Publicidad

Los tres pasos de Clinique, con lupa (y II)

Los tres pasos de Clinique, con lupa (y II)
Sin comentarios

Hace unos días, comenzamos con este análisis del Sistema de tres pasos de Clinique. Os expliqué el examen previo de nuestra piel y su importancia no sólo con este tratamiento sino para conocer mejor nuestras necesidades.

Hoy vamos a ver en detalle en qué consisten los tras pasos y mi experiencia personal con ellos durante este último mes. Limpieza, Exfoliación e Hidratación son las tres máximas de este tratamiento y los tres pilares, en general, para poder tener una piel cuidada.

Limpieza suave

El primer paso lo damos con la limpieza de nuestro rostro a través de un jabón suave y sin detergentes que eliminará la suciedad acumulada. Hay dos variedades, jabón líquido (nueva versión) y pastilla (el original), yo he utilizado el primero y es de textura ligera, hace bastante espuma y se aclara bien. Tras utilizarlo se nota una ligera sensación de frescor y no reseca pese a ser jabón.

Exfoliación y retirada de células muertas

Tras el jabón, aplicamos la loción clarificante, quizá el producto más famoso de los tres pasos. Se aplica con en la cara ya seca, con un disco de los de desmaquillar, deslizándolo por la piel sin apretar. Hay que arrastrar dando una sola pasada, sin frotar. Las células muertas se eliminan de esta forma.

Los productos de Clinique están libres de perfume, por ello en este tónico notamos un marcado olor a alcohol que nos puede resultar un poco desagradable. Hay que evitar que entre en contacto con la zona de los ojos y con el contorno, ya que lo puede irritar o dejarlo tirante.

Tras utilizarlo, a mí la piel se me queda un poco tirante y eso no me termina de gustar, pero al menos ya veo cómo los poros comienzan a cerrarse.

Hidratación y equilibrio

Tras el jabón y el exfoliante nuestra piel ha quedado limpia pero muy desnuda. Hay que devolverle el nivel de hidratación que nos llevamos también al quitarle la suciedad. La crema hidratante del tercer paso está disponible en loción o en gel, yo he probado el segundo, que es el indicado para las pieles con tendencia a engrasarse.

La textura es muy ligerita y se absorbe con muchísima rapidez. Me gusta porque alisa un poquito la piel y la deja bastante suave.

Con un poco de práctica, en realizar todo esto se tardan menos de cinco minutos. Debemos realizarlo por la mañana y al acostarnos, siempre todos los pasos, y siempre en el mismo orden.

Si vamos maquilladas, deberemos utilizar nuestro habitual desmaquillante antes del primer paso, ya que el jabón no arrastra el maquillaje. Si utilizamos alguna crema de tratamiento, la usaremos tras el último paso.

Como ya he dicho, lo llevo utilizando desde hace un mes, y he comprobado cómo me salen menos granitos y voy domando poco a poco mi zona T. Tengo una duda y es que no sé si mi piel llegará un punto en el que se acostumbre tanto al tratamiento que ya no le haga efecto, espero que no, y que los resultados sean a largo plazo. Al menos, hasta el momento, mi cutis no ha reaccionado creando más grasa.

El tema de los poros es algo que siempre me ha preocupado. Con este tratamiento, los tengo más cerrados, aunque espero que mejoren algo más. El tema de la ausencia de perfume no es que me llegue a incomodar, pero sí es cierto que se echa de menos, pero bueno, menos riesgo de alergias e irritaciones eso sí.

Una de las cosas que echo en falta es que la hidratante no tenga factor de protección solar, algo ya muy habitual en los productos cosméticos de tratamiento para el rostro, me parece un poco increíble.

La experta de Clinique me comentó que tras usar el tratamiento durante unas semanas notaría cómo cada vez mi piel necesitaba menos producto. No sé si esto me lo dijo para darle un toque ahorrativo al tratamiento, pero lo cierto es que yo no lo he notado.

El tratamiento, en definitiva, me parece que está bastante bien. Tiene sus ventajas porque te lo compras y ya viene todo junto y no te tienes que preocupar. Pero lo cierto es que podemos coger estas ideas de limpieza, exfoliación e hidratación para hacer nuestro propio sistema de tres pasos con productos que ya nos convencen o que nos vienen bien.

Estoy satisfecha porque he podido lograr una rutina de cuidados, algo que antes me costaba mucho, porque había días que sí que me cuidaba la piel y otros que me dormía sin desmaquillar.

Me gustaría saber si alguien ha tenido la ocasión de probarlo y cuáles han sido los resultados. Conozco a una chica que no le fue nada bien, sobre todo el segundo paso del tónico, se le irritaba mucho la piel. Igual es un caso aislado, un mal diagnóstico de tipo de piel o alguna enfermedad cutánea. Por eso os pregunto a vosotros (¡este tratamiento también es para chicos!) por vuestras experiencias.

En Embelezzia | Sesión de trabajo en Clinique, cita de lujo
En Arrebatadora | Los tres pasos de Clinique, con lupa (I)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios