Publicidad

El tratamiento para el cabello con ácido hialurónico y keratina de la estilista Lorena Morlote

El tratamiento para el cabello con ácido hialurónico y keratina de la estilista Lorena Morlote
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy hemos estado hablando con la estilista Lorena Morlote para que nos contase todos los pormenores sobre un revolucionario tratamiento para el cabello a base de ácido hailurónico y keratina del que habla todo Madrid.

¡Sí, sí, habéis oído bien! El ácido hialurónico no sólo se aplica como tratamiento antiedad a través de cremas carísimas para la cara, sino que también existen tratamientos rejuvenecedores para el cabello que, al retener y equilibrar su humedad, lo hidratan, dejándolo suave, suelto, brillante y sin que se encrespe.

Espacio Lorena

Lo primero que nos aclara Lorena Morlote es que su tratamiento K2X Anti-aging es para pelo de medio a grueso y que, a diferencia de otros tratamientos parecidos, éste no tiene tiempo de exposición, por lo que resulta mucho más rápido. El aplicar el tratamiento puede durar de 45 a 90 minutos (en función de lo largo que se tenga el pelo), mientrás que los de las otras marcas duran, mínimo, dos horas.

El método no es complicado, y después de aplicado alisa el pelo en un 90%. El tratamiento para alisar el pelo se aplica de la siguiente forma:

Primero, nos lavan el pelo como habitualmente, pero realizando dos enjabonadas al cabello con un champú capaz de abrir su cutícula. A continuación, se seca el pelo con la ayuda de una toalla. Luego, terminan de secarnos el pelo con un secador hasta que quede seco del todo. No hace falta peinarlo para desenredarlo, ya que el producto que nos van a suministrar ya lo desenredará.

Bodegon

Lorena empieza aplicando el producto por la nuca, haciendo mechones de 1-2 centimetros de derecha a izquierda, sobre los que realiza las pulverizaciones necesarias - en función de lo largo, grueso y poroso que tengamos el cabello. Luego, lo peina con un peine de púas estrechas. Lorena me explica que tiene que comprobar que el cabello ha quedado lo suficientemente impregnado de producto. También me comenta que, a diferencias de otros productos, no pasaba nada si se excedía en el producto, ¡sólo que saldría más vapor! (Risas).

A continuación, y sin tiempo de exposición, pasa a hacer un brushing - sólo que con un cepillo de aluminio. Lorena me explica, que llegados a este punto, era cuando se podía empezar a notar la diferencia. El pelo se veía limpio, con brillo, y no se notaba para nada que estaba saturado de producto. Luego, empieza a pasar la plancha (unas siete veces por cada mechón). De esta forma el pelo cada vez parece más sano y brillante. Lorena aclara que hay planchas muy buenas capaces de regular la temperatura de forma automática; para las otras, hay que procurar regularlas de 200 a 230 grados en función de lo catigado o decolorado que tengamos el cabello.

Cuando anunció que ya estaba, que había terminado, le pregunté si no había que lavar el pelo para quitar todo el producto que había ido pulverizando. Dijo que no, que no debía lavarse hasta que hubiesen pasado 48 horas, ni poner clips, diademas o gomas, ni siquiera pasar el pelo por detrás de la oreja, pues podría quedarse marcado.

La buena noticia es que los efectos del tratamiento duran de tres a cuatro meses, pero Lorena insistió mucho en que para que el efecto perdurase era muy importante lavar el pelo con champús que no llevasen sulfatos. También insistió en aclarar que el problema de los tratamientos de keratina convencionales era que si te los aplicas de forma reiterada pueden castigar y romper el cabello. Que ella, después de haberlos probado todos, sólo confiaba en el producto K2X pues a medida que repetía el tratamiento en una misma persona veía como éste conseguía ir mejorando la calidad del cabello de la misma. La explicación está en que este producto llega hasta la corteza y no hasta la cutícula, como los otros.

Lorena comentó que tenía muchas clientes que después de hacerse uno de estos tratamientos se iban directamente a una cena o a un evento, y que al salir lucían un pelo hidratado y limpio, sin restos de producto, y con cuerpo.

Antes de despedirme de ella, pregunté a la famosa estilista si existían tratamientos parecidos para personas con poco pelo y muy fino. Se río diciéndome que claro que sí, que para esos casos utilizaban un tratamiento con ácido hialurónico pero sin formol. La única diferencia es que después de aplicar el tratamiento hay que volver a lavar el pelo, que el tratamiento dura como mucho dos meses, y que sólo alisa en un 70%.

¿Y para quienes no quieren alisarse el pelo, sino mantener su rizo mientras hidratan su pelo?

Pues igual, sólo que es recomendable aplicar menos cantidad de producto - para que no coja volumen ni grosor -, y esperar de 2 a 3 horas antes de lavarlo, aunque si la clienta tiene prisa y quiere marcharse de la peluquería con su rizo, la pasamos al lavabo y le acondicionamos el cabello, peinándolo después con algún producto específico para rizos. El tratamiento suele durar un mes y medio.

Cuando le comenté a Lorena que el tratamiento me parecía una auténtica pasada, pero que la pega que le veía es que había que disponer de toda una mañana para que te lo pudieran aplicar me dijo lo siguiente:

Para clientes que no disponen de tiempo o de dinero para hacerse un tratamiento de lujo, pero que quieren mejorar la calidad de su cabello, recomendamos un tratamiento de reparación y reconstrucción que consiste, básicamente en lo mismo, pero acortando ciertos pasos. Al aplicar menos cantidad de producto y trabajar menos tiempo con las planchas (en vez de siete pasadas, sólo tres), también acabamos antes y cuesta menos. Unos treinta euros que se suman al lavado y marcado.

Más información | Lorena Morlote En Trendencias Belleza | Melenas extrasuaves y puntas selladas con Steampod, tratamiento y peinado dos en uno. Lo probamos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir