Publicidad

Quitarse los zapatos en Japón es de etiqueta obligada

Quitarse los zapatos en Japón es de etiqueta obligada
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Espero que la Globalización no se cargue tradiciones y costumbres que hacen de un viaje al otro lado del mundo sea chocante e instructivo a la vez. Para ir a Japón casi necesitamos una guía de buenas maneras niponas y, en especial, un traductor porque eso de que hablan inglés …

Lo primero que tienes que poner en la maleta son zapatos sin cordones, fáciles de poner y quitar unas cien veces al día, a menos que no te muevas de la gran capital: ahí ya puedes entrar a casi cualquier lugar con calzado. Pero en general tendrás que lucir tus calcetines al entrar en determinados comercios, restaurantes tradicionales, todos los templos que visites sin excepción.

Si vas a ir a una casa privada o a unos baños públicos (el onsen, baño muy caliente, es una tradición que espero se instaure en occidente pronto), además de quitarte los zapatos en la entrada, tienes que tener la precaución de no entrar en el cuarto de baño sin ponerte las zapatillas que están en la puerta: el baño es un lugar “sucio” y ni hablar de que tus calcetines pisen ese suelo y luego los pasees por toda la casa.

Un señor, de aquí, se fue a conocer a sus suegros japoneses, de allí, y todo iba de maravilla hasta que quiso lavarse las manos antes de sentarse a la mesa y, como no sabía lo de las zapatillas al pie de la puerta del cuarto de baño, y supuso además que todos los rincones del hogar estaban impolutos, entró sin calzado anti-elementos bacteriológicos y no se quedó dentro de por vida: el muy osado volvió a salir. Muy mal, puntos negativos y suegros alarmados.

En la entrada de los lugares donde hay que quitarse los zapatos existen unos armaritos donde dejarlos hasta la salida. Evidentemente, puedes dejarlos con toda tranquilidad aunque sean de Farrutx o Armani: en Occidente roban, en Oriente es muy raro incluso excepcional.

Casa japonesa

O bien, se dejan justo donde hay un escalón junto a los demás zapatos, barrera simbólica que separa la suciedad de la calle con el confortable y seguro interior. Cuando estuve allí visitando a una amiga de aquí (Lidia, profesora de español) unas chicas japonesas nos preguntaron sobre esta costumbre en Occidente: sabían que no se estila y se preguntaban porqué no, puesto que era una medida de higiene y respeto hacia la casa.

Les respondió que, aparte que aquí existe un elemento revolucionario llamado fregona (invento valenciano que no existe en muchísimos paises) y lavar el suelo no es una tarea de equilibristas como allí, nosotras encontrábamos anti-higiénico ponerse zapatillas (¿pensábais ir con las zapatillas bajo el brazo?) por donde habían pasado pares de pies antes que nosotras.

Se quedó con cara de póker, más blanca si cabe, y admitió que ni se le había ocurrido pensar tal cosa. Viajar es fascinante pero los destinos con cultura tan distinta a la nuestra lo hace toda una aventura de saber estar que completa la nuestra en conocimientos.

Foto | Foroanime
En Embelezzia | Comer correctamente el sushi, Qué NO hacer si te dan un obsequio en Japón

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir