Compartir
Publicidad
La gestación subrogada ha conseguido lo que parecía imposible: feminismo, iglesia católica, PP y Podemos, unidos en contra
Feminismo

La gestación subrogada ha conseguido lo que parecía imposible: feminismo, iglesia católica, PP y Podemos, unidos en contra

Publicidad
Publicidad

Ciudadanos abrió ayer en el Parlamento el debate político sobre la gestación subrogada. El derecho universal a ser padres se enfrenta a la mercantilización de la mujer en los argumentos de los diferentes partidos políticos, que comienza a trasladarse ya a las conversaciones en la calle. Existe un debate ético sobre la cuestión, y otro relacionado con la desigualdad que genera el hecho de que sea legal en otros países y, por lo tanto, que en ocasiones sea una cuestión económica poder acceder a una gestación subrogada internacional. Muchos interrogantes sobre los que se han posicionado ya partidos políticos y asociaciones a favor y en contra de lo que antiguamente se conocía como vientres de alquiler y que hemos visto practicar a algunas celebrities, como Sarah Jessica Parker o, esta misma semana, a Kim Kardashian.

Cuál es la propuesta de Ciudadanos

«¿Quiénes somos nosotros para decirles a los demás que no pueden ser padres?». Esa es la tesis sobre la que Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha cimentado la presentación de la propuesta de ley de gestación subrogada en el Congreso de los Diputados. Se trataría, en su caso, de una propuesta de subrogación altruista, en la cual la madre de alquiler no reciba una contraprestación económica, como sí ocurre en otros países, más allá de los gastos necesarios derivados de un embarazo. Además, regularía la situación de los niños ya nacidos a través de subrogaciones en el extranjero, cuyos padres tienen problemas para inscribirlos en el Registro Civil cuando regresan a España.

En la propuesta se aclara que la mujer gestante debe ser mayor de 25 años y que no puede someterse a una gestación subrogada más de dos veces, además de contar con una renta mínima para garantizar que la gestación sea altruista y no motivada por una cuestión económica. Se contemplarían multas para el incumplimiento de las condiciones que irían hasta el millón de euros en el caso de pagos a la gestante no directamente relacionados con los gastos del embarazo.

Ciudadanos cuenta con 32 diputados en el Congreso español, muy lejos de la mayoría necesaria para la aprobación de la ley.

La opinión del resto de partidos

De los otros tres partidos mayoritarios en el Congreso (Partido Popular, PSOE y Unidos Podemos), ninguno apoya la propuesta de Ciudadanos, y esgrimen razones muy similares. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha mostrado la oposición de su partido por considerar que la gestación subrogada es «un uso mercantil del vientre de una mujer». Irene Montero, portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, ha mostrado una postura similar, que también habla de «mercantilización del cuerpo de la mujer», aunque admite que el partido está manteniendo un debate interno sobre la gestación subrogada. Por su parte, el PSOE descartó en su último congreso involucrarse en la regulación de esta situación, una postura que defendía su líder, Pedro Sánchez, que también habla de mercantilización y de una «práctica que puede socavar los derechos de la mujer».

Los argumentos a favor y en contra

Desde diferentes entidades y asociaciones se esgrimen argumentos a favor y en contra de la gestación subrogada. El Comité de Bioética del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se posicionó claramente en contra hace pocas semanas, yendo más allá del marco legislativo español y proponiendo la prohibición a nivel mundial. También la asociación No somos vasijas, cuya razón de ser es precisamente la oposición a la gestación subrogada y que, a todos los argumentos sobre mercantilización, añade un matiz: la falta de requisitos estrictos que se pide a los solicitantes, en contrapartida a los muchos que sí se exigiría a la madre de alquiler.

En el lado contrario, además de Ciudadanos, se encuentran entidades como la Asociación por la Gestación Subrogada en España o Son Nuestros Hijos creadas precisamente para conseguir la regulación legal de este modelo de paternidad. Esta última incluso reivindica un marco legal más amplio que el propuesto por Ciudadanos: defiende que sí haya contraprestación económica, que no haya límite de edad para los solicitantes y que se permita la consanguineidad entre ellos y la madre subrogada.

Gestacion Subrogada1

Asociaciones y entidades de las más diversas ideologías se han posicionado en contra de la propuesta de ley de Ciudadanos. La iglesia católica se opone radicalmente a la gestación subrogada, por considerarla una «explotación de la mujer y del niño que va a nacer» y porque «contraviene el orden natural de la concepción humana», según declaraciones de José María Gil Tamayo, portavoz de la Conferencia Episcopal española.

La Plataforma por las Libertades, conocida por su postura combativa contra lo que ellos denominan «el lobby gay» ha solicitado el voto en contra por considerarlo «contrario a la dignidad de la mujer y una comercialización de su hijo». Las asociaciones feministas se muestran también en contra. Más de cuarenta de ellas se unieron hace unos meses en la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres, práctica que consideran una explotación del cuerpo de la mujer.

Pero ¿qué dice la calle?

La maternidad subrogada ha conseguido algo que puede parecer impensable: poner de acuerdo a entidades tan opuestas ideológicamente como la iglesia católica o las asociaciones feministas. O como el Partido Popular, el Socialista y Unidos Podemos. O enfrentar a las asociaciones feministas con las de defensa de los derechos LGTB+, que siempre se habían apoyado en sus reivindicaciones.

Embarazo

No deja de ser curioso también que, mientras la mayor parte de partidos políticos y asociaciones se muestran contrarias a la gestación subrogada, la opinión de la calle parece ir en otro sentido. Según una reciente encuesta, el 48% de los españoles están a favor de la gestación subrogada en cualquier caso (incluso con contraprestación económica), mientras que el porcentaje de apoyo sube hasta 67,2% si es altruista. Curiosamente, solo los votantes del PP son coherentes con la postura de su partido, mientras que la gran mayoría de votantes del PSOE y Unidos Podemos se muestran a favor de la maternidad subrogada.

En Trendencias | Kim Kardashian y Kanye West se apuntan a lo de tener gemelos, ¡qué se aparte Beyoncé!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos