Sigue a Trendencias

cierre desfile mcqueen

Tristemente, a veces los romances llegan a su fin. Aquel chico del que te enamoraste, ahora te deja indiferente y ya no quieres verle más. Aquella tendencia o aquella prenda que te enamoró, ya te ha dejado de gustar, estás cansada de ella y ya no te la quieres poner más. Las modas, como los romances, también se terminan.

En ocasiones, el flechazo es instantáneo. Al primer vistazo, supiste que querías ese hombre / esa falda para ti. Otras veces, te fue conquistando poco a poco, cita a cita, foto a foto. Al final llegó el amor, lo disfrutaste mientras duró, pero como dice la copla “se nos gastó el amor, de tanto usarlo“. Lo poco gusta, lo mucho cansa, y hay tendencias que de tanto verlas nos terminan saturando.

La moda tiene su ciclo

En realidad, nada está inventado. Los especialistas en marketing ven las modas y las tendencias con un ciclo de vida de introducción (sólo las personas más vanguardistas la usan), crecimiento (poco a poco la gente va imitando a los trendsetters y copiando la tendencia), madurez (las ventas se nivelan, el mercado está saturado y ya la tendencia no es novedosa) y declive (ya nadie quiere utilizarla porque está pasada de moda).

ciclo vida moda

Cuando una tendencias está por todas partes nos encontramos ante el principio del fin. Así cíclicamente van y vuelven los pantalones pitillos y los pantalones anchos, los zapatos de punta estrecha y los zapatos de punta redonda, los colores oscuros y los claros…

Coco Chanel adivinó que los sombreros exagerados estaban a punto de pasar a la historia cuando se percató de que era totalmente imposible añadirles más plumas, más volumen, más adornos. Y triunfó con su pequeño y sencillo canotier.

En los años 60, las faldas se acortaban centímetro a centímetro cada temporada. Las minifaldas pasaron a ser microfaldas. Hasta que llegaron los años 70 y las faldas cayeron hasta el suelo. En realidad, para adivinar las tendencias no hace falta ninguna bola de cristal. Basta observar lo que está hasta en la sopa y girar hacia justo lo contrario.

Tras los exagerados, excesivos años 80, a la década de los 90 no le quedó más remedio que ser minimalista.

La red de redes

Internet ha acelerado este proceso que antes duraba años a un ritmo vertiginoso. En cuestión de semanas, si las bloggers empiezan a utlizar una tendencia, cada vez más gente querrá imitarlas, y las tiendas se apresurarán a venderla. Además, si antes los trendsetters provenían del mundo de la moda y las tendencias se extendían desde las grandes pasarelas de moda como París al resto del mundo, hoy en día, los diseñadores y coolhunters rastrean la calle y los blogs en busca de ideas. Todo es más fácil y rápido a golpe de ratón.

usuarios moda

Otro fenómeno relativamente nuevo es la convivencia de tendencias antagónicas de manera perfectamente amistosa. No puedo decir que sólo se llevan las faldas largas, porque con una corta se puede ir totalmente a la moda.

Jugando a gurú de la moda, vamos a darle la tarjeta de salida a algunas tendencias y la bienvenida a otras. Dentro de un tiempo veremos si valgo como vaticinadora de tendencias.

Tendencias a punto de ver la tarjeta roja

  • Las bailarinas. Lo siento por Prettyballerinas, pero hay una saturación de bailarinas en todas las tiendas. Pervivirán todavía, proque siempre hay gente que llega rezagada a las modas, pero hay otras alternativas mucho más a la moda.

bailarinas

  • Los bolsos satchel. He visto imitaciones de las carteras colegiales de Mulberry y de Proenza Schouler hasta en los chinos. Si hasta tu vecina del quinto tiene uno en versión plástico de Blanco, es que ya está pasado de moda.
  • Los zapatos de plataformas y tacones imposibles. Lo siento para muchas pero veo esta moda como algo de lo que se reirán nuestras hijas dentro de 20-25 años (por supuesto, justo dos años después se volverá a poner a la moda e irán corriendo a buscar unos). Si ya no pueden crecer más que los Lita de Jeffrey Campbell es que están acabados.

lita jeffrey campbell

Tendencias con futuro

  • Los slippers. Para identificar una tendencia que está a punto de explotar utilizo dos métodos. Antes no me gustaba y ahora sí. O la busco por las tiendas y no la encuentro. Eso me pasa con los slippers. Se los vi a una chica en un aeropuerto y me he obsesionado.

slippers tachuelas

  • Los vaqueros sin lavar. El proceso mecánico y químico que los pantalones vaqueros llevan para conseguir el efecto desgastado y roto, es antiecológico y antihumano. El lavado con arena provoca silicosis a los trabajadores del sector textil y pronto todas las marcas, como Target, tomarán medidas. Además, lo natural, lo original, es una megatendencia del estilo de vida de los últimos años, así que apuesta por los jeans con el teñido original.
  • Los años 60. Algún día pasaremos la crisis. Y llegará otra vez el optimismo, los buenos tiempos y el gastar alegremente. Y echaremos la vista atrás y nos fijaremos en la década más revolucionaria, más consumista de la historia, los años 60. Volverán las minis, los estampados Cuentame (del principio de la serie), la línea A y toda esa inspiración retro que tanto nos gusta y que ya se están encargando de subir a la pasarela Louis Vuitton y Prada en sus colecciones Otoño-Invierno 2012/2013.

estampado prada 60

Dentro de un tiempo, veremos mi capacidad de acierto. Tarde o temprano seguro que llegan, al fin y al cabo, todas las tendencias vuelven.

Fotos | El blog de Juan Hernández Aguirán
En Trendencias | La moda del instagram
En Trendencias | La sobreexposición de la moda en las redes sociales

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios