Sigue a

c

Lo confieso, esta semana he alquilado de nuevo Sexo en Nueva York 2. Cuando una está a tope de trabajo, de procupaciones mundanas y hastío otoñal necesita un poco de glamour y como el escaparate de Sacks queda lejos, hay que buscar las artimañanas más sencillas. Cuando tengo un día rojo, Desayuno con Diamantes siempre funciona.

Audrey en esa película también tenía días rojos: esos en los que decía que engordabas o estabas triste. Otra forma de superar un día con ganas de glamour y pocas opciones, es visionar un capitulo de Sexo en Nueva York, especialmente la sexta temporada.

c

Y esta temporada es que me ha recordado al ver el último look de Sarah Jessica Parker al presentar en Barneys la nueva exhibición de Disney y sobre la que ya surgiera la polémica. Simplemente fantástica. ¿Y de quién? Pues de L’Wren Scott, tanto el vestido como el tocado especialmente diseñado para la ocasión. Los salones, Manolos por supuesto.

x

También por allí apareció Linda Evangelista, una top de las buenas y que aunque no gozaba de mucho éxito entre los hombres, la Schiffer siempre fue la elegida, era lo más entre los diseñadores.

Fotos | Gtres
En Trendencias | Los más privilegiados ya lucen la colección de Martin Margiela para H&M en la fiesta de preventa organizada por Harper’s Bazaar
En Trendencias | Los vampiros muerden de nuevo juntos: gran estreno mundial de la última película de la saga Crepúsculo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios