Publicidad

Los mejores documentales, películas y series si quieres trabajar en moda (según los profesores que la enseñan)

Los mejores documentales, películas y series si quieres trabajar en moda (según los profesores que la enseñan)
Sin comentarios

El mundo audiovisual es una fuente inagotable de inspiración para los amantes de la moda, que quedan epatados por estilismos cuidados al detalle y con una total coherencia con la trama. Algunos de los ejemplos más recientes los encontramos en series como ‘Gambito de dama’, ‘The Crown’ o ‘La maravillosa señora Maisel’.

Pero el mundo audiovisual no es solo inspiración para quienes adoran la moda, sino también para quienes se dedican a ella. Hay tantas lecturas posibles sobre moda y cine como profesionales del sector. Por eso, nada como consultar a quienes forman a los futuros diseñadores para crear un listado de títulos imprescindibles para todo aquel que trabaje en moda.

Maisel

ESNE, la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, es un referente en formación superior en Diseño de Moda y la primera escuela española en la que esta disciplina se ofreció como Grado Oficial Universitario, tanto en Diseño de Moda como en Gestión y Comunicación de la Moda. Su programa académico aborda todas las áreas del sector, desde el patronaje hasta el estilismo o el marketing.

Hablamos con tres profesores de ESNE para conocer los básicos audiovisuales para quienes quieran trabajar en moda. ¿Un resumen? Larga vida a los documentales y los clásicos (cinéfilos y seriéfilos).

El proceso creativo de Dries Van Noten

‘Dries’, documental estrenado en 2017 sobre el proceso creativo del diseñador Dries Van Noten, es la recomendación audiovisual de María Tamames, docente de Tecnología Textil I y IV en ESNE. “Siempre incido mucho en la metodología: se tiende a dejar el material para el final, pero debe ser al revés”, explica.

Dries

“El documental de Dries Van Noten es especialmente recomendable porque aborda el proceso creativo del diseñador: él pone la materia textil al inicio y, a partir de ahí, define colores, discurso, formas… La tendencia en los últimos años ha sido dejar la materia como algo residual, pero si no conoces cómo cae un tejido, no puedes construir una prenda como tú quieres”, sostiene la docente.

Darle al play a ‘Dries’ es adentrarse en el rico universo del creativo belga, conocido como uno de los Seis de Amberes. Un clásico contemporáneo imprescindible en la filmoteca de cualquier aspirante a diseñador.

Margiela: genio y figura

Más allá de la ficción, los documentales se configuran como el género predilecto de los docentes de moda. Daniel de las Heras, que imparte en ESNE las asignaturas de Proyectos III y IV, recomienda a sus alumnos el visionado de ‘Martin Margiela por Martin Margiela’. Se trata de un largometraje de 2019 en el que el diseñador, devoto del anonimato, mostró su rostro por primera vez para repasar sus dos décadas de trabajo en la moda.

“Me parece un documental maravilloso para los estudiantes porque enseña el proceso creativo no solo de un producto, sino de un concepto. Es perfecto para que los alumnos entiendan cómo la creación de una colección es un ejercicio de sofisticación”, indica.

Files 2021 03 09 11 50 50

“Es también interesante por la cuestión del anonimato del diseñador, que, con su actitud, quiere decir que lo que importa son las prendas, más que quien las lleva o las diseña. También es un documental que subraya la importancia del trabajo en equipo y que ayuda a entender el concepto de maison”, agrega el docente.

Este filme sobre Margiela muestra también las diversas técnicas del diseñador, “que fue pionero en sostenibilidad y upcycling”, apunta De las Heras. Y añade otra recomendación a la lista: ‘Apuntes sobre ciudades y vestimentas’, un documental donde el genio cinematográfico de Wim Wenders se une a la singular visión del diseñador japonés Yohji Yamamoto. Estrenado en 1989, es un título fundamental cuando se trata de ahondar en la relación entre la moda y el cine.

¿Qué hay del universo de las series? Si hay que recomendar una producción, el docente de ESNE se queda con ‘Mad Men’, la icónica serie sobre los publicistas de Madison Avenue entre finales de los 50 y principios de los 70. “Es muy interesante ver cómo evoluciona el vestuario. La serie ilustra muy bien la relación social con las prendas, desde el sueño americano y la publicidad hasta la época hippie, con el comienzo de los 70”, destaca.

Mad Men

De los fashion films a Visconti

Explorar las posibilidades del mundo audiovisual en el terreno de la moda es una recomendación recurrente entre los docentes. Ana Llorente, que imparte la asignatura de Historia del Arte y la Indumentaria I y II, anima a sus alumnos a que vean tantos fashion films como puedan, tanto de grandes marcas como de otras más pequeñas.

Therapy

‘A Therapy’, el cortometraje de Roman Polanski para Prada, o ‘Le mythe’, una de las producciones más recientes de Dior, son algunas de sus sugerencias, así como los diversos trabajos de Gucci. “Es una forma de entender las posibilidades del audiovisual desde la apropiación del lenguaje del cine, un lenguaje que los alumnos pueden usar como herramienta para completar el concepto de sus colecciones”, resume.

Como referentes del género en España, recomienda seguir los trabajos de Imanol Ruiz de Lara, Víctor Claramunt o Pablo Maestre. Y, en el terreno de los documentales, además de secundar la sugerencia de ver el filme sobre Yamamoto, propone visionar ‘The First Monday in May’, centrado en la preparación de la gala del Met de 2015.

Monday

“El documental sigue al comisario, Andrew Bolton, y ofrece una mirada de su trabajo más allá del espectáculo de la propia gala. Aborda la puesta en escena desde el respeto a las piezas que se escogen, a las prendas como patrimonio cultural, a la ropa como un bien cultural”, explica Llorente.

La docente recomienda también ‘The True Cost’, un documental sobre los trabajadores de la industria textil. “La cara B de la moda”, sostiene. “Ayuda a los alumnos a que aborden la realidad de la industria, a que desarrollen esa visión crítica en torno a aspectos complejos que rodean al sector”.

En lo tocante al cine como séptimo arte, Llorente se decanta por la obra de Visconti y por películas como ‘El gatopardo’ o ‘Muerte en Venecia’. “Reflejan la importancia de la fidelidad histórica en el traje. La filmografía de Visconti es fundamental para la historia del diseño de vestuario”.

Cara

Además, la profesora menciona ‘La edad de la inocencia’ como una película que consigue hacer del vestuario un personaje más. “Y hay otro subgénero, continúa, “que es el cine sobre la industria de la moda, con ‘Funny Face’ (‘Una cara con ángel’, en español) como ejemplo. Con Audrey Hepburn y Fred Astaire como protagonistas, se centra en el trabajo del fotógrafo Richard Avedon y algunas escenas incluso recrean sus retratos”, concluye.

De clásicos del Hollywood dorado a documentales recientes y un subgénero casi experimental como el de los fashion films, el mundo audiovisual es mucho más que inspiración para la moda: es una fuente de aprendizaje.

El poder del vestuario en las series contemporáneas

¿Seriéfilas en la sala? La pequeña pantalla y las series actuales son una fuente casi inagotable de referencias de moda. Un claro ejemplo es 'Gambito de dama', la historia de la cautivadora ajedrecista Beth Harmon.

Gambito

Interpretada por la joven actriz Anya Taylor-Joy, esta serie convierte el vestuario en un personaje más. Según explicó en una entrevista la responsable de los estilismos de esta producción, Gabriele Binder, la ropa de la protagonista plasma su evolución, su escalada social, su ascenso al olimpo de los jugadores de ajedrez y la creciente confianza en sí misma.

Así, el vestuario de 'Gambito de dama' está plagado de cuadros, como sutiles indicaciones al deporte que practica Harmon. Pero también está repleto de referencias a la época en la que se desarrolla la serie, con estilismos de clara influencia beatnik (los inconfundibles pantalones tobilleros o los jerséis turtleneck), guiños a la moda de Courrèges y a los reconocibles diseños de Pierre Cardin en los años 60.

Ladydi

Otro claro ejemplo de cómo el vestuario influye sobre el furor que una serie causa sobre los espectadores es 'The Crown'. La ficción sobre la Corona británica ha lucido, desde su estreno, un pulcro estilismo, dotando a cada uno de los personajes de una identidad muy clara, también en lo textil.

Pero, quizá por su cercanía en el tiempo y por la presencia del personaje de Lady Di, la cuarta temporada enamoró a los seguidores de esta producción de un modo especial.

El icónico vestido de novia de la que fuera princesa de Gales volvió a estar de actualidad. Y la serie, incluso, volvió a poner de moda el jersey con estampado de ovejas que Lady Di lució en varias ocasiones en los años 80: Zara lanzó el pasado otoño su propia versión de este suéter, poniendo de manifiesto la clara influencia que las series, hoy, ejercen sobre nuestro armario y sobre la industria en su conjunto.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio