Síguenos

Jil Sander

Jil Sander dentro. Jil Sander fuera. Diseñadora alemana tras su propia firma, diseñadora que no se siente a gusto con Patrizio Bertelli de Prada tras la compra de la firma por esta y diseñadora que se va. 2012 diseñadora que vuelve tras un período en el cual Raf Simons (ahora en Dior) cultivó muy bien la marca y su propia carrera. ¿Qué hay del presente tras este resumen en forma de telegrama? Hay una nueva colección otoño-invierno 2013/2014.

Jil Sander

La apatía que me genera la Semana de la Moda de Milán, con tantos Versace y Pucci de la vida, la contrarrestan firmas como Jil Sander o Prada (siempre innovando, de la forma que sea), por citar dos. Ahora, con la diseñadora alemana de vuelta, hay curiosidad por ver la nueva Jil Sander.

Jil Sander

Jil Sander

Como toda buena continuación (porque pese a que es su firma inicial, esta nueva etapa es una continuación del diseñador belga, cuyo listón está muy alto) Jil Sander marca su propio territorio y se olvida del último invierno de Simons, un invierno muy primaveral el de 2012, para convertirlo en un invierno más lógico en cuanto a tonalidades.

Jil Sander

Jil Sander

Hablamos de un invierno dominando una paleta de colores oscuros con el azul y el negro como esquemas claves sobre los que se van sumando otros como el amarillo y el naranja más intenso, mínimos toques de dorado o el gris, dejando al burdeos oscurecido en la retaguardia.

Jil Sander

Jil Sander

Jil Sander tiene en sus abrigos su característica más reconocible, abrigos convertidos en vestidos y por momentos el mismo proceso a la inversa. Abrigos donde la tendencia de las formas más amplias no es tan clara para el próximo invierno, incluso podríamos hablar de una colección entallada para lo que es Jil Sander, amante de los vestidos y abrigos en los que entrar por cuadruplicado.

Jil Sander

Jil Sander

Hay coqueteos con el tartán, puntos comunes con el Burberry Prorsum de Christopher Bailey y con el Jil Sander de siempre, como es lógico.

Jil Sander

Jil Sander

El cuero se introduce en este discurso en faldas y vestidos con claros pliegues, jugando a dar forma a unos cortes que caen a plomo hasta debajo de la rodilla.

Jil Sander ha vuelto, esta vez con menos sorpresas y detalles a alabar que en su pasada primavera-verano 2013 pero con una moda que sigue sin necesitar brillos para lucir sola.

Jil Sander Otoño-Invierno 2013/2014, el desfile completo

Ver galeria completa » Jil Sander Otoño-Invierno 2013/2014 (40 fotos)

En Trendencias | Semana de la Moda de Milán: Moschino, Versace, Etro & Cía. fueron las más aclamadas
En Trendencias | Giorgio Armani Otoño-Invierno 2013/2014 apuesta por la mujer Garçonne

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios