Sigue a Trendencias

Goya

Cuando un actor español comienza su carrera viste de moda española, cuando pasa a ser conocido no.

Departamento de comunicación de Ana Locking.

Que se vayan a pedir la ropa a los de fuera, no importa.

Ion Fiz.

No debería existir ningún tipo de compromiso, todo debería ser más natural. Los diseñadores deberían vestir a las actrices que quieran llevar sus modelos.

Juanjo Oliva.

La moda española, el cine español. Las galas de premios, los desfiles. La atención mediática. La libertad a la hora de escoger el propio estilismo. El ser consecuente con el discurso de cada sector o las exigencias de cada uno. Las subvenciones. La cultura nacional. El prestigio. La creencia de qué es prestigio. Los complejos. La industria. Las ventas. Temas abiertos en los que podríamos estar divagando horas y horas. Los diseñadores españoles opinan sobre estos temas y más tras su escasa presencia sobre la alfombra roja de los Goya.

La moda disponible en el showroom de los Goya

Este es el tercer año consecutivo que hay un estilista disponible para la gala de los Premios Goya. Es un estilista que viene con su equipo y showroom, en el que se apoya a la moda española.

Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Situémonos antes de nada. Los Premios Goya contaban por tercer año con un showroom con la intención de “vestir tanto a finalistas como a quienes participan en la gala. Hay personas que vienen y otras que no”, según declaraciones de la propia Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, la cual organiza los premios. “Este es el tercer año consecutivo que hay un estilista disponible para la gala de los Premios Goya. Es un estilista que viene con su equipo y showroom, en el que se apoya a la moda española”.

Desde Alvarno las noticias son otras: “Cinco días antes de los Goya nos han llamado para decirnos que no pueden vestir de nuestra firma al no pertenecer al showroom de la Academia de cine. Había que potenciar el showroom. Una nominada eligió un vestido nuestro y nos llamó para decirnos que le habían hecho cambiar de opinión y tenía que llevar un diseño del showroom de la Academia. A mí si nos dicen que han visto otro que les gusta más me parece perfecto, pero no por el simple hecho de no estar en esa selección, que además nadie nos ha llamado para estar o no. Si la gente por su cuenta nos contacta para un vestido es que le ha gustado y luego encima somos una firma española”. Hecho que niegan desde la Academia y que desde la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), Lucía Cordeiro, Directora Ejecutiva, también enfatiza: “Siempre habrá libertad, hay que seducir, no obligar”.

La asociación que preside Modesto Lomba está “trabajando en un showroom para la próxima edición de entrega de los Goya, en esta edición ha sido la Academia con su estilista el que lo ha trabajado”. Vicente Ruiz es quien ha trabajado y elegido el showroom de esta edición. Él ha ayudado a cerca de 250 artistas a perfilar su estilismo, según información de la Agencia EFE, cuatro veces más que en ediciones anteriores. Las propuestas elegidas por el estilista se centraron en diez diseñadores de ACME y otros diez “independientes”. Entre estos nombres estaban: Arman Basi, Pedro del Hierro (una de las firmas triunfantes de la noche), Yolancris, Caramelo y Florentino o Mercedes de Miguel.

“Tras una conversación con el estilista al frente del showroom de la Academia, comenta Mercedes de Miguel, enviamos varios diseños y fueron en principio los looks de la firma más joven de Mercedes de Miguel (Poupée Chic) los que encajaron con la idea que Sandra Li, la encargada de la coreografía, tenía para el musical de apertura de la gala, Así que se podría decir que fue “amor a primera vista“.

“Con el showroom de moda de España que trabajaremos en la próxima edición, comenta Lucía Cordeiro de ACME, pretendemos ofertar en número y calidad los trabajos de los creadores de moda españoles, facilitando su elección”.

Hola, quería lucir un vestido de su firma, ¿se puede?

Lo más habitual suele ser que el estilista o agente de la actriz se ponga en contacto con el diseñador, porque la actriz, está interesada en llevar algún modelo que ha visto en prensa o en el desfile… También puede pasar que a mí me interese una actriz en particular y se lo proponga.

Juanjo Oliva.

“Las personas que pueden ir a los Premios Goya se ponen en contacto con nosotros, comenta Chema Pare, Responsable Comercial de Teresa Helbig. Vienen a vernos a nuestro taller de Barcelona, se prueban algún vestido que les guste y que Teresa vea que es un buen look, puesto que les asesora y les propone otros looks.”

“En algún caso que no les conocemos personalmente, continúa Chema Pare, alguna cara muy conocida que ha ido a estos Goya y que finalmente no se ha puesto el vestido, ha funcionado de otra forma. Por ejemplo, nos han pedido el vestido que les gustaba, se lo han quedado ellas un tiempo y al final se ve que tienen varias propuestas de distintos diseñadores y optaron por otro“.

“Yo he hecho algún contacto pero no he obtenido ninguna respuesta, comentan desde la firma Ángel Schlesser. Normalmente los estilistas y/o los representantes de los actores, o ellos mismos se ponen en contacto contigo. Hemos intentado vestir a alguna persona pero luego les tiene que encajar a ellas. La visita de la actriz a la firma no es que vayamos a vestirla de forma seguro. Lo mismo no se ven, no les encaja el estilo, no se encuentran cómodas. Hubiésemos vestido a alguna pero no encontraron lo que buscaban”.

Las pequeñas firmas como Etxeberría se encuentran dando sus primeros pasos: “estamos empezando a mover este tipo de gestiones. Anteriormente estábamos centrados en los préstamos a prensa y a partir de que la marca comienza a ser un poco más conocida nos centramos en todo el tema de celebrities. Para los Goya no recibimos ninguna petición para vestir a nadie. En nuestro caso es complicado ya que tenemos que ir metiéndonos. Tenemos que dar con el estilista de cada famoso en concreto y ver si están interesados”.

También hay que contar con las limitaciones existentes, hecho que desde Ana Locking tienen claro: “lo primero es ver el tipo de actor que es. Nosotros tenemos un tallaje de muestrario que es la 38. No tenemos cinco o diez tallas como para poder probar, por lo que el primer requisito es que entre en una prenda. Si tienes una 50 es imposible que entres en el 38 de muestrario. Después de esto vemos si su target es compatible con el nuestro y sí es así no hay ningún tipo de problema. Si vemos quiénes fueron los actores nominados que acudieron a los Goya este año un 75% entra en nuestra talla de muestrario.

“El proceso puede ser de diferentes maneras, comenta Juanjo Oliva. Lo más habitual suele ser que el estilista o agente de la actriz se ponga en contacto con el diseñador, porque la actriz, está interesada en llevar algún modelo que ha visto en prensa o en el desfile… También puede pasar que a mí me interese una actriz en particular y se lo proponga”.

“En principio cabe destacar el trabajo del gabinete de prensa, en mi caso El Armario de Pepa, afirma Miriam Ocariz, son ellas las que contactan con las actrices y trabajan con tesón para que lleven las prendas de los diseñadores a los que representan en actos más o menos importantes. En caso de que a la actriz le interese intentamos hacer todo lo que está en nuestras manos para que se pueda llevar a cabo. El caso de Leonor [Watling], además es para mí particularmente especial, porque ella quería vestir de Miriam Ocariz y ya había llevado en otros actos ropa mía, lo cual denota una confianza y un apoyo hacia mi trabajo que valoro muchísimo”.

El proceso es fruto del trabajo diario con los estilistas de las actrices. Ellos hacen una selección de ropa y la actriz se pone lo que ella prefiera.

Respecto las firmas internacionales la historia es similar. Irene Pérez de la empresa Showme That es quien hace de intermediara para las firmas Óscar de la Renta y Zuhair Murad en España. “O bien ellas mismas directamente, o su estilista o su mánager se ponen en contacto con nosotros, nos solicitan lo que ellas creen que les va a encajar mejor para la alfombra roja y sus preferencias. Lo vemos con la marca y dependiendo de la disponibilidad en relación también a todas las citas internacionales que coinciden en esta fecha les hacemos llegar las propuestas que tenemos para ella. Y si encaja la actriz con la firma en relación a la filosofía de la misma se hace la gestión”.

Por parte de Diorel proceso es fruto del trabajo diario con los estilistas de las actrices. Ellos hacen una selección de ropa y la actriz se pone lo que ella prefiera”.

Desde todas las firmas se pone especial énfasis en que el perfil de la actriz sea acorde a la firma. “Actrices con una trayectoria buena, comenta Irene Pérez. Hay pocas ocasiones que consideremos no prestar un vestido. Casi todas las actrices que van a la alfombra roja tienen peso. Cada año hay preferencias por las nominadas”.

Duyos pone la atención en que “la actriz esté contenta y guapa”, mientras que en Cortana “normalmente son actrices que han llegado a nosotros porque son amigas, amigas de amigas, fans de la marca…”.

Ion Fiz busca “que transmita los valores de mi firma: natural y sofisticada, culta, creativa, sostenible y humana. Aparte que el estilo “Fiz” le siente bien. Con mis clientas creo un vínculo de amistad importante.

En Lorenzo Caprile la historia es distinta puesto que ellos no prestan vestidos como tal, sino que son un pequeño taller en el que van las clientas a hacerse un vestido a medida. En este caso concreto siempre existe la posibilidad de un precio amigo en función de quién sea, puesto que la marca también gana al estar sobre la alfombra roja, y si son habituales de la firma, como Anne Igartiburu o Silvia Abascal.

Los retoques existen, los rumores no

Al tener la disponibilidad de tener nuestro propio taller hacemos los retoques necesario.

Teresa Helbig

Al hilo de mi artículo inicial mi compañera Chloe comentaba lo siguiente: “El otro día oí que las firmas españolas no facilitaban nada el préstamo de vestidos, al contrario que las extranjeras. Que por ejemplo, no dejaban coger bajos, imprescindible para que el vestido luzca perfecto”. Tras haber preguntado a un buen número de ellas (las que han accedido a este artículo) la conclusión final es que todas ellas permiten los retoques para que las actrices se sientan bien con los vestidos elegidos.

En Ana Locking están abiertos a dar cualquier facilidad posible “siempre que no sea una destructuración por completo porque para eso se lo hacemos de cero. Hemos hecho muchos retoques para muchas celebrities que han necesitado para una gala, un evento o una cena.

Los retoques se hacen en los talleres de cada firma lo antes posible y sin pegas. “Al tener la disponibilidad de tener nuestro propio taller hacemos los retoques necesarios”, comentan en Teresa Helbig. Detalle que confirma Ion Fiz: “por supuesto, cuento con atelier de costura propio. Mis operarias de costura hacen adaptaciones realmente bien para que les siente como un guante el vestido. Eva Hache estaba impecable, perfecta”.

Normalmente te piden el vestido a última hora y no hay tiempo de retocar o algún arreglo.

Ángel Schlesser.

Desde las firmas internacionales como Carolina Herrera reiteran que los retoques sí son permitidos, siempre que no modifiquen el vestido en sí. La misma idea que sostienen desde Óscar de la Renta o Zuhair Murad: “Siempre existe la posibilidad de adaptar un poquito. Nunca se cambian los modelos pero sí se adecuan a ellas”.

Quizá el rumor venga derivado de lo que comentan desde Ángel Schlesser: “Normalmente te piden el vestido a última hora y no hay tiempo de retocar o algún arreglo. Pero sí, normalmente ofrecemos bastante ayuda para que les queden muy bien los vestidos”.

El vestido rechazado

Sí que me pasó. Me sentó muy mal, desde luego esa persona tiene cerradas las puertas de mi firma para siempre.

Ion Fiz.

Al hilo del anterior retoque nuestra compañera Di Por Dior aportaba otra experiencia que había oído: “También hay muchas actrices que tras tener el vestido arreglado al final dejan colgada a la firma. Y podría dar nombres”. Aquí tampoco daremos nombres pero sí confirmamos que firmas como Alvarno, Duyos o Ion Fiz han sufrido casos similares. Por suerte, otras tantas no.

El propio Ion Fiz le dejó tirado una actriz española: “me sentó muy mal, desde luego esa persona tiene cerradas las puertas de mi firma para siempre”.

Hay firmas que esto lo tienen claro, como Juanjo Oliva que evita algún caso así: “Nosotros una vez que decidimos ajustarlo es porque la actriz se ha comprometido a llevarlo, si no se compromete, no lo hacemos“.

El fantasma del prestigio de la moda internacional

No entienden que la personalidad pasa por ser original, si eres especial probablemente seas más popular que si te vas vistiendo hoy de Dior, mañana de Chanel y pasado de Gucci.

Cortana.

No visten de una firma española por puro complejo y por inseguridades, aseguran desde Ana Locking. Ellos se sienten más seguros cuando va vestido de una firma internacional. Se piensan que va mejor vestido por ir de Armani que por ir de Juanjo Oliva, y eso es un grandísimo error. Esas inseguridades creen taparlas por ir de un diseñador internacional”.

“Creo que a muchas actrices les da seguridad llevar una marca internacional, según Cortana, o tal vez lo que encuentran que les gusta es de otro lado. Lo importante es que estén guapas, sin fijarse en marcas. No entienden que la personalidad pasa por ser original, si eres especial probablemente seas más popular que si te vas vistiendo hoy de Dior, mañana de Chanel y pasado de Gucci. Si eres internacional eso es ser del montón, marcas globalizadas.
Las actrices que son fieles a un diseñador amigo me parecen más interesantes”.

Al hilo de la importancia de la marca Ion Fiz añade: “lo importante es el vestido, su calidad de diseño, confección, tejidos y cómo le siente a la actriz. Ponerse algo por el mero hecho del nombre que ponga esa etiqueta me parece ridículo, patético“.

Dicha tesis es sostenida por la mayoría de las firmas a las pregunté. Alvarno también añade más: “Sí creo que existe un complejo al vestir firmas nacionales. Si nuestra firma estuviese en París estaría más valorada“. “Las firmas españolas también podrían dar ese estatus”, cree Duyos, junto a más firmas.

Lo más interesante es que el vestido hable por sí mismo y crear la intriga de conocer quién lo diseñó.

Mercedes de Miguel.

También hay diseñadores que no comparten esta inseguridad española: “Yo no creo que la mayoría de las actrices piense así, afirma Mercedes de Miguel. Tal vez sí haya cierto desconocimiento de lo que la moda española puede ofrecer pero lo verdaderamente importante es lucir un modelo con el que te sientas bien, que te realce y en este caso concreto de los premios Goya, el diseñador es puramente accesorio ya que lo que se valora es el trabajo de actriz y el vestido sirve para potenciar su belleza, que por otro lado también puede ser parte de ese potencial de actriz. Lo más interesante es que el vestido hable por sí mismo y crear la intriga de conocer quién lo diseñó”.

“Actúan igual que la sociedad española en su generalidad hasta ahora. En España preferimos todo lo que viene de fuera, pero los tiempos están cambiando, la gente joven quiere a este país y sus productos“, según Lucía Cordeiro, de ACME.

“No suelo opinar de los complejos de los demás, comenta Juanjo Oliva, aunque en este caso los diseñadores españoles podríamos pensar lo mismo sobre los actores y actrices españolas, con respecto a las internacionales“. Y es que las habituales exigencias por partes del cine español chocan a muchos con su posterior acción.

“Es bastante gracioso porque ellos constantemente piden apoyo para el cine español pero ellos no lo dan al resto de industrias nacionales, aportan desde Ana Locking. De lo que das es lo que recibes. En el fondo es bastante significativo lo que reciben.

Esto no ocurre fuera. Tú te vas a los Oscar y vale, hay muchos actores que van vestidos de moda de firmas que desfilan en Francia, pero la gran mayoría apuestan por sus diseñadores nacionales: de Marchesa, de Óscar de la Renta, de Carolina Herrera… En dichos eventos van vestidos de sus propios diseñadores, porque esto genera industria para el país. Si en España en la noche de los Goya, que es una gran plataforma audiovisual, de promoción y de marketing, en vez de vestir de diseñadores internacionales que todo el gran público conoce vistieran de firmas españolas, eso repercutiría en que al día siguiente muchas clientas españolas estarían llamando a tales diseñadores para interesarse por sus productos e intentar comprarlos”.

Es bastante gracioso porque ellos constantemente piden apoyo para el cine español pero ellos no lo dan al resto de industrias nacionales, aportan desde Ana Locking. De lo que das es lo que recibes. En el fondo es bastante significativo lo que reciben.

Ana Locking.

“Hubo muchas actrices que fueron de diseñadores internacionales y estaban guapísimas, según Alvarno, nada que objetar sobre ello, pero sí que es verdad que no se vio mucha moda española. En España las cosas funcionan de otra manera. Allí hay un apoyo absoluto hacia las marcas del país. La gente prefiere ir de marcas francesas a internacionales”.

Desde ACME, cree que la moda española “no ha tenido una numerosa presencia pero si de calidad. El vestido rojo de Miriam Ocariz es maravilloso… y también los trabajos de Devota & Lomba, Hannibal Laguna…”

La opinión de la asociación difiere del resto de los diseñadores españoles, que en algunos casos, como Ion Fiz, hablan de “poco apoyo. Es vergonzoso, pero claro, no le puedes pedir peras al olmo. Desde luego mi firma recoge más éxitos fuera de España que aquí; estoy en plena expansión internacional y va muy bien. Parece que aquí la educación y el respeto se han perdido, por no hablar del estilo”.

“Yo creo que es algo beneficioso para ambos, según Mercedes de Miguel. Ellas pueden mostrarse como abanderadas de la moda española y eso les aporta un toque diferenciador, y yo creo que ser diferente en una profesión cómo la suya es siempre revelador”.

Distintas ideas finales sobre este tema:

Juanjo Oliva: “No debería existir ningún tipo de compromiso, todo debería ser más natural. Los diseñadores deberían vestir a las actrices que quieran llevar sus modelos”.

Alvarno: “Si no hay estilistas que potencian la moda española y conocen tus diseños entonces no pasará nada“.

Miriam Ocariz: “Creo que para los diseñadores nacionales es difícil competir con grandes marcas que tienen mucho abanico de posibilidades frente a ciertos eventos. En mi caso, como empresa más pequeña, te sientes en ciertos casos un poco limitada, pero también pienso que hay quizás un poco de falta de conocimiento de lo que se hace aquí y llevar un Lanvin, Elie Saab o un Dior es una apuesta mucho más segura para ellas. Valoro mucho la decisión de las actrices españolas cuando se deciden por un diseñador nacional, me parece más arriesgado y denota seguridad”.

Cortana: “Sería genial que en algún momento nuestras actrices internacionales cogieran de la mano a algún diseñador de España y les ayudaran a conquistar el mundo. Demostrarían ser especiales, generosas y auténticas”.

ACME: “Quizá las marcas internacionales ganen a las nacionales por la facilidad en su oferta, quizá porque trabajen adecuadamente con los actores y actrices, y por supuesto porque cuando los actores y actrices se venden de marcas internacionales consideran que ya están intercionalizándose. Yo recuerdo sin embargo hace 2 años como fue elegida una actriz desconocida española vestida de Juanjo Oliva entre las 10 mejores vestidas durante una semana, en la web Style.com, la biblia de la moda.”

Teresa Helbig: “Quizá las firmas nacionales no lo hagamos bien. Las firmas nacionales tenemos igual o mejor creatividad, diseño o calidad que las internacionales, solo que puede que no hagamos bien el aspecto internacional. Necesitamos ser firmas internacionales. En el momento en que lo seamos muchas personas querrán vestir una marca que aunque sea española es internacional. Es un problema de apreciación, de darle valor. A lo de casa nunca se le da valor. Que las actrices españolas llevasen más moda española sería un pequeño paso más en el proceso de crecer en el exterior”.

Te quiero hasta ser conocida

Cuando son jóvenes es más fácil interesarlos por las firmas españolas que cuando están consagrados.

ACME.

“Cuando el actor todavía no es un gran conocido para el público general, comentan desde Ana Locking, es un actor incipiente, prefiere vestir de moda nacional a internacional. Por varias razones: la primera es porque si va a un showroom de una marca internacional conocida como no es reconocido para todos no le van a prestar ropa, o es más complicado que lo hagan. En cambio, nosotros sí apostamos por ellos en ese momento y le prestamos ropa, ya que para nosotros también es una apuesta: tú ahora estás trabajando, sabemos que encajas con nuestra firma en estilo y aunque no seas muy conocido lo hacemos igualmente. El problema es que cuando ya son conocidos, por sus inseguridades prefieren ir vestidos de un diseñador internacional”.

“Es verdad, aunque no todas, afirma Ion Fiz, pero sí la mayoría, pues que vayan a pedir la ropa a los de fuera, no importa”.

“Cuando son jóvenes es más fácil interesarlos por las firmas españolas que cuando están consagrados, comentan desde ACME, entre otras cosas, porque muchas veces tienen contratos con firmas internacionales, se manejan cantidades muy importantes porque los actores y actrices vistan de una marca”.

En Alvarno “hemos oído unas historias de gente que comenzó en su día sin ser conocidos e iban de marcas españolas y ahora van de Chanel, Dior o Lanvin. Nosotros estamos apoyando desde el año 2007 a la actriz Aída Folch y siempre que tiene un evento va de nuestra marca. Esperamos seguir con ella durante muchos años. Es un win-to-win“.

En Teresa Helbig “no nos hemos encontrado con un perfil así en la gente que tenemos contacto directo. Con gente que no conocemos sí suele pasar. Con la que gente que ha venido al taller y conocen a Teresa siempre quieren volver. Nosotros estamos encantados. Se establece una relación que ahora mismo la mayoría de veces ya no se consigue. Si no se establece no nos interesa.

“Supongo que pasará, comenta Miriam Ocariz, pero yo vuelvo a Leonor y hace bastantes años se compró un vestido mío en una tienda y lo llevó a un acto importante. Es cuestión de principios y personalidad. También hay quien quiere que se lo regales…. Es importante la labor de quien te lo gestiona, de nuevo el trabajo de quien te lleva la prensa. Hay que dar valor al trabajo y hacerlo respetar, ¡a veces no es tan fácil!”

“Yo no creo que todas las actrices “hacen o dejan de hacer”, opina Mercedes de Miguel. Entiendo que cuando comienzas una carrera tus contactos se reducen siempre a lo que te rodea y a medida que vas abriendo tus horizontes conoces a más gente y más gente se fija en ti y por lo tanto los ofrecimientos te llegan y no tienes que salir a buscarlos. Por lo tanto yo no lo presentaría cómo un acto de “aprovechamiento”. Por supuesto también depende de la relación que se establezca entre la actriz y el o la diseñadora, nosotros actualmente vestimos en muchas ocasiones, incluso para sus trajes de escena, a artistas internacionales como la soprano Ainhoa Arteta o la directora de orquesta Inma Shara”.

“El tema de las famosas es un poco complicado, comenta Chema Pare, desde Teresa Helbig. Es muy volátil. A más alto vayas, mayor volatilidad hay. Hoy pueden estar contigo pero mañana sin ti y otro día te lo vuelven a pedir. En estos casos hacen sentir a Teresa un poco quemada. Nosotros estamos encantadísimos con personas como Macarena Gómez que muestran esa fidelidad a la firma, sin que por ello signifique que no vayan cualquier día de otro diseñador. Ellas vienen al desfile, si tienen un evento Teresa les deja otro vestido… Se crea una relación más cercana. Con el otro tipo de personas estamos optando en algunos casos por no dejar prendas, incluso yendo en contra nuestra ya que un evento como los Goya es un escaparate importante”.

Más en Trendencias | Los Premios Goya ignoran a la moda española emergente
Más en Trendencias | Lo que el ojo no vio en la Gala de los Goya 2012: complementos de ensueño, momentos de emoción

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios