Compartir
Publicidad

Claves para construir un perfecto fondo de armario (I): el sastre

Claves para construir un perfecto fondo de armario (I): el sastre
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que llega la época de compras porque el tiempo ha cambiado definitivamente, lo mejor es hacer un decálogo de las piezas clave que vayan a ser una buena inversión de futuro. ¿Hay que sucumbir a las tendencias? Sí, pero con cabeza. No hay que ceder nunca a lo que no favorezca y no hay que gastar fortunas en historias pasajeras.

Lo he comentado en varias ocasiones, eso del fondo de armario suena mucho a madre, a sistema, a razón, a lógica y sobre todo, a elección, pero no es ningún cliché tonto, es una norma útil que todo el mundo debería aplicarse para acabar con esa dinámica que impera ahora de hacerse con prendas de usar y tirar.

Tu armario no debe ser deshechable. Al menos, en gran parte, y una de las apuestas fijas que serán siempre ganadoras, es el clásico traje pantalón.

Por mucho que vayas a trabajar en tejanos o te parezca que éste es un uniforme demasiado conservador y que te echa años encima, el sastre masculino es una combinación imprescindible en cualquier armario. Es un básico. Nunca pasa de moda. Y a Yves Saint-Laurent le debemos que la mujer lo incorporara a su vestuario y dejara de ser territorio exclusivo de hombres. Desde entonces, es sinónimo de elegancia ambigua y andrógina.

Cada temporada se reinventa y las chaquetas vienen con o sin hombreras, cortas o largas, abullonadas, desestructuradas o plisadas, y los pantalones, con pinzas o sueltos, de talle alto o bajo, a la altura del tobillo o extra largos.

Pero la mejor opción si es "tu primera vez" es apostar por siluetas rectas y neutras como baza principal. La importancia está en el corte y en el tejido, que preferiblemente debe ser de primera calidad. Y el Príncipe de Gales y la raya diplomática son los mejores aliados de un buen sastre. Además, sus piezas las puedes utilizar perfectamente por separado, y combinar los pantalones con camisetas informales o las americanas con tejanos, shorts, faldas, o vestidos.

El traje pantalón no es solamente apto para el día, es también una de las mejores alternativas para la noche, en tejidos semi birllantes y con un buen zapato de tacón, más en plan esmoquin, así como sin camisa, si una es lo suficientemente atrevida. Y es que no hay nada más sexy que una mujer enfundada en un tuxedo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio