Compartir
Publicidad
Publicidad

Su ex le roció con ácido la cara, pero ella ha regresado al trabajo de sus sueños y nos da una lección de valentía y supervivencia

Su ex le roció con ácido la cara, pero ella ha regresado al trabajo de sus sueños y nos da una lección de valentía y supervivencia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En enero Gessica Notaro se convirtió en noticia, no porque esta finalista de Miss Italia 2007 y Miss Romagna participara en otro certamen, sino porque su ex novio le roció el rostro con ácido, una manera dura y cruel de hacerle pagar por haber roto con él.

Meses después de aquella terrible agresión y tras haber pasado por una multitud de operaciones quirúrgicas, Gessica ha vuelto a reunirse con sus leones marinos, su pasión y con los que trabaja en un acuario en Rimini, convirtiéndose en todo un símbolo por su fortaleza y valor.

Eso sí: no podrá exponerse al sol durante años sin cubrirse la cara. No podrá sumergirse en la piscina del acuario porque el cloro podría causar más daños aún a su rostro quemado por el ácido. Pero nada podrá impedir que Gessica Notaro siga adelante con su vida, se reincorpore al trabajo de sus sueños o incluso que aspire a seguir siendo presentadora del espectáculo marino, de la misma manera que antes presentó programas de televisión. Por eso, esta ex miss se ha convertido en todo un símbolo, por su valentía y empuje a la hora de seguir adelante con su vida tras una violenta agresión de género.

La imagen que la joven ha publicado en su cuenta de Instagram junto con el mensaje "¿Mi fuerza? Aquí está" lo dice todo, así como los comentarios de admiración en la red social de quiénes saben que su ejemplo es fundamental para denunciar un problema que sufren miles de mujeres a diario.

La mia forza..? Ecco qua💙 #sealions #otariaflavescens #patagonia #leonimarini #acquariodirimini

Una publicación compartida de @gessica.notaro el

Para ella todo empezó con una campaña de acoso y de intimidación por un hombre que aseguraba amarla, pero que supuestamente no tuvo ningún problema en agredirla con ácido en la misma puerta de su casa. Aunque, su ex, Edson Tavares,niega rotundamente haber participado en el delito, tras un registro en su casa se le encontraron varias ampollas del mismo ácido y fue encarcelado.

En la actualidad, mientras ella trata de reconstruir su vida y recuperar la vista del ojo, él está en la cárcel esperando que se ponga en marcha el proceso por el que se le juzgará y en el que se ha presentado como parte civil el Ayuntamiento de Rimini al considerar que la agresión fue un acto de violencia contra todas las mujeres.

Pero frente a un acto de violencia así, Gessica nos ha dado una lección de valentía y de positivismo. Se convirtió en un ejemplo de superación desde el primer momento, al conceder una entrevista al diario local Il resto del Carlino donde reconocía que lo único que le importaba era recuperar la vista del ojo y no ha tenido ningún problema en mostrar su rostro en televisión o en las redes sociales para dar visibilidad al gran problema que es la violencia de género.

Rociar ácido en una mujer es una práctica de suma crueldad que hemos visto con frecuencia en países como India, Pakistán o Afganistán y que a veces nos parece muy lejano, pero tenemos que recordar que Gessica no es la primera víctima en Italia. Ya en el año 2013 la joven abogada Lucia Annibali fue agredida con ácido por su exnovio Luca Vani, un ataque por el que él fue condenado a veinte años de cárcel. Al igual que Gennara, Lucia ha decidido no ocultarse y convertir su rostro desfigurado en una denuncia contra la violencia machista.

Fotos| @gessica.notaro

En Trendencias|Cuando vivir junto a una bestia no es un cuento de hadas: la impactante campaña contra el maltrato de la Policía de Ecuador

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos