Señor, su cita para la manicura

Señor, su cita para la manicura
Sin comentarios

se nota, se ve cuando un hombre se hace la manicura, cuando las uñas no tienen aristas porque las han limado, cuando esa capa de piel seca y blanca que son las cutículas ha desaparecido y cuando la piel de las manos está seca o hidratada.

A menos que seas un cotizado artista ceramista, debes cuidar tus manos. Crema de manos, quitacutículas, alicates, tijeras y lima de uñas tienen que estar en tu neceser. Tienen una importancia visual y táctil para causar una buena impresión con tus interlocutores.

Si no eres un manitas o no tienes la paciencia del director de la oficina de mi banco y sabes hacerte la manicura tú mismo, pide hora en un centro de belleza o centro especializado en manicura y en un plis tus manos estarán impecables. Una vez a la semana, basta.

Tú también puedes

Nada más chocante que recibir un alto ejecutivo en tu trabajo vestido de Armani y comprobar en el apretón de manos que sus manos parecen de lagarto. Si eres un vendedor de relojes de lujo y muestras un modelo a un cliente, éste verá tus manos (o su esposa que le está acompañando) y apreciará ver unas uñas pulidas y en orden.

Y te sorprendería comprobar cuánta gente se fija en esos detalles de aseo personal. A nadie le sorprende ya que un hombre tenga cita con su manicura o que se lime las uñas antes de ir a dormir.

Psssttt ... a las mujeres nos gusta que os cuidéis. No sólo está al abasto de Brad Pitt, Bono o George Clooney. Si no te has iniciado en el mundo de los cuidados de belleza masculinos, pruébalo: te sorprenderá la satisfacción personal que aporta. Se advierte que engancha: una vez empieces no podrás pasarte de tu nueva afición.

En Embelezzia | Hombre Dior: no tienes excusa para aplicarte un contorno de ojos En Arrebatadora | Para ellos

Temas
Comentarios cerrados
Inicio