Compartir
Publicidad
Publicidad

Objetivo: Carine Roitfeld. ¿Quién es la reina de las voguettes?

Objetivo: Carine Roitfeld. ¿Quién es la reina de las voguettes?
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Voguette: reina del Sartorialist, dama de negro, plebeya del stiletto.  Y si las voguettes son las reinas, Carine Roitfeld es la reina de las voguettes. Reina del editorial, princesa de los fronts rows y de los showrooms de alto standing junto con Anna Wintour. A la Wintour la conocemos un poquito más gracias a la estupenda “The september Issue” y sin duda menos gracias a “El diablo viste de Prada”.

Pero a ¿Carine? Milimetramos sus looks, analizamos cual CSI su pelo lacio y khol corrido, criticamos, alabamos, ensalzamos, defenestramos. Pero ¿Cómo se logra ser la fashion queen?

Hace un tiempo hablamos ya de Diana Vreeland, la primera, la única, la inimitable reina excéntrica y mayor editora de moda de todos los tiempos. Pero regresemos al presente y hablemos del hoy, del presente de la moda, de Carine. 

Estupendos blogs como cool anc chic ya han hablado con maestría de las voguetteslas definieron a la perfección: esa especial troupe de mujeres escuálidas, enfundadas en cueros y subidas a alzas imposibles que caminan en tropel cual gacelas y sólo se paran a beneficio de Dorés (Garance) y Scotts (Schumman).

Y Carine siempre camina la primera, o la última.

Fecha de nacimiento reconocida: 1954. Puesto: directora de Vogue París desde 2001. Es hija de ruso, cineasta, y francesa.

Su carrera comenzó como la de algunas otras editoras como la americana Grace Coddington, siendo modelo. “No era una estrella” ha reconocido, “pero trabajé para algunas revistas de adolescentes”.

Comienza a colaborar en Elle Francia, ser estilista freelance, y en un golpe magistral del destino mientras su hija Julia es fotografiada para el Vogue italia de niños, hace exquisitas migas con Mario Testino quien la “adopta” como su estilista favorita y la asciende en volandas al Vogue USA y París.

carine-roitfeld

Ella se deja mimar por Testino, después Tom Ford y tras ello Condé Nast. Pero jamás había volado en una nube de algodones cual ninfa de los dioses hasta ahora, en que bloggers, streetstyles y fotógrafos la hemos ensalzado, fotografiado, alabado y criticado.

“No quiero ser sólo un envoltorio” ha espetado en alguna ocasión la Roitfeld, pero también “todas las mujeres que trabajan en Vogue Francia son bellas y delgadas”

¿La amamos, la odiamos?

Fotos | Distrito FashionI want to be a Roitfeld, jazzimcg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos