Compartir
Publicidad

Historia viva de la moda: del chándal (muy) arreglado al triunfo del 'athleisure'

Historia viva de la moda: del chándal (muy) arreglado al triunfo del 'athleisure'
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A lo largo de este artículo, os vamos a sugerir cuatro looks para cuatro actividades cotidianas con un salto de 100 años. Y todos ellos con buen gusto y mucha personalidad porque tener estilo no es ir siempre arregladísima. Tener estilo es adaptar tus looks a cada situación, saber leer los códigos de cada ocasión y vestir acorde con ellos sin perder tu esencia. Es ponerse unos joggers para una tarde de picnic en el parque y un vestido midi para una cena especial. Y, en ambos casos, sentirte cómoda, tú misma y feliz.

Pero esos códigos no siempre han sido los mismos, han ido variando en cada etapa histórica, cambiando así los armarios de las mujeres, su relación con la ropa y las tendencias. De las rigideces del corsé y las enaguas que aguantaron las féminas estoicamente hasta la Primera Guerra Mundial a los vestidos rectos hasta los pies que progresivamente se fueron acortando y recuperando volumen y formas, la ropa femenina ha ido imponiendo a la mujer pequeños -o no tan pequeños- sacrificios por la belleza.

Hoy, esos parámetros son mucho más laxos que en otros tiempos: varían, se entremezclan, se confunden, se intercambian. Y el resultado es mágico, pues podemos ir a la oficina con prendas que otro día vestiremos al salir del gym, por ejemplo.

Intro Esprit

¿Cómo configurar nuestro vestidor en una era de la moda en la que prácticamente todo vale y en la que se impone el espíritu casual? Con la ayuda de buenos compañeros de aventuras estilísticas como Esprit, que este otoño, con su campaña Style Your Life, nos lo pone muy fácil para seguir las tendencias de un modo diferente y cómodo. Y, claro, guiándonos por nuestro sexto sentido, ese que vela por que nuestras elecciones fashion siempre sean las adecuadas. Sea la que sea la época que nos toque vivir.

Una apuesta (segura) por la comodidad

Athleisure, la palabra perfecta para definir una de las tendencias imperantes en las últimas temporadas. Es, en resumen (sabemos que, como buena alumna aventajada, tendrás más que claro en qué consiste), un estilo relajado y cómodo inspirado en el clásico chándal.

Sí, en el chándal, pero eso no quiere decir que lo puedas lucir únicamente cuando vayas a hacer deporte. Todo lo contrario: es apto para una mañana de compras, para una reunión informal, para una tarde cuidando a tus sobrinos y hasta para una cita que vaya a terminar con un paseo en bicicleta.

Esprit 1

Y damos gracias por que el estilo deportivo, con el paso de las décadas, haya ido evolucionando hacia la comodidad e introduciéndose en el día a día, pues, a comienzos del siglo XX, todo parecido con la actualidad era pura coincidencia, como demuestra este vídeo.

¿Te imaginas —tú, que hoy no te separas de tus mallas y tus zapatillas de última generación cuando vas a pilates— practicando deporte como en los años 20, con camisa, bermudas y boina? Y, lo que es peor, ¿te imaginas pudiendo usar tu ropa sporty solo en las clases del gimnasio? Larga vida a las faldas de rayas deportivas para todas las situaciones, a las sudaderas con capucha para afrontar los lunes en la 'ofi' y a las zapatillas hasta para salir de copas. Larga vida a la línea Leisure in the city de Esprit.

El tejido todoterreno

Si hay un tejido que nos lleva acompañando más de 100 años sin perder relevancia en nuestras vidas (todo lo contrario) ese es el denim. Nació a comienzos del siglo XX para las ropas de trabajo y pronto, gracias a su resistencia, se popularizó entre las mujeres obreras y las trabajadoras del campo.

Esprit 2

Con el transcurso de los años, el mono vaquero dejó de ser una prenda destinada únicamente al tiempo de trabajo y comenzó a reinventarse y a protagonizar los looks de las horas de ocio. Y menos mal, porque ¿qué haríamos si el denim desapareciera de nuestras vidas? Perder más de la mitad de nuestro armario, sin duda.

Nos sentimos especialmente identificadas con la propuesta Denim every day de Esprit, porque este peto vaquero oscuro es un firme candidato a entrar en nuestro top 5 de estilismos otoñales. Tres puntos a favor: lo podemos estrenar ya con unas sandalias y una camiseta sencilla; tendrá mil oportunidades durante todo el invierno (imagínalo con medias y un jersey de cuello alto, 100% años 70); y nos vale tanto para irnos de escapada este otoño como para quedar con nuestras amigas para ponernos al día.

¿En tu trabajo el código de vestimenta es más formal que casual? No tienes por qué renunciar al denim, solo debes apostar por prendas vaqueras con un twist, como esta minifalda de tablas. Está claro quién será la más cool de las reuniones y del afterwork.

Colores alegres para los días grises

Lo tenemos claro: la ropa que vestimos nos ayuda a sentirnos de un modo o de otro. Por eso, en los días grises de otoño que están por llegar, los colores alegres serán el mejor antídoto contra toda 'bajona' que pueda pulular sobre tu estado de ánimo. Incluso en esas jornadas oscuras con bajas temperaturas en las que, por mucho que te duela, tienes que olvidar la manga corta.

Color Esprit

Pero el cambio a la manga larga no se lleva nada mal si es con jerséis como estos de Esprit, llenos de colores cálidos para hacernos la rentrée mucho más llevadera. No necesitas complicarte mucho para conseguir un look rompedor y cómodo al mismo tiempo: bastará con que combines tu nuevo vestido favorito (ese que te llena de energía nada más enfundártelo) con una chupa de cuero clásica. Un estilismo perfecto para esas tardes de paseos, cafés y los primeros chocolates calientes del nuevo curso.

¿Cómo vestían hace 100 años las mujeres para actividades tan cotidianas como estas? Lo cierto es que, aunque la moda de los años 20 del pasado siglo nos encanta, con sus vestidos de flecos, sus guantes hasta el codo y sus abrigos hasta el tobillo de tejidos ricos como el terciopelo, no es nada práctica para el día a día. Y nosotras no queremos perdernos ni un minuto de diversión por no vestir cómodas.

Por eso, nos quedamos con la moda de este siglo y nos apuntamos a una de las tendencias de la temporada, la de los colores llamativos, para todos los planes que se nos presenten este otoño. Estamos seguras de que a una chaqueta como esta, tan calentita y con ese color fresa tan resultón, le sacaremos muchísimo partido.

Looks del día a la noche para chicas que no paran

Sales de casa a primera hora de la mañana y tu agenda contempla puntos tan distintos como una reunión con tu equipo de trabajo y una quedada con tus amigas de la infancia. ¿Es posible encontrar un look adecuado para ambas situaciones y no morir en el intento?

Esprit 5

Líneas como Day to Night de Esprit nos dejan claro que sí. Y, para muestra, un botón: esta falda de color verde en satén. ¿Verde? Sí, verde, un color tan elegante como favorecedor. Ha llegado la hora de que esta tonalidad le coja el testigo al azul en tus outfits de working girl. Apuesta por combinarla con un jersey en el mismo color para conseguir el estilismo redondo —y cómodo— que andabas buscando.

Así seguirás el camino señalado por la musa de la moda Coco Chanel, que, con sus diseños, abogó por que la mujer pudiese ir a trabajar con prendas estilosas al tiempo que relajadas. ¿Faldas como las que llevaban hace un siglo las primeras mujeres con puestos en oficinas? Sí, nos apuntamos. Pero sin sus sombreritos: no encajan demasiado en nuestro plan posterior de chicas non-stop.

Por si las imágenes que ilustran este artículo te han sabido a poco, te dejamos con otra pequeña selección de estilismos de la colección que ha preparado Esprit para la nueva temporada:

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio