Publicidad

Los cepillos de dientes son cada vez más abrasivos

Los cepillos de dientes son cada vez más abrasivos
Sin comentarios

En una ocasión le pedí a mi dentista que me recomendara un cepillo de dientes y me dijo que comprara uno normal, de dureza media, y sin ningún complemento más. Ante mi insistencia me recomendó uno de farmacia, pero cuando fui a comprarlo era más o menos como él me lo había descrito, normal y corriente, sólo que más caro que los de supermercado.

Sin embargo cada vez vemos más cepillos ultramodernos en los supermercados, con artilugios como limpiadores de lengua, masajeadores de encías o hilos dentales para no tener que usar, precisamente, el hilo dental. Tengo que reconocer que soy de las que los uso y que no he notado nada especial.

El cepillo “hilo dental” no te exime de pasarte el hilo después del cepillado, ni notas que necesites hacerlo menos. Sí que te queda una sensación de mayor cepillado en la boca pero nada más. El masajeador de encías se hace difícil al principio (molesta con sus cerdas gordas de goma) pero luego te haces adicta al masaje que proporciona.

Hasta qué punto estos extras son necesarios o aconsejables no podemos saberlo; como os digo la única vez que pregunté me dijeron que lo importante era el cepillado, el cómo te cepilles, el llegar a todas partes y limpiar bien. A la pasta dental tampoco le dió mi dentista demasiada importancia: con que tuviera flúor bastaba.

De hecho él me confesó que usaba cepillo y pasta del Mercadona, declaración que me dejó un poco fuera de lugar. Si ni siquiera los dentistas usan esas marcas novedosas y esos cepillos estrambóticos ¿hacemos bien en usarlos nosotros?

Imagen | Oskay
En Arrebatadora | La higiene dental de Jessica Simpson , Cómo cepillarse los dientes , Secretos para mantener la boca fresca

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios