Compartir
Publicidad
Leticia Dolera nos explica por qué hay miles de Weinsteins por el mundo acosando a mujeres como ella (y nadie hace nada)
Feminismo

Leticia Dolera nos explica por qué hay miles de Weinsteins por el mundo acosando a mujeres como ella (y nadie hace nada)

Publicidad
Publicidad

Es difícil decidir si es una buena o una mala noticia que, en las últimas semanas, tantas y tantas actrices y modelos hayan salido a la luz pública denunciando el acoso y los abusos que han sufrido a lo largo de sus carreras profesionales. Es aterrador, por supuesto, comprobar lo que muchas veces ha sido un secreto a voces: que las mujeres han tenido que pagar peajes infames en su búsqueda del éxito profesional. Pero también es esperanzador el hecho de que (¡al fin!) estos abusos por parte de determinados hombres de la industria del entretenimiento estén saliendo a la luz.

Y era demasiado ingenuo pensar que la problemática se reducía a Hollywood y su entorno. Y ya ha aparecido la primera voz que denuncia alto y claro que en España también pasa. Ha sido Leticia Dolera, abanderada del feminismo en el star system español, quien ha hablado.

Leticia Dolera1

Lo hizo ayer en una columna publicada en El Diario, titulada «El escándalo machista vestido de normalidad», que comienza con la impactante narración de cómo, con solo 18 años, sufrió el acoso de un director de cine, que le tocó los pechos en una fiesta ante la mirada cómplice del resto de hombres del equipo de producción. No denunció en su día, porque no identificó los hechos como la agresión sexual que hoy en día sabe que es.

«Simone de Beauvoir decía que lo más escandaloso que tiene el escándalo es que nos acostumbramos a él».

Pero no se quedó ahí su experiencia. Cuenta como, diez años más tarde, volvió a sufrir el acoso de un compañero actor durante un rodaje. Y que tampoco denunció, ni gritó ni mostró públicamente su indignación porque «cuando una mujer denuncia una agresión, la tachan enseguida de exagerada o mentirosa».

Leticia Dolera Denuncia

«Las víctimas tienen que denunciar en grupo porque, de lo contrario, se duda automáticamente de su testimonio (aprendamos, chicas, que la unión hace la fuerza)».

Menciona también en su texto los casos que se han ido conociendo en los últimos días (Harvey Weinstein, con la aquiescencia de Oliver Stone o Woody Allen), pero también otros que se han conocido en los últimos años y que no han tenido la relevancia mediática de los actuales, como los de Bill Cosby o James Toback.

Y finaliza su columna dando su visión sobre el verdadero origen del problema, que no sería otro que el machismo intrínseco a la sociedad, que vemos en resoluciones judiciales, estadios de fútbol, declaraciones públicas de políticos, campañas de publicidad, libros de texto... o en el propio desprestigio de la causa feminista. Eso es «el escándalo machista vestido de normalidad». Y no podemos estar más de acuerdo con ella.

Imágenes | Gtresonline.

En Trendencias | Leticia Dolera se está convirtiendo en uno de nuestros referentes feministas y te contamos por qué

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio