieza a rebuscar uno a uno todos los burros de la tienda. Al final acabamos encontrando cosas interesantes.
  • No se aceptan los prejuicios. Si eres de las que le da cosa lo de la ropa de segunda mano NEXT. No hay lugar para los perjuicios, y es que aquí de lo que se trata es de encontrar aquello que nos gusta.
  • Constancia y fe. Si un día no encuentras nada ¡no desesperes! Al día siguiente puedes encontrar de todo y más. Y es que el movimiento en este tipo de lugares es frecuente y cada día reciben toneladas de productos nuevos.
  • Gel higienizante, el gran aliado. Es lo que tiene remover percheros y percheros y percheros. Al final las manos necesitan lavarse y qué mejor que un poco de gel higienizante para refrescarlas y darnos esa sensación renovada.
Confessions Of A Shopaholic Isla Fisher

¿Dónde acudir?

  • Goodwill. Esta es la empresa que inspiró a Macklemore para escribir su famoso éxito Thrift Shop y fue allí donde se rodaron algunas tomas del videoclip. Todo el país está repleto de estas tiendas que sobreviven a través de las donaciones de los habitantes: éstos regalan su ropa para que puedan venderla a precios simbólicos. ¿El truco del almendruco? Acércate a las zonas donde el nivel de vida es elevado. Nueva York, los Ángeles o Dallas son buenas opciones para encontrar grandes prendas. Mientras que en la Gran Manzana puedes encontrarte con una tongada de vaqueros sin estrenar que Barney's acaba de dejar (Current/Elliot, J.Brand o Paige son algunos ejemplos), en LA podemos hacernos con algún vestido vintage de pedrería de alguna vieja estrella de Hollywood.
  • Crossroads Trading Co. Hay más de 30 boutiques esparcidas por todo el país y aquí las firmas van que vuelan. Compran tu armario a precios muy bajos a sabiendas que podrás encontrar prendas con precios igual de interesantes. Si la prenda no se vende pasado un mes su precio se rebaja a la mitad. Las camisetas T de Alexander Wang se venden a $10, pantalones de smoking Dior pueden ser tuyos por menos de 30 euros y zapatos Lanvin, Céline o Stella McCartney pueden formar parte de tu zapatero.
  • Wasteland. No solo la experiencia de encontrar las mejores marcas a precios interesantes se encuentra una en Wasteland (Los Ángeles). Entre sus pasillos una puede coincidir con las hermanas HAIM mientras tararean alguna de sus canciones (¡¿estoy presenciando un concierto en directo donde solo yo soy la única espectadora?!) o ver como alguna actriz vende su armario de manera deliberada. Aunque los precios son interesantes, aquí las prendas son más caras, pero aún así vale la pena tener la boutique en nuestro radar.
  • Thrift Shop. Cualquier tienda que sea una thrift shop ya bien merece la pena entrar. No importa que te encuentres en plena carretera desierta de Yucca Valley: algo está esperando.

Desde estiletos de Briant Atwood a $7,99 pasando por un jersey Chanel (un poco destrozado) a $5,99. Todo es posible y tiene una segunda vida en este tipo de mercado que está creciendo más y más en la otra punta del mundo. La gente no se aferra a sus prendas de marca aún a sabiendas que no las van a llevar nunca más y no intentan hacer negocio por el camino. A final de cuentas es un pez que se muerde la cola: mal vendo mis prendas de firma sabiendo que por el camino encontraré otras más interesantes a precios también irrisorios.

¿Te haces una lista con lo que debes hacer la próxima vez que visites USA?

P.D. ¿Cómo creéis que empezó Sophia Amoruso antes de Nasty Gal...?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios