Compartir
Publicidad

Kakeibo. La fórmula japonesa de ahorro que está triunfando

Kakeibo. La fórmula japonesa de ahorro que está triunfando
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Navidad nos ha dejado en números rojos, enero se presenta más en cuesta que nunca (y sin ningún sherpa que nos eche una mano) y ahorrar se nos antoja como uno de los primeros propósitos de Año Nuevo que vamos a dejar en la cuneta.

Sin embargo, últimamente no hacemos más que oír hablar del método kakeibo (que en realidad se pronuncia kakebo), un sistema de contabilidad japonés, y de que gracias a él podemos controlar nuestros gastos y ahorrar. Sí, incluso después de haber vivido una vorágine de compras navideña desmesurada y haber pasado por la orgía consumista de las rebajas. ¿Será posible?

En realidad no se trata de nada que no hayamos visto antes, pero ya sabemos que todo lo que viene de Japón enamora y se pone de moda inmediatamente. Os contamos en qué consiste y que por supuesto, como en muchas otras cosas, puedes utilizar la tecnología y una variedad de apps para conseguir controlar tus gastos y llegar a fin de mes.

El Kakeibo presume de que es más fácil ponerlo en práctica que pronunciar su nombre. Uns sistema que consiste en un pequeño librito de contabilidad y finanzas. Sí, exacto, como los que llevaban nuestras abuelas allá por el Periodo Prediluviano.

Pero no estamos hablando de un cuaderno cualquiera, sino de uno que nos aporta una estructura determinada y nos facilita al máximo la tarea de apuntar los cálculos.

Registra Además de ser sencillos, los libros de Kakeibo presumen de un diseño precioso.

Se trata de un método muy zen y sencillo para visualizar cuánto dinero nos gastamos, en qué y cómo. Y por supuesto, nos ayuda en ese objetivo ideal: ahorrar a fin de mes. Al final se trata de un sistema para gestionar mejor el dinero y poder disfrutar de lo que ahorres.

Cómo funciona el kakeibo

Se trata de anotar al principio de cada mes los ingresos y los gastos fijos tipo la hipoteca o alquiler, la luz, la comunidad, etc. De esta manera podemos saber cuándo dinero nos queda disponible para el resto de gastos que tenemos durante el mes.

Cada vez que hagamos una compra o paguemos algo se debe apuntar en el día y la sección que corresponda. Si es de alimentación, de ocio, de ropa, etc.

Kakebo

Lo importante de este sistema es ser constantes y meticulosos. No se puede dejar nada sin anotar, por muy pequeño que sea el gasto, o no servirá de nada. Y es que solo apuntando con todo detalle en qué invertimos nuestro dinero es cuando salen a la luz esos pequeños gastos superfluos de los que podemos prescindir y que son los que no nos ayudan a ahorrar.

El primer Kakebo lo publicó en 1904 Motoko Hani, editora de una de las revistas femeninas más importantes de Japón por aquella época y preocupada por que las mujeres pudieran mejores gestoras de los gastos de su hogar. Su objetivo era muy feminista, pues quería otorgar más poder a las mujeres, ya que su dinero personal dependía de lo que consiguiesen ahorrar (hasta un 15% de los ingresos).

Su efectividad fue tal que a día de hoy el modelo de Kakebo de Hani sigue estando vigente y es utilizado por todas esas personas interesadas en controlar, gestionar y valorar los gastos de su hogar.

kl

¿Es tan eficaz como cuentan?

Gonzalo García Abad, licenciado en Economía y con un amplio interés en contabilidad y finanzas nos ha explicado que la clave para ahorrar y gestionar mejor nuestro dinero se basa en dos ideas muy sencillas.

Por un lado, la planificación. Hay que hacer unos planes, tener una idea de lo que vamos a gastar y llevarlo a cifras.

Y en segundo lugar y una vez que se ha pasado el período que analizamos (un mes, por ejemplo) controlar si se ha cumplido o no y ver por qué razones ha podido haber alguna desviación: “en definitiva, sirve para que tomemos conciencia de cómo funcionan nuestras finanzas personales y para que tomemos las riendas de ellas”.

Para este experto es recomendable que, a principios de mes, tengamos un presupuesto asignado para cada uno de los gastos previstos, pero también un margen para imprevistos y, por supuesto, una cifra destinada al ahorro: “y lógicamente, a medida que vamos viendo como van pasando los meses, podemos ir aprendiendo de la experiencia del anterior”, nos apunta.

El kakeibo parece que se ajusta perfectamente a este sistema, pero como nos han apuntado algunos de los usuarios del sistema, el objetivo de Kakebo es ayudarte a ahorrar dinero, pero no incita a invertir o hacer algo con ese dinero ahorrado y al final no le sacas partido a todo lo que ahorras.

Las apps que nos pueden ayudar

Aunque el Kakeibo parece un sistema sencillo y nos encanta los bonitos que son algunos de los libritos que se pueden adquirir en el mercado, contar con una app en el móvil hará que apuntar todos y cada uno de esos gastos sea mucho más sencillo que ir con un cuaderno a todas partes. O teniendo que confiar en tu memoria. Hemos encontrado estas dos disponibles.

Kakeibo: disponible para Android, Kakeibo es una aplicación para el móvil que de una manera muy visual nos ayuda a tomar conciencia de los gastos innecesarios y actúa como ese cuadernillo en el que apuntar todos nuestros gastos.

Captura De Pantalla 2018 01 16 A Las 12 02 47

Zoe´s Kakemoney: esta app disponible para iPhones y para Android permite llevar las cuentas al día y apuntar todos los gastos por categorías, así como fijar presupuestos para evolucionar y mejorar cada mes en nuestras finanzas personales.

Schermata 2017 06 29 Alle 19 44 38 633x350

Fotos| Tres mujeres y un plan, Kakebo.eu

En Trendencias| Soy la que más dinero gana de la familia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio