Síguenos

Olivia Palermo

No es que la chica se haya operado y que ahora luzca un pecho a lo Pamela Lee o un atractivo a lo Beyoncé o J.Lo. Simplemente me pareció un tanto catchy el título, pues la socialité neoyorkina mejor conocida por mezclar ropa de tres duros con otra de varios ceros en su precio escogió un look muy extremo para asistir a la fiesta posterior al estreno de la nueva cinta “Extraordinary Measures“.

Olivia escogió un vestido lady-like de Diane Von Furstenberg, aderezado con un impresionante estampado de lunares gigantes. Así, la diseñadora neoyorkina captó el savoir faire más latino con un toque chic de entreguerras. Sin embargo, Olivia se olvidó del moño en la cabeza de bailarina de mambo y lo sustituyó por una mezcla más ecléctica.

El vestido del a colección Crucero 2010 llevaba un chaleco de piel (espero sintético), muy Louis Vuitton, acinturado en color gris que le daba un toque menos monocromático al look, medias tupidas y sandalias. El bolsito de mano tipo sobre en color tabaco hacía juego ocn las tonalidades del chaleco y así se completaba un conjunto completamente moderno. Un buen conjunto, entre lo sofisticado y lo alternativo. Me gusta porque Olivia se olvidó de su estilo más pasteloso.

Foto | Red Carpet Fashion Awards

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios